domingo, 29 de noviembre de 2009

CULT MOVIES: "VIDEODROME"

Estamos ante una película de culto, de esas de verdad. Pocas pelis de 1980, son de rabiosa actualidad hoy día. Digamos, que David Cronenberg se anticipó a muchas de las constantes vitales de la televisión de nuestros días. La historia de Max Renn (James Woods) es una pesadillesca y memorable incursión en esos mundos llenos de fabula e imaginación ("el placer de la carne") que tan bien se le dan al director de Cromosoma 3 (79). Mucho se ha hablado y comentado de esta sugestiva cinta. Puede gustar o no, pero nunca dejará indiferente al sufrido espectador. Comercialmente ya fue un fracaso en su día (algo común en las pelis de culto, pero sobretodo con las de su autor), pero es que a Cronenberg -una de mis mayores debilidades- eso del éxito... se la traía floja (y hablo en pasado porque tal vez haya cambiado el chip). Y es que no podemos hablar de la impresionante VIDEODROME (Videodrome, 1982) sin acentuar el nombre del genio canadiense. "Su" cine, es un genero en si mismo. Pocos directores hay, que arriesguen con cada trabajo y, al mismo tiempo, apuesten valientemente por propuestas sugestivas, siempre fieles a sus principios artísticos.
El mundo de Videodrome no se olvida facilmente. La obsesiva inquietud que sufre el personaje principal Max Renn (también aparece la rubiaza Deborah Harry, la Blondie que todos conocemos) al descubrir la existencia de un programa pirata de T.V. por cable compuesto por entero de sexo y violencia..., es trasladada a la pantalla por una serie de imagenes explosivas capaces de poseernos, como hace el programa original "Videodrome" con su víctima Max. Un buen ejemplo son las famosas secuencias, que perduran en la mente de todo aficionado, de un inconmensurable (se merece una entrada AtumbaAbierta ¡¡ya!!) James Woods besando unos enormes y carnosos labios rojo carmín que salen del televisor, hasta tragarselo literalmente en una escena llena de erotismo; o aquellas otras en las que Max introduce su mano en la abertura baginal de su barriga, para extraer o introducirse cosas... ¡Una autentica pasada!
Pero Videodrome es mucho mas que una serie de imagenes impactantes. Es un filme trasgresor y visionario, lleno de códigos y mensajes encriptados (mas bien subliminados), nada fácil para el "espectador medio", por lo que su valor todavía sera motivo de análisis para futuros entes generacionales...

jueves, 26 de noviembre de 2009

-MINUTOS MUSICALES: GALERIA REFINADA DE "GUITAR HEROS"

BO DYDDLEY pone ritmo de la jungla a un puñado de FOTOS de maestros de las seis cuerdas elegidos a tumba abierta para la ocasión. Como se suele decir en estos casos: no están todos los que son... Contrario a la elección en base al virtuosismo (para eso están las revistas tipo RollingStone o MelodyMaker), y como cada cual tiene sus gustos, sirva como pequeño homenage esta variada lista a desaparecidos como Nikki Sudden, Johnny Thunders, Link Wray, Buddy Holly, Rory Gallagher, Steve Ray Vaughan, Muddy Waters, Johnny Ramone o Eddie Cochran; ademas de reconocimiento para "hachas" del calibre de Ross "The Boss", Mick Collins, Tony Fate, Cyril Jordan... sin olvidar algunas de las leyendas vivas que no pararan hasta dejar de respirar: JJ Cale, Johnny Winter, Elliott Murphy, Dave Alvin, Chuck Berry... ¡¡GOD SAVE THE RIFF!! video

