viernes, 31 de diciembre de 2010

-COSMIC PSYCHOS. Garrulos aborígenes sibaritas del punk cervezero.

Tremendos desde el surco, grandiosos encima de las tablas. Gracias a un chivatazo, hace unos cuantos años tuve el honor de presenciar un bolo suyo en la sala La Iguana de Vigo. Hacía poco que había muerto el guitarrista original y para esa gira europea les acompañaba el mismísimo Mike Mariconda (actualmente Mad Macka, ex-Onyas, está con éllos) , y ni que decir, que ha sido una de las experiencias más salvajemente crontoladas que un menda ha experimentado nunca. Puro rock&roll sudoroso, de los de resacón permanente, y tan directo, como una patada en la entrepierna. Ni que decir que me encantó un grupo que desconocía, y que todavía me retumban los oídos cada vez que hecho la vista atrás para recordar grandes noches de rock&roll. Estos pedazos de animales, de músicos tremendos, que más bien parecen camioneros o leñadores antes que estrellas del punk, fue la razón de que me sumergiera en un terreno que hasta ese momento me era ajeno: la escena del punk-rock australiano. Y vaya si se lo agradezco. A un combate entre todas esas grandes bandas australianas (Bored!; Podwer Monkeys; Saints; Scientists;...), sin duda alguna los COSMIC PSYCHOS estarían en lo más alto del podio. Música que suena a gloria. Ramones y Motorhead enganchados como perros fornicando. ¡La puta reostia! Escucha si no los temazos "Lost cause" o "Pub", incluídos en este Go The Hack (89), y ya me contarás. Material de primerísima clase (al igual que Down On The Farm (85), Slave To The Grave (89)..) Un millón de birras después todavía siguen al pie del cañón.

martes, 28 de diciembre de 2010

PERVERT!: NUDI Y VIOLENTA , COMO LAS DEL TÍO RUSS

-PERVERT! (Jonathan Yudis, 2005). A los que añoramos las divertidas y gamberras películas del maestro Russ Meyer, un film como Pervert! nos sabe a gloria. Más que una copia descarada de films meyeranos como Megavixens (Up!); Motor Psycho; Cherry, Harry & Raquel; Pussycat! Kill, Kill!..., Pervert! nace con la intención de rendido homenaje a todas ésas y demás películas del gran cineasta americano, extensible a los viejos films de explotación -aquellos que servían en sesión doble en autocines y a los que Tarantino también rendiría homenaje en Grindhouse- todo aderezado sutilmente con un toque de infantil humor gore. Nudi-Serie B de rechupete listo para ser devorado por desgraciados lechoncitos como nosotros. Hembras modelo debidamente recauchutadas elegidas para la ocasión ¿qué más se puede pedir? ¡Muerte a la silicona! Pueden tildarla de perversa, absurda, desechable, o de una broma (de buen gusto), todo depende de como hustedes se la tomen. Si fuese por el que suscribe, agradables locuras como esta se estrenarían cada viernes en el obsoleto cine de mi pueblo. Nadie es perfecto...

domingo, 26 de diciembre de 2010

ROCK MOVIE: "RUDE BOY"

