lunes, 17 de enero de 2011

CULT-MOVIE: "BRAT" de Aleksei Balabanov

Di con esta pequeña joya, de cine subterráneo, buscando por ahí algún thriller/drama en la filmografía de la extinta CCCP que mereciera la pena, dado mi escaso nivel en dicha materia... Y menuda sorpresa encontrarme con este film, BRAT (Brother; Hermano; 1997), y con su director, Aleksei Balabanov... del que ya no he podido esperar a descargar más pélis suyas (en principio "Gruz 200", "War" y "Morphine"). Dícen de él que es el nuevo zar del cine soviético, un tipo que ha sabído mezclar el thriller occidental -facturado por maestros como Scorsese o Peckinpah- con la manera personal y el valor histórico de entender el cine y el arte que tienen por aquellas latitudes (los que como Balabanov lean a Dostoievski, Nabokov o Faulkner entenderán mejor esto último). Su visión, descarnada y nada sentimental, de la sociedad que le ha tocado vivir: pre/post-perestroika, parece haberle alzado a la cabeza de la lista de cineastas de nuevo cuño ruso. En estos casos, no se han hecho esperar las voces de alarma que parecen ver en él a un cineasta de ideas y pensamientos radicales: Qué si abiertamente anti-checheno, ferviente renegado del pasado comunista de su pueblo... que si condescendiente respeto a su lider Putin... Todo esto viene porque todavía hay quien discute que un cineasta, que se dice autor, no debe de hacer concesiones de cara a alcanzar el éxito en taquilla, ése parece ser el mayor pecado de Balabanov y no sus convicciones políticas. Lo poco que he visto hasta el momento de su filmografía, no me parece a mí que sea motivo para tanto alboroto, digo yo. Bueno, que sígan con la discusión los críticos de turno, que un servidor, estará contento de oírlos a éllos, mientras descubre a un director distinto y provocativo que tiene algo propio que decir dentro del panorama cinematográfico internacional, que no es poco. -Cine comprometido con su (frio) entorno, que refleja a las claras y sin tapujos, todo el entramado, social y político, al que se ven abocados los protagonistas de esta historia. Un buen pedazo de historia... Una realidad presente, en la que siempre pierden los mismos: los más débiles; en la que no se reconoce ningún atisbo de pasado glorioso, ni se vislumbra esperanza alguna de futuro. Así de crudo y real nos lo muestra Balabanov en su película. La apertura de fronteras, los nuevos/viejos sonidos, la irrupción de las drogas, el mercado negro, la máfia, la guerra de Chechenia, la incomunicación y pérdida de identidad, el alcoholismo, la familia, la amistad, la reconstrucción, el desmoronamiento..., de un poco de todo y un poco de mucho nos habla esta sorprendente BRAT. Sobriamente interpretada en su papel principal por el joven actor y también director ruso Sergey Bodrov (al que por momentos no dejo de encontrar un parecido asombroso con un joven Benicio del Toro), capaz de fabricar él solito (con clavos y una caja de ceríllas...) todo tipo de armas, y todo ello grácias al ejército que le enseñó ésos trucos y "artes" de matar. De terminar la péli de otra manera (el happy end tal vez se debiera a una futura secuela, Brat 2, que llegaría a rodarse pero que ni de lejos se le puede comparar..) estaríamos hablando de un acabado, sino redondo, casi perfecto. De cualquier forma, estamos ante una péli de culto con todas las de la ley. De esas que gustan tanto a seguidores de J. Pierre Melville como del cine de Jarmusch o Kinji Fukasaku.

2 comentarios:

Fuser dijo...

Yo, del cine de la extinta CCCP, me quedé en Tarkovsky y su "Solaris". Otra forma