martes, 24 de noviembre de 2009

CULT MOVIES: UN HOMBRE LOBO AMERICANO EN LONDRES

American Werewolf in London. EE UU. 1981. D.: John Landis. G.: John Landis. I.: David Naughton, Griffin Dunne, Jenny Agutter y John Woodvine.
Hace dos décadas adolescentes de todo el mundo eran cautivados inteligentemente por un cine de terror divertido y entretinido a más no poder. John Landis ("Granujas a todo ritmo", "Desmadre a la americana", "En los límites de la realidad"...) estaba incluído entre aquellos Carpenters, Joe Dantes, Tobe Hoopers y tantos otros artesanos que sabían lo que se hacían, y lo que és más importante, sabían lo que querían.
El director nacido en Chicago acierta en "Un Hombre-Lobo..." al intruducir en la historia licántropa elementos de monster movie (la secuencia, casi al final, de la destrucción de Picadilly Circus es un buen ejemplo; por cierto, desternillante), cine de fantasmas (las apariciones "alucinógenas" de las victimas a lo largo del film), con un tratamiento hacia la comedia que resulta lo más acertado del filme (el momento en el Zoo, o en el cine porno... sin olvidar que el personaje del sargento de policía es un claro homenage a Peter Sellers). Todo aderezado de diálogos irónicos y brillantes, maquillajes y transformaciones perfectamente válidas a día de hoy (que le valdrían un Oscar) y una banda sonora moon-dancer para la ocasión, que verifica el buen gusto musical de Landis. La péli arranca con el tema "Blue Moon", en la versión más clásica de Bobby Vinton (también suena la de Sam Cooke), para en puntuales momentos deleitarnos con "Moondance" de Van Morrison (escena de la ducha y posterior "polvo años ochenta", tan añorados en el cine actual) y "Bad Moonrising" de la Creedence, para terminar otra vez con "Blue Moon" versión rocker con The Marcels.
Lo dicho, destronchante película para recordar. Apta para noches de luna llena... y receta idónea contra achaques de nostalgia ochentera. "La Obeja Degollada" es un buen pub para tomarte unas "pintas", pero recordad el consejo de la gente del pueblo: "No os acerquéis a los páramos..."

lunes, 23 de noviembre de 2009

-¡ESTO NO ES HOLLYWOOD!: OZPLOITATION AUSSIE

¿Qué sientes cuando descubres algo que no conocías, que te resulta revelador y te hace volver a recordar un cine que añorabas? ¿Cómo explicar el buen rato y lo mucho que flipé con el documental NOT QUITE HOLLYWOOD? Es que no tengo palabras... Este docu me sobrepasa. Si ya de por sí, soy exagerado (debido a mi entusiasmo), el filme de Mark Hartley lo es mucho más.
CULTURA DE AUTOCINE
Benditos años 70. Rebeldía en contínua ebullición. Libertad para hacer lo que te diera la gana. Y el cine, no iba a estar al margen de todo eso. Cine independiente y underground, de serie B, emergería rápidamente para darle a los jóvenes lo que estos querían. Hollywood y sus películas de género serían el espejo en el que se fijaría Tony Ginnane, el Roger Corman australiano, para crear una industria, de la nada más absoluta, que escandalizaría y sorprendería a partes iguales, a la audiencia de todo el mundo. Las películas -rodadas por directores como Brian Trenchard Smith- paridas al ritmo de AC/DC, serían mucho más raras, súcias, rápidas y... baratas, que el resto del cine visto hasta la fecha. Palabra de Tarantino, George Miller, y todo el elenco de productores, actores, directores, críticos, especialistas, vividores y demás invitados a semejante documento, que narran un sin fin de historias increíbles, anécdotas impagables (¡hasta muertes!), mientras nos muestran un catálogo de destripaciones, desnudos integrales, explosiones, violaciones, diálogos soeces, ultraviolencia, sexo, acción por un tubo, planos imposibles (y alucinógenos, surrealistas, como bien diría un extasiado Quentin Tarantino, ferviente adorador de la denominada Ozploitation), y toda una andanada de celebración por el género, qué no se ha vuelto a ver cosa semejante.
PELÍCULAS:
Peleas con canguros, comedias de paletos, orgías de la carne, asesinos comatosos, motoristas del infierno, naturaleza asesina, karatecas del desierto, jabalíes gigantes... La rareza, variedad, ingenuidad, y calidad (reconocida con el paso del tiempo) de títulos como: Brother (82); Patrick (78), que tendría remake italiano y estaba inspirada en "Psicosis"; la estupenda Long Weekend(78) también inspirada en Los Pájaros" de Hitchcock; Escondite Mortal; la "explosiva "The Survivor"(80); o la cojonuda road-movie-de terror Roadgames (Carretera Mortal), interpretada por los americanos Stacey Keach y Jamy Lee-Curtis, pasando por Mad Max (así hasta llegar a la magnífica Wolf Creeck -comentada en este blog-, heredera de aquéllas)... ejemplos más que suficientes y feacientes, de la grandeza de dicha industria, creada para el entretenimiento de una audiencia tan loca, cómo los tipos que las hacían.
REINAS DEL GRITO...
Reivindicar la belleza, y valentía (hoy pocas actrices se someterían a tales trabajos), de los rostros femeninos que dieron glamour a toda esta historia, es algo obligado. La maciza Lynda Stoner, la sexy Glory Anmen, la peligrosa Abigail, la recauchutada Cheryl Roxe, Rebecca Guilling, Deborah Gray, y demás "chicas Dundee" que aparecen (y resplandecen) a lo largo del documental y en cada fotograma rodado por estos pirados aussies. El éxito de este cine de explotación no hubiese sido el mismo, de no estar ellas para abrillantarlo.
La cosa no acaba aquí. Pero será mejor que descubras por ti mísmo, quién fue Grant Page, qué significó Stone, cómo llegaron a parar viejas glorias americanas al reparto de los filmes, o por qué la cultura de autocine y el género australiano de serie B, deslumbró como lo hizo.