RUDE BOY (Jack Hazan y David Mingay, 1980) G.B.; I.: Ray Ganges y The Clash al completo. -Qué extraño se me hace ver a esta película nominada para el Oso de Oro en el trigésimo aniversario del festival de Berlín (además de ganar algún que otro premio por ahí). No hay un solo actor de verdad, no existe guión alguno por ninguna parte, es un film de facturación jodidamente independiente, apolítico y antisocial, rodado de manera documental, que muy poca gente tuvo ocasión de ver en su momento (el film fue grabado a finales del 78 y principios del 79 aunque se estrenó en 1980, el DVD sería relanzado en U.K en 2003 con jugosos extras) y en el que suena furioso, peligroso, y libertador punk rock. No me malinterpretéis, mi asombro viene porque una película como esta dificilmente sería tomada en serio hoy día, mucho menos en un festival de relumbrón, lo que da que pensar en lo mucho que hemos perdido culturalmente. El estilo de este, si queréis llamarlo rockumental, es una traslación al Soho y las calles londinenses del ambiente y planteamiento de aquellas películas subterráneas filmadas en Jamaica en los 70s (Rockers y The Harder they Come), a las que reivindican en todo momento los responsables de RUDE BOY. Ska, Soul, Reggae... Música de raíces que tan acertadamente mamaron los grupos punk de la época, entre ellos, los que mejor supiron adaptar dichos sonidos negratas: los CLASH, superbanda donde las haya. La escusa del metraje es seguir al personaje central, -un Ray Ganges al que se le auguraba un porvenir como actor pero que no volvería a rodar una peli más-, desde el sex-shop en el que trabaja y el tugurio en el que vive hasta que llega a convertirse en roadie de Joe Strummer y compañia. Entre medias, cuestionando y protestando, nos paseamos por un paisaje de revueltas raciales, el jodido Frente Nacional, arrestos policiales (especialmente surrealista el arresto de Simonon y Chimes por disparar a unas palomas desde un tejado), enfrentamientos callejeros aquí y allá... y lo mejor de todo: un legado de canciones atemporales por parte de unos jovencísimos The Clash. La cinta contiene imágenes impagables del (mini)concierto que dieron los Clash en el "Rock Contra el Racismo" en un abarrotadísimo Parque Victoria en Londres (el cantante de Sham 69, Jimmy Pursey, les acompaña en "White Riot") y de diversos bolos de su gira por el Reino Unido como en el Apollo, de Glasgow, o el Barbarellas en Birmingham, donde tocan la estupenda versión de Marvin Junnior y Lee Scratch Perry "Police & Thieves", así como ensallos y grabaciones de estudio de cuando estaban grabando el album Give 'Em Enough Rope. Lo dicho, una pequeña joya para disfrute personal del más bailongo y tumbero de los lectores.

jueves, 23 de diciembre de 2010

-el rincón del pinchadiscos: "FASTER PUSSYCAT" (ídem, 1987)

No entiendo como en ciertos sectores de la critica rock, nunca se haya tratado con el respeto que se merece a todo aquel rollo del sleazy rock o glam rock surgido en Los Angeles a raiz del "Apetite for destruction" de los Guns N' Roses, -y del también primer álbum de los L.A. Guns-, y al que se apuntarían montones de grupos que seguían la estela de éxito iniciada por Motley Crüe o Aerosmith. Tal vez fuese por aquellos pañuelos en la cabeza, sombreros y botas de cawboys o por las toneladas de maquillaje mal puesto... porque si de música rock hablamos muchas de ésas bandas de melenudos enlacados ofrecían lo que se le presupone a toda banda de rock'n'roll: actitud, buenos temas, potencia y diversión; y lo que es más importante, seguir la tradición rockera de gente como New York Dolls o Hanoi Rocks, que intentaron devolver -al rock'n'roll más sucio y glamouroso- a la primera línea mundial. Y de entre todas esas bandas, surgieron los FASTER PUSSYCAT. Su primer trabajo, lanzado con el sello Elektra en 1987, sería toda una declaración de esos mismos principios (ni que decir que el disco no vendió una mierda). Un album que destila diversión y buenas vibraciones por todos los surcos. El disco abre con "Don't change that song", y son la voz desgarrada de Taime Down (un cruce desquiciado entre Michael Monroe y Bon Scott), y las guitarras afiladas y riffs stonianos de Brent Muscat y Greg Steele -arropados en todo momento por Eric Stacy y Mark Michas al bajo y la batería respectivamente-, los que a través de 36 minutos nos llevan de fiesta con su rock&roll barriobajero de sucio voltaje. Imposible no mover el esqueleto con la tremenda "Bathroom wall", elegida para ser el primer single, y para la cual se llegó a grabar un videoclip dirigido ni más ni menos que por el mismísimo Russ Meyer (no es difícil adivinar que el nombre del grupo angelino viene a ser un homenaje a su persona). Podríamos seguir... "Cathouse", la no menos impactante "Babylon" (versioneada años después por Backyard Babies)... Un debut de calidad, que no tendría continuidad en los dos discos posteriores de la banda. Vamos, que el disco ya es un clásico de toda aquella escena surgida en California a finales de los 80. Discos y sonidos que inspirarían a principios del nuevo siglo a fugazes y fantásticas bandas como Toilet Boys, Black Halos, Blackyard Babies (los de "Total 13") o los neoyorquinos D-Generation. En definitiva, rock para pincharlo, bailarlo y disfrutarlo.