viernes, 20 de noviembre de 2009

-BURLESQUE A GO GO...

El clásico "Going up the country" de Canned Heat, revisionado acojonantemente por Kitty, Daisy & Lewis. Música retro y coctelera vintage. Bettie Page, Tempest Storm, Lili St. Cyr, ... y algunas más. ¡¡Burlesque para relamerse!! video

martes, 17 de noviembre de 2009

-REBELDES DE PUPITRE: "CURSO 1984"

Siguiendo con el repaso al cine de "aulas" y a las típicas producciones sobre el genero, toca hablaros hoy de uno de sus títulos mas polémicos y violentos:CURSO 1984 (Mark L. Lester, 1982); heredero de aquel "Semilla de Maldad" (Richard Brooks, 1957) que ya en su día causara cierta polémica debido a que no dejaba en buen lugar la imagen de la enseñanza estadounidense. El filme de Mark Lester, habitual de la serie B "made in USA", ambientado un par de años en el futuro, triplica la violencia de aquella en una linea más urbanita y delincuente. Protagonizada por jóvenes punkies que trafican con drogas, cuenta la venganza que estos "bad boys" llevan a cabo contra un profesor que les había denunciado por dicho consumo y venta de estupefacientes; el profesor, a su vez, no va dejar intimidarse por sus alumnos. Años después aparecería un titulo similar, pero mas suavizado y mucho menos macarra, protagonizado por James Belushi, "El Rector"(1987).
Hoy se ve muy desfasada pero un servidor no puede dejar de pensar en el revuelto que ocasiono dicha cinta nada mas pisar las estanterías del videoclub del pueblo. Debió ser el VHS mas alquilado de aquel año de 1983, todo un boom. Había hostias por alquilarla. Solíamos reunirnos en grupo a verla(impactante la escena final del descuartizamiento),y ni que decir, que estéticamente causo furor entre nuestras impresionables mentes adolescentes. Entre el reparto destacar al secundario de lujo Roddy McDowall ("Noche de Miedo"). No estaría nada mal que alguien como Wes Craven abordara un remake de Curso 1984 como es debido.

domingo, 15 de noviembre de 2009

-CARMEN MIRANDA. I LIKE THE "BANANAS"

María do Carmo Miranda da Cunha -nacida en Portugal, emigrada a Brasil- fue durante los años 40 y gran parte de los 50 una de las mujeres mas famosas del mundillo del espectáculo a nivel planetario. Con su simpatía, su independencia personal y económica, su picardía, su discurso cargado de palabrotas malsonantes impropias de una señorita, y su enorme talento, Carmen no solo se ganó el calificativo de "la mas importante cantante brasileña" (la apodarían la Pequena Notavel) sino que era el espejo en el que muchas mujeres, ricas y pobres, gustarían de mirarse. Con un ritmo frenético de trabajo o lo que es lo mismo, diversión, va cogiendo fama gracias a su potencial artístico y a la "marcha" que imprimía a cada tema que cantaba. "Moloque Indigesto", "Camisa Listada", "Recadinho de Papai Noel", "Na Butacada da Vida", "Sapateia no Chao", "Balance"... -y así hasta completar mas de 130 discos en 10 años- llegaron a ser tan populares como los trajes que se mandaba (ella los llamaba disfraces de bahiana). Todas las personalidades que pasaban por Rio quedaban fascinados con sus shows (Tyrone Power entre ellas) y cuando un productor teatral de Broadway la vio en 1939 inmediatamente encaminó su carrera rumbo a los Estados Unidos de América.

"Comprobaran que principalmente soy cantante y tengo ritmo". Así de guasona de presento Carmen Miranda a la prensa americana nada mas bajarse del trasatlántico Uruguay. En una sola noche ya era la nueva sensación de la ciudad, eclipsando a los famosos Abbot y Costello que también participaban en el espectáculo (¡¡en sus primeras 8 semanas actuaría diariamente¡¡). Comienza a aparecer en periódicos, revistas, radios y televisiones de EEUU encandilando con su simpatia, sus espectaculares joyas y vestidos, sus turbantes (el de frutas tropicales era la polla), sus zapatos, su exotismo y ese peculiar acento a la hora de hablar en ingles. Tal es su éxito que sera invitada a la Casa Blanca para celebrar el 7 año de mandato del presidente Roosevelt. La industria del cine, Hollywood, no tardara en echarle las redes, rodando su primera película para la 20th Century Fox, "Down Argentine Way" (que curiosamente esta ambientada en Argentina pero debido a lo ofensivo de su argumento fue prohibida en aquel país); siendo "Copacabana"(1947) al lado de Groucho Marx su titulo mas sonado. El frenético ritmo de trabajo al que es sometida por su manager, amo, y señor Lee Shubert (un pájaro de cuidado), hace que comience su idilio con la Benzedrina. En 1946 gracias a sus pelis, espectaculos y actuaciones, Carmen era la mujer que mas impuestos pagaba en USA, tan solo superada por 36 hombres.

Estar borracha, no llevar bragas, yacer con una nínfula, disfrutar con una felación en el asiento trasero de un coche, inyectarse heroína, Demerol, o tener una botella de refresco alojada en cualquier cavidad de su cuerpo no eran comportamientos apropiados para las estrellas de Hollywood, menos a ojos de Edward Hoover o el FBI (si lo era, obtener gratis de los Estudios drogas y medicamentos que hasta entregaban a domicilio). Su adicción a los opiáceos inyectables, unida a su nueva afición a la bebida, su fracaso matrimonial, y el poco éxito de su carrera cinematográfica la llevan a pasar por varias clínicas de desintoxicación y hospitales mentales donde seria tratada con electroshocks al mejor estilo de 1953 (y si no que se lo digan a Frances Farmer): sin anestesia, sin relajantes musculares, sin monitores cardiacos o pulmonares y con una intensidad de 110 voltios, ¡toma ya!. Su calvario termináis en 1955 en Los Angeles, su cuerpo embalsamado seria trasladado a Rio y sesenta mil personas desfilarían por su capilla ardiente y cerca de un millón empanarían el féretro hasta el cementerio.

Donde ella estuviese... todas las miradas acaparaban su atención. Mujeres así de exageradas, como Carmen, ya no suelen nacer. Carmen Miranda devoró la vida como devoró a los hombres. Con ritmo. Con clase. Demasiada clase.