martes, 21 de diciembre de 2010

REPASANDO EL FANTÁSTICO ESPAÑOL: "INTACTO"

No soy de los que comparten ese actual optimismo, que parece reinar en la mayoria, respecto al nuevo resurgir del fantástico patrio. El tiempo dirá si asistimos a una recuperación o se trata de un espejismo. Lo que sí parece existir, es una clara voluntad por parte de sus directores de dejar atrás el cine fantástico español tipico de los años 70. Y en eso estamos. Desde AtumbaAbierta seguimos repasando algunos de esos titulos, claves y a contracorriente, que merecen la pena ser recordados. -INTACTO (España, 2001). D.: Juan Carlos Fresnadillo. I.: Eusebio Poncela, Max von Sydow, Leonardo Sbaraglia y Mónica López. Nadie mejor que Carlos Aguilar -crítico de cine, y de ese "otro cine", que a tantos nos encanta-, para explicar en pocas palabras el fenómeno que tenemos entre manos: "El film es una fábula acerca de la manipulación de la suerte ajena y el valor de la propia. Inquietante y obsesiva, que bebe por igual del thriller abstracto y el fantastique de autor. Sugestiva y sugerente, tan precisa como abierta, siempre asombrosa y con raro respeto por la inteligencia y sensibilidad del espectador. Consuma la audaz sofisticación del planteamiento hasta el punto de que, por todos los conceptos, brilla como una de las mejores operas primas españolas del siglo; Un título sobresaliente, y muy especial, en el cine nacional contemporáneo". Dicho ésto, por un erudito en la materia, al cual admiro, aunque no siempre coincidímos (no es éste el caso), hay poco más que un servidor pueda añadir ante tan acertadas líneas. Si la idea de Fresnadillo era desprenderse de ese complejo de inferioridad que parece atenazar a nuestro cine, respecto a hollywoodienses proyectos de calado similar, a buena fé que lo ha conseguido. El guión -con la premisa de la suerte como un don divino al servicio de unos pocos- recuerda a la coetánea y también admirable "El Protegido", al tiempo que aporta su propia originalidad en un ejercício al alcance de pocos directores. Dioses del Azar, Buscavidas, apuestas clandestinas, Galería de personajes con reverso tenebroso, Ritos de iniciación, paisajes volcánicos, angostos corredores y pasillos, tutores vengativos y un look abtracto que saca partido a todo un submundo mefistofélico en el que prima en todo momento la contención. Añadir las estupendas interpretaciones de Max von Sydow (Sam), superviviente de los campos de exterminio nazis, Eduardo Poncela (Federico), que tiene el poder de arrebatar la suerte a quienes le rodean, y del "iniciado" Leonardo Sbaraglia (Tomás), el único superviviente de un accidente aéreo y el que parece ser un peón en todo esta trama de venganzas, fortuna y juegos clandestinos.

sábado, 18 de diciembre de 2010

VALERIE LEON. Dama para todo (Hammer, Bond y Pink Panther girl)

Secundaria de lujo, desplegó esta vez todos sus encantos atómicos, en verdad un escote proverbial, en la hammeriana Sangre en la Tumba de la Momia (Blood from the Mummy's Tomb. Seth Holt, 1972) péli basada en el relato de Bram Stoker La diadema de las 7 estrellas. La apetitosa VALERIE LEON (Londres, 1945) encarnaba en esta interesante película -perjudicada por su trágico rodaje: Peter Cushing, protagonista inicial, se retiró ya empezado el proyecto por enviudar, repitiéndose sus planos con Andrew Keir; luego fallecería el propio realizador y sería el productor, Michael Carreras, quien acabase la filmación a marchas forzadas- un doble personaje: el del espíritu de una malvada reina egipcia de las Tinieblas, Tera, y el de la hija del arquólogo a la que termina por poseer; mientras de paso va aniquilando al resto de expedicionarios que osaron profanar su tumba. De la gozosa Valerie se decía que quienes eran capaces de mirar más allá de su escote descubrirían una bella sonrisa. Es más, tenía una carrera en los escenarios del West End y en famosas series de la televisión inglesa como El Santo y Los Vengadores, antes de pasar a la gloria de la Hammer. También se la pudo degustar como chica Bond en un par de ocasiones -La Espía que me Amó (Lewis Gilbert, 1977) y Nunca Digas Nunca Jamás (Irvin Kershner, 1983)- además de incrementar la nómina de bellezas pink, ya de por sí rutilante, que acompañaron al inigualable Peter Sellers en sus desventuras como inspector Clouseau, Valerie era Tania, en un papel secundario en La venganza de la pantera rosa (Blake Edwars, 78), que dicho sea de paso, resultó ser una de las menos notables películas de la saga. Cuesta creer que hembras de semejanta calibre como Valerie "La Leona" no tuviera más oportunidades de mostrar sus poderoso atributos.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