viernes, 13 de noviembre de 2009

-MOON. ALUCINACIONES ESPACIALES PARA EL NUEVO MILENIO

Gracias a Dios (no se me ocurre ningún otro al que dárselas, a no ser a David Bowie... pero sigamos) por esta IMPRESIONANTE pelicula. MOON (Duncan Jones, 2009) es lo que un servidor echaba de menos en cuanto a filmes de Ciencia Ficción, pura y dura. Fiel al genero por el que transita (lógicamente 2001 de Kubrick es un referente obligado, no solo para ésta sino para cualquier peli de C.F. que se precie, añadiendo a la lista aquella pequeña joya que fue "Atmosfera Cero" de Peter Hyams). El guión es superoriginal y nada convencional para lo que nos tienen acostumbrados las ultimas peliculas de dicho genero (en esto coincide con la estupenda Los Cronocrimenes, las dos de lo mejor de la Sci-Fi en años y sin necesidad de gastarse millones en efectos especiales), aportando su joven director un nuevo enfoque en cuanto a lo que nos espera de aquí en adelante como especie humana. Un viaje lleno de "alucinaciones", que no tienen nada de alucinantes.
Esta densa historia, casi de serie B, (como las que nos tenían acostumbrados en los años 60 y 70, películas como "Naves Misteriosas", tanto en pasión como estética) nace de la pasión que Duncan Jones tenia de crió por el espacio, algo lógico cuando descubres que el debutante director es hijo del "extraterrestre" David Bowie, por lo que enseguida te viene a la mente su fantástico tema Space Oddity (en el que un Ziggy Stardust, en su derive espacial, solo alcanza a ver la Tierra del color azul... al igual que nuestro protagonista en MOON Sam Rockwell, la contempla desde su base lunar).
Estamos además, ante una obra que retrata el aislamiento humano como pocas. El papel de Rockwell es quizás el mejor de su carrera ("Confesiones de una mente peligrosa", puede ser otro) y la péli és, en definitiva, entretenida, emocionante y visionaria. UN DIEZ. (Me entero que fue la gran triunfadora en Sitges'09, mejor peli, guion y actor, y no me sorprende...)

miércoles, 11 de noviembre de 2009

-DEPRISA, DEPRISA. Cine quinquiexploitation

Durante la segunda mitad de los 70 y primeros 80, el cine español produjo una serie de películas de temática violenta, protagonizada por adolescentes drogadictos, pandillas callejeras y atracadores de sucursales bancarias, y que llegarían a formar un (sub)género en si mismo, el "cine de quinquis". Un fenómeno irrepetible dentro del cine español, del que forman parte títulos tan macarras e inolvidables como los dirigidos por José Antonio de la Loma: "Perros Callejeros" (77), "Perros Callejeros II" (79), "Yo, el Vaquilla"(85), "Los Últimos Golpes del Torete"(80); o los de Eloy de la Iglesia: "Colegas"(82), "Navajeros"(80), "El Pico"(83)... Protagonizados todos por actores NO profesionales, que acabarían sus días como los personajes que interpretaban: acribillados por los "maderos", muertos por sobredosis de heroína o encarcelados de por vida. De todos esos títulos me quedo con DEPRISA, DEPRISA (1981). Historia de amor gamberro dirigida por Carlos Saura, que se apuntaba así, al carro del "cine quinqui" aprovechando el tirón que cosechaba el genero entre nuestros renacidos, libres y demócratas compatriotas (sic).
Trasunto de blaxploitation a la española, el filme no arranca, en este caso, con unos negratas en cadillac por las calles del Bronx esnifando coca y escuchando a Curtis Mayfield... Si no que lo hace al ritmo que marcan Los Chunguitos de "Ay, que dolor", mientras Pablo y El Meca puentean un Seat 131, para perpetrar sus fechorias. Porro tras porro, esnifando caballo, quemando llantas, pegando palos y soltando perlas del tipo: "¡Agua, los Maderos!"..."las armas las carga el diablo"... y lindeces por el estilo.
Sin duda estamos ante una película notable, más seria de lo que cabría esperar. Un Demonio de las Armas patrio. O sea, serie B cañí de la buena.

lunes, 9 de noviembre de 2009

- NO ES DIVERTIDO CUANDO SABES QUE VAS A MORIR JOVEN.