-CINE DESDE LAS ANTÍPODAS: "TASMANIA"

TASMANIA (VAN DIEMEN'S LAND) 2009. D.: Jonathan auf deir Heide. No, el actor que véis arriba en primer plano no es Daniel Day-Lewis aunque se le parezca. Su nombre es el del cantante y actor Paul Ashcroft, del que no tenía ni idea, ni de él ni de el resto de sus compis de reparto, hasta la visión de esta expléndida en inquietante película de origen australiano. Tanto su personaje como el del resto, magnificamente interpretados, parten de hombres reales, de un suceso expeluznante ocurrido en la isla de Tasmania -la llamada Van Diemen's Land por los nativos- a principios del siglo XIX (decir que los ingleses acabarían con todos sus habitantes, hombres y animales, en una limpieza étnica de la que poco se habla, como tantas otras...) Un tal Alexander Pierce (Oscar Redding en el papel) fue el único superviviente de un grupo reducido de presos que intentaron escapar de semejante fortaleza natural. Qué le pasó, a sus compinches de fuga, es algo fácil de imaginar teniendo en cuenta la magnitud del desafío al que se expusieron: la nada más absoluta. Directos a la boca del Infierno. Sin rumbo fijo, sin alimento, sin fuerzas, sin unión (choque de nacionalidades distintas: irlandeses, escoceses, ingleses..), creyéndose "libres" sin imaginarse que estaban destinados a devorarse unos a otros. Si en otros hechos reales de similares caracteristicas (y los que tendrá habido): los viajeros siniestrados de ¡Viven! (F. Marshall, 1993) que se vieron en el dilema de comer carne humana para sobrevivir, o los protagonistas de la estupenda Ravenous (Antonia Bird, 1999) que acababan tornándose antropófagos tanto por las circunstancias como por una antigua leyenda india... lo ocurrido en TASMANIA acaba convirtiendose en simple y puro vício canibalistico. Una merienda humana. Actos que demuestran una vez más lo bajo que el ser humano puede llegar a caer. No estamos ante una péli convencional, en el sentido de que la cartelera cinematográfica no está acostumbrada a deleitarnos con propuestas de buen cine como éstas. La cinta, desde sus primerísimos planos (la boca y los dientes de un guardia comiendo algo asi como un guiso de cefalópodo) hasta las bellísimas secuencias aéreas de la isla devora-almas, transita por la exquisited de los pequeños detalles, los silencios, los sonídos, los tiempos muertos... Al contrario de lo que pudiera parecer, como en otras peliculas de similares características, no se vale de la selva impenetrable, de la naturaleza salvaje en sí, para presentar a ésta como una amenaza (bueno, más allá de lo que se la supone) sino que al final son los propios hombres mucho más terroríficos que la madre naturaleza. Estupenda voz en off que parece sacada del Antiguo Testamento, la de un condenado que recapitula ante la antesala del juicio final. Peliculón.