STIV BATORS, de estar vivo, cumpliría el pasado 22 de Octubre 60 tacos. A los que desconozcan la importancia del "chico muerto" dentro del rock&roll, decirles que no poseía una gran voz (según muchos eruditos) pero encima de un escenario pocos podían hacerle sombra. Digamos que seria el hijo bastardo de Iggy Pop. El alumno aventajado de la Iguana, según la leyenda fue Stiv quien le pasó aquel bote de mantequilla de cacahuete durante un bolo de los Stooges antes de que Iggy caminase sobre la muchedumbre, decidiría ser estrella del rock precisamente tras ver un show de los de Detroit. Y bien que lo conseguiría...
Con su primera banda los Dead Boys, sentaron cátedra dentro del punk-rock neoyorquino. Fueron muchas noches las que incendiarían el mítico CBGB al lado de los Ramones o los Heartbreakers, pero el concierto que quedaría en la mente de unos pocos privilegiados y que todavía hoy es recordado como uno de los momentos clave en la historia de tan emblemático garito fue el que dieron con los británicos The Damned (en aquel bolo conocería a Brian James, con el que años despues formaria The Lords of New Church). Dos estupendos discos fueron el legado de los de Cleveland "Young, Loud and Snotty" (Sire Records, 1977) y "We have come for your Children"(Sire, 1978), con surcos tan maravillosos como It ain't fun, Sonic Reducer, I don't wanna be a catholic boy... Música celestial.
Tras la separación de los Dead quiso probar fortuna en solitario, y dar un giro a su imagen de chico malo y punkarra (así como probar otros registros). Eligió Los Ángeles como morada para sacar un disco titulado "Disconnected" (78) una joya del punk-pop (eran los años del incipiente power pop) escuchar sino la preciosa The last year en la que rinde homenage a Sid Vicius.
En 1981 decide trasladarse a Inglaterra, donde tan bien lo acogieran cuando estuvo de gira con los Dead Boys. Con Dave Treguna (Sham 69) forma los Wanderers y fabrican uno de esos grandes discos olvidados del rock&roll. Acto seguido junto con los citados Brian James(guitarra) y Dave Treguna (bajo), secundado a la bateria por Nick Turner (Barracudas), funda The Lords Of A New Church. El grupo alcanzaria cierta fama gracias a temazos como "Russian Roulette" (y el punk siniestro tendria un nuevo abanderado) pero serian sus apocalipticos shows los que harian que miles de seguidores abarrotaran sus directos. Stiv era un puto animal en vivo. Solia darlo todo encima de las tablas. En muchas ocasiones acababa en la enfermeria, autolesionado. En una ocasion estuvo un minuto con el corazon parado, tuvieron que reanimarle tras haberse ahorcado con el cable del micro, en un ejercicio que habia realizado cientos de veces con anterioridad...hasta esa noche. Tras tres Lps, Stiv disolveria a toda la banda ¡¡en directo!! ante la sorpresa del resto del grupo, tras enterarse de que habian puesto un anuncio a sus espaldas buscando un nuevo cantante. (Ellos no sabian que Bators lo habia leido).
Un dia, mientras encendia un cigarrillo en la acera, un coche lo atropello. Cansado de esperar al doctor en el hospital, decidio irse a su casa. Nunca se levantaria. En ciernes dejo un proyecto inacabado: su colaboracion con Dee Dee y Johnny Thunders en un supergrupo "Las Putas de Babylonia" (THE WHORES OF BABYLON). 40 años contaba. Dios le tenga en su gloria.

sábado, 7 de noviembre de 2009

-LA PLUMA ELÉCTRICA DE... NICK CAVE: "La muerte de Bunny Munro"

Que Nick Cueva es un personaje que gusta mucho en esta casa (véase) no es ningún secreto. Tanto en su carrera musical, profunda y visceral liderando a los Bad Seeds, como en sus pinitos en el cine como actor o guionista (recordad su estupendo guión para The Proposition) o en su faceta de novelista canalla ("Y el asno vio al ángel"), el cuervo negro australiano es siempre un hombre a seguir.
Veinte años ha tardado el oscuro crooner en lanzar su segunda novela: LA MUERTE DE BUNNY MUNRO (Papel de Liar, 2009). Otro descenso a las catacumbas de las emociones humanas, que narra la historia de un adúltero y misógino vendedor de cosmética obsesionado con Avril Lavigne (personaje real, cantante canadiense de pop-punki y diseñadora de ropa) que encontrará la redención -uno de los temas predilectos del autor- en el amor de su hijo. Cave no es un grande de la literatura pero sabe entretenernos con una comedia anti heroica, escrita si quieres, entre el Cormac McCarthy de "La Carretera" (véase) y el Irvine Welsh de "Escoria". A resaltar la maravillosa fotografía de la tapa del libro en la edición española (un cuadro en realidad, aunque no recuerdo el autor). De ponerle algún pero, achacaríamos, que introdujese esos nombres de famosillos del mundillo pop de MTV, quizá buscando ampliar su mercado de lectores, en vez de otros que sonasen mejor a sus fans de toda la vida.
En la senda de rockeros como Cave, que se han atrevido a novelar historias, destacan personalidades como Elliot Murphy: "Frio y Electrico" (Edi. Clip); o Billy Childish: "Notebooks of a naked youth" (entre otros lumbreras como Dylan, Patti Smith, Leonard Cohen...). Musicoescritores de los que ya nos ocuparemos a su debido tiempo...