domingo, 12 de diciembre de 2010

MONDO RESESO: Obituarios

-AQUÍ NO QUEDA NI DIOS: -El universo subterráneo de A TumbaAbierta ha vuelto a estremecerse. Tarde, y aún aturdido, me entero de la partida, hacia quién sabe dónde, del dibujante de cómics y cronista crónico del pesimismo americano Harvey Pekar. Y es que hay artistas qué, ni aunque se mueran, consiguen que se hable de éllos. De su colavoración con Robert Crumb pariendo ambos "American Splendor" (posteriormente llevada con clase al cine), ya se hizo eco este fanzine virtual en su momento. Buena ocasión de leer y visionar pues, cómic y película, para reconciliarnos con Pekar y rendirle su merecido homenage antes de reunirnos con él en el infierno. -Seguimos con entierros... Como sabrán ustedes hace poco palmó Lesley Nielsen (1926-2010), aquel sucedáneo -con estilo- del gran Peter Sellers, famoso por aquellos "aterrízame como puedas" y demás desmadres padre (el único homenage digno de su persona, tras su muerte, lo encontré en la revista de humor satírica El Jueves. Bravo por éllos). Pero para un tumbero siempre quedará el la memoria su primer papel como actor, en aquel clásico maravilloso de la ciencia-ficción que fué Planeta Prohibido. Un buen ejemplo de que Nielsen podía haber hecho más papeles serios de haber querído, o en todo caso, de haber podído. Descanse en paz. -Y ya, de paso, para terminar nuestra visita al Cementerio de Mondo Reseso por este mes, pondrémos un ramo de flores sobre la lápida del productor italiano Dino De Laurentiis ¿Por qué? Pues por qué representa como nadie a una extinguida estirpe de mecenas y amantes del cine, de cuando el oficio de productor estaba bien visto, de ésos que acudían diariamente al plató a vivir la película, antes de que su profesión se convirtiera en lo más parecido a unas ratas de despacho trajeadas y usureras. Al bueno de Dino le debemos muchas de aquellas películas que acompañaron nuestra infancia: Barrabás, Ulises, Flash Gordon, Barbarella, Manhatan Sur, Diabolik, El Justiciero de la Ciudad, King Kong (el de Jessica Lange!!), Ragtime... y un largísimo etc. Gracias viejo. -

sábado, 11 de diciembre de 2010

-SHARON JONES. ACTUALMENTE LA INDISCUTIBLE REINA DEL SOUL

Aparca a un lado tu vena punk-rocker a lo "louie louie" y sal de tu garage particular por un momento. Párate un rato y prueba a tratar tu saturación de sonidos, escuchando un rato la divina voz de la diosa indiscutible del Soul. No son los 60, ni nunca volverán a ser, pero un poquito de esta vitamina anti-modas te dejará como nuevo. Señoras y señores, aquí les dejo para que lo disfruten, 2 fantásticos temas en "video y en directo" de su último y más reciente larga duración "I Learned the hard way" Todo un señor discazo, tan exagerado como que ya está entre los más grandes elepés de todos los tiempos. video

-BILL HICKS. EL COMEDIANTE TOTAL

Esto no es humor de resbalón y tropezón... He de reconocer que desconocía las hazañas de semejante personaje pero después de ver este monudocumental sobre el cómico Bill Hicks no puedo más que arrodillarme ante la radiante lucidez y energía desprendida de la mente de éste tío. Realmente me ha conquistado. Ser un predicador en el desierto es duro, pero ser el predicador al que hay que silenciar a toda costa lo es mucho más. Los sucios garitos de stand-up comedy de Houston, y todos los existentes de costa a costa de los Estados Unidos de America, vieron crecer a este comediante burlón y activista (a su manera). Desde prematura edad para estos casos, -15 años tenía cuando se plantó por primera vez ante el publico- Hicks encontró su propia voz traspasando la línea de lo que se entendía por "comediante". El camino recorrido fue duro, eso sí, pero golpe a golpe, y a su manera, el bueno de Bill rompería moldes. Al comienzo se burlaba y parodiaba de su propia familia (sobretodo a su padre), de los profesores y compañeros del colegio... y ya se le veía algo distinto. Hongos alucinógenos, alcohol y cocaína le ayudaron a dejar de lado su timidez frente al público y lanzarse a por todas. A los 20 ya era todo un curtido veterano en los circuitos de su país. Sexo, política, estado, religión, guerras, televisión, hipocresía... nada quedaría a salvo de sus latigazos, nadie estaba a salvo de sus palos. Una lúcida verborrea que le haría volar alto, sin límite alguno, riéndose de sí mismo y de todo Diós... Nos reímos con y de sus gracias, cuando realmente deberíamos de avergonzarnos de nosotros mísmos. El humor es un arma en manos de Hicks y su metralla dialéctica todavía levanta ampollas hoy en día. No siempre fue aceptado universalmente, pues siempre ponía a prueba la sensibilidad de la audiencia. --Es cierto, hay buenos cómicos que no necesitan tanta revolución para hacernos reir (Richard Pryor, John Belushi..), otros muchos, sin embargo, necesitan hacer el tonto, poner caretos y gesticular como monos para hacerse notar (nada que no hayamos visto miles de veces) pero Bill Hicks hay uno solo. Lograría desintoxicarse (sus mejores shows son de esa época, -yo me los descargé de la mula-) pero ironías del destino un cáncer de páncreas acabaría de forma triste con su vida, a la edad de 32 años. Una corta vida, sí, pero suficiente para escupirnos a la cara, y con mucha guasa, lo que pocos valientes se atreven a denunciar por muchos años que vivan (por cierto, ni su familia ni amigos se enterarían de su terrible enfermedad hasta el ultimo momento, y ni que decir que continuó al pie del cañon hasta que le venció la muerte). Al final del visionado de AMERICAN. THE BILL HICKS STORY (2009) a uno le queda un poso amargo, como de tristeza. Tal vez séa por mi romanticismo, o por que me gusta la gente indomable y rebelde, no lo sé, pero es mi sentimiento... El saber que hemos perdido al más grande cómico de stand-up americano (Eso sí, con permiso de Lenny Bruce). El "Confucio de la comedia". Un tipo alegre... y mosqueado. Un ser complejo... y acomplejado. Un puto genio.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

SHEREE NORTH. Algunos las preferimos maduritas

Otra de las grandes secundonas olvidadas. La angelina (California, 1933) Sheree North empezó en esto del espectáculo, como starlette, en los años 50, pero sería por sus apariciones en films los años 70 por lo que alcanzaría fama tumbera. Luego, como muchas otras, se vería abocada a las series de tv, algo lógico teniendo en cuenta la escasez de papeles importantes, hoy día, para actrices de edad avanzada. La Sheree no tiene una belleza despampanante pero es de esas afortunadas mujerzuelas que ganan puntos con el paso de los años. Como cuarentona estaba potente y fibrosa, además de estupenda, en peliculones como "Brigada Homicida"(68), "Teléfono"(77) y "La Gran Estafa"(73), las tres de Don Siegel (también bajo las ordenes del maestro en el western "El Ultimo Pistolero"), salvaje y rimbombante se la ve al lado de Charles Bronson en "Fuga Suicida" (Tom Gries, 1975) y de Burt Lancaster en "Los Temerarios del aire"(J. Frankenheimer, 1969); y ya como anécdota decir que partizipó en aquel maravilloso bodrio ochentero de terror titulado "Maniac Cop". -Trepidante hembra de plieges curvilíneos bien arrugados, la Shereel se hacía más (in)moralmente atractiva cuando salía al lado de tipos duros al margen de la ley. La clase de papeles que le irían de muerte a otras tías maduritas como Sheri Moon. Por que la cuarentona y alucinante mujer de Rob Zombie -sobretodo en su papel en "Los Renegados del Diablo"- viene a ser una extensión, mucho mejor moldeada éso sí, del personaje que Sheree North interpretó casi toda su vida. Violenta, libertina, descarada, infiel.. pero también inocente, compasiva, noble y sacrificada con el hombre que supiese darle lo que élla quería...

lunes, 6 de diciembre de 2010

el rincón del pinchadiscos: "TRES HOMBRES" (ZZ Top)