jueves, 5 de noviembre de 2009

-DEVIL DOGS

Disfrutar de los DEVIL DOGS resulta siempre una "terapia de choque" contra la mayoria de grupos prefabricados y camelos que pueblan las listas de punk y rock'n'roll. Estos chicos serían no aptos para horarios de máxima audiencia. Demasiado rápidos. Demasiado poderosos. Demasiado trepidantes. Y a la vez, demasiado sutiles. De esas especies en peligro de extinción.
No son pose o simple postureo, son la actitud y el referente para todas aquellos bandas aspirantes a rockear de verdad. Los neoyorquinos arrasan en escena como lo hacían Ramones, Dictators, New York Dolls, Dead Boys y demás cacíques del punk.
Su autenticidad -y la prueba de que Andy Gortler (guitarra) y Steve Baise (bajo) sabían lo que querían desde que arrancaran con el combo allá por 1988 (desecharían ofertas de sellos como Capitol, Warner, Epic...)-, no sólo está en lo sorprendente de sus influencias (desde Fun Things, 13th Floor Elevators a todo el punk de los 70's, pasando por tipos como Freddy Cannon) sino en rodearse de personalidades con una reputación labrada a pulso: Billy Childish (fundador de Mighty Caesars, Milkshakes, Headcoaters...), inframúsico británico que compuso tres de sus primeras canciones cuando éste giraba con los Caesars por New York y se conocieron en un seminario muy particular "Seminario de Mala Música", organizado casualmente por Crypt Records. Mítico sello que nos lleva a uno de los gurús de la música underground americana: Tim Warren, que quedaría prendado del trio chalado de punkrockers y (nos) les daría la oportunidad de que su música fuese escuchada por miles de rockeros en todo el globo terráqueo grácias a su fantástico sello discográfico. Su círculo de amistades no estaría completo sin el buenazo de Mike Mariconda(actualmente con los Raunch Hands), su afamado productor. Un tipo que toca además la guitarra como los dioses, de ahí que tuviera su oportunidad actuando con los Dogs cuando el grupete decidiera pasar de trio a cuarteto.
Todo el material sónico grabado por esta gran banda, resulta altamente recomendable. Pero si hay un disco que defina a la perfección la grandeza de la música que proclaman , este sería sin lugar a dudas SATURDAY NIGHT FEVER (1994. Crypt Records) -precioso título- Una bomba de rologería que te explotará en la puta cara desde el mismo instante en que suenen los primeros acordes de "Big Fuckin Party", un buen ejemplo, y muy explícito, de lo que te espera si continuas hasta el final...
Si no te gustan los Devil Dogs, sólo puedo decir una cosa: ¡Que te jodan!. (Algo parecido te soltarían éllos...)

martes, 3 de noviembre de 2009

-EL CINE VA A LA ESCUELA: IF..., de Lindsay Anderson

Dejando de lado cosas como El Club de los Poetas Muertos, el "cine de aulas" nos ha dejado algún que otro título de culto como bien irémos repasando en futuras entregas...
Ayuden a la Casa y la Casa les ayudará...
If... (Lindsay Anderson. 1968) bien podría ser una sátira(de vanguardia) sobre dicho género, aplicable al sistema educativo, la guerra, el deber, el orgullo nacional... y en definitiva al estudio negativo del ser humano que tanto y tan bien se le daba al cine inglés de aquella época -a fantásticos ejemplos me remito: "El Juego de la Guerra"(Peter Watkins. 1965), o "El Señor de las Moscas"(Peter Brook. 1963)- secundadas por una literatura a la par, al igual que el film a tratar (inspirado en la novela de David Sherwin The Crusaders). Pero SI tomamos La Naranja Mecánica (algo inevitable teniendo en cuenta que es Malcom McDowell el protagonista de ambas, teniendo en If... un entrenamiento perfecto para su posterior personaje ultraviolento en la de Kubrick, y que las dos fueron prohibidas largo tiempo en diversos países -incluido el nuestro- por incitar a la rebelión) como cine de ciencia-ficción otro tanto deberíamos pensar (a mi entender) de If... Que además de tener los típicos sketchs de toda péli estudiantil que se precie (novatos, trastadas de los veteranos, rectores, profesores y celadores autoritarios, la chica del bar, (homo)sexualidad latente...) no es difícil encontrar o imaginarse en élla un mensaje futurista (como ayuda el que esté hecha en varios actos, utilizando el blanco y negro para según qué imágenes, el mensaje apocalíptico del filme o la deshumanización del individuo en si mísma). ¿Os acordáis de aquella estupenda novela de George Orwell y también péli, 1984 ? Pues imagináros If... cómo una metáfora de la misma: Régimen Totalitarista, Represivo y Tirano que castiga la individualidad, degrada al ser humano y lava su cerebro en bien de un futuro mejor, aquí representado por la Escuela, la Clase, el Collage... Ante semejante panorama no queda otra opción (si se diera el valor suficiente) que la RESISTENCIA. La Rebelión. EL por así llamarlo Juego de la Guerra (que tan bien nos han enseñado...)
.... Y si lo tuyo no es pensar en ir haciendo la revolución (o te ves falto de imaginación) tal vez te decidas por la soberbia ZERO DE CONDUITE (Francia. Jean Vigo, 1933) al fin y al cabo fue la fuente de inspiración de Lindsay Anderson (El Ingenuo Salvaje, 1963) para rodar If...

domingo, 1 de noviembre de 2009

-¿VIVO DESPIERTO O EN UN SUEÑO?... THE SKY CRAWLERS

Mamoru Oshii -creador de uno de los artilúgios más complejos y enigmáticos del animé: Ghost In The Shell- ha eyaculado otra monumental película que lleva por título THE SKY CRAWLERS. Un motivo más, para volver a intentar penetrar en el universo laberintico lleno de misticismo, religión, muerte, venganza, sacrificio y revelaciones de uno de los más inquietantes y discutidos creadores del cine de animación japonés.
Si en Ghost In... subyacían las influencias de Fhilip K. Dick y el Ridley Scott de Blade Runner, en esta última afloran las diferentes lecturas que bien podrían ofrecernos filmes "serios" como Stalker (Tarkovski, 1979) o 2001: Una Odisea En El Espacio (Kubrick, 1968), en cuanto a la complejidad narrativa de ambas. Ciencia Ficción de la buena. Sesuda.
Aparentemente sencilla, la péli está llena de poética y sentimientos. Tanto los personajes y sus relaciones, están ejemplarmente trenzados. Basta con las miradas y los pequeños detalles (aquella cerilla apagada en el suelo...) para que Oshii nos lleve más allá de las imágenes, insinuándo mucho más de lo que muestra (Arte que ha perdido "el Otro cine").
¿De qué va?... Pues estoy seguro que cada uno tendrá su pequeña y particular visión de la historia. En apariencia narra la historia de unos pilotos-niño que se han negado a envejecer, en un mundo gobernado por adultos... Y ahí es donde termina cualquier comprensión y empiezan esas diferentes lecturas de que os hablaba. Película de una madurez asombrosa, artesanalmente cuídada hasta el más mínimo detalle (ej.: el papel que adornan las paredes de cada habitación; cómo dobla el periódico uno de los pilotos, etc., etc.) y con unas realistas batallas aéreas que quitan el aliento. Oshii nos brinda una Obra Maestra melancólica que ya forma parte del mejor cine de todos los tiempos, ya séa animado o no.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...