Recuerdo aquel verano que abrió la disco Stratocaster en mi pueblo. Ya no piso discotecas y hace mucho que no escucho rock and roll, aunque sólo fuesen tres temas, a las cuatro de la madrugada en ningún establecimiento o local de moda para la juventud hoy día. Todavía los Djs no se apoderarían de las pistas de baile, y los ordenadores y música sintetizada o electrónica no marcaban la moda. Pero todos sabémos que por aquel tiempo las cosas eran distintas...Tuvímos suerte los rebeldes del ritmo. Allí estaba la jovencísima pandilla de inadaptados sociales fumando canutos y bebiendo cubatas en una esquina, colándose en la fiesta de la jente guapa. Esperábamos nuestro momento de asaltar, literalmente, la pista de baile en cuanto sonasen los primeros acordes de "Highway to Hell", "Purple Haze", el "Rock & Roll" de Zeppelin... o un "La Grange", el temazo con el que me zambullí en el barbudo universo de los sureños ZZ TOP. Lo siguiente sería conseguir a toda costa el Lp en el que se encontraba semejante clásico de rock. Si ya apuntaban buenas maneras en sus dos primeros trabajos, dan con su tercer disco TRES HOMBRES (Warner Bros. 1973) el pistoletazo de salida para reivindicar a una banda en su mejor época. La década de los 70, con discos siguientes como Fandango(75), Texas (77) o Degüello (79) , es cuando el grupo, a mi entender, alcanza una riqueza musical de dimensiones mayúsculas. Sí, es cierto que con Eliminator(83) -ya en la época de la MTV- alcanzan nuevos valores de popularidad, pero como he dicho, me quedo con su sonido del pasado. Blues, Rock, Country y Boogie pantanoso están presentes con orgullo de principio a fin en TRES HOMBRES. Pero no sólo "La Grange" destaca en este discazo. Canciones como "Beer Drinkers & Hell Raisers", "Master of Sparks", "Precious and Grace" o la inicial "Waitin' For the Bus" están a la altura de su éxito más pinchado. Billy Gibbons (guitarra y voz), Dusty Hill (bajo) y Rube Beard (batería) sin duda alguna estaban en estado de gracia cuando grabaron semejante poderío sónico. Con este disco crearían escuela para las futuras bandas de rock duro que tomarían las ondas no mucho tiempo después. Pinchen este clásico del rock al volumen 10, por favor, y rememoren los gloriosos tiempos de las discotecas rockeras ochenteras.

sábado, 4 de diciembre de 2010

JAPÓN A LA VANGUARDIA: "SUMMER WARS"

GUERRAS DE VERANO ("Summer Wars", 2009). El director de animación japonés Mamoru Hosoda (responsable de niñatadas tipo Digimon, a la vez que jefe de animé en cosas algo más serias como Galaxi Express 999) ha logrado componer una hermosa y maravillosa sinfonía de cine con mayúsculas. Para que ustedes se hagan una idea la última película del clarividente Christopher Nolan, "Origen"(2010) -la cual un servidor esperaba ansiosamente dado las buenas sensaciones que transmiten en general los films del director de "Memento"-, queda a la altura del betún comparada con esta Summer Wars. Ya sé que son cosas distintas (en apariencia), pero si me dan a elegir entre el actual "cine serio" taquillero y el "cine fantasioso" que nos llega animado desde la Tierra del Sol Naciente, me quedo con éste último. Hosoda se ha marcado una de esas películas para toda la familia. Drama, comedia, aventuras y ciencia ficción se dan la mano en un amasijo de situaciones, enredos y circunstancias cuidadosamente armadas. Un mejunge de temático -uno no sabe si está viendo una película constumbrista/familiar, un film de catástrofes o una péli de hackers computerizados en un futuro a lo Terminator o Matrix- que hará las delicias del más susceptible pureta cinéfago. La trama, los personajes (la matriarca del clan Shinohara es un ejemplo para todos), el tempo, los dibujos... y hasta el mensaje crítico, -que lo tiene-, es lo que hace de Summer Wars una gran película. ¿Es el mundo virtual de Oz(una réplica del facebook) una válvula de escape? ¿Está el futuro deshumanizándonos? ¿Cómo serán las guerras y epidemias del futuro? ¿Realmente es tan importante la familia, el grupo? o ¿Serán los veranos futuros igual de buenos que aquellos de la infancia?... Cuando una película, y más de animación, nos hace pensar en estas cosas "menudas" a la vez que nos deleita, es porque el cine de animación todavía está por darnos muchas alegrías. Ni que decir que es un título harto recomendable, por si no ha quedado claro.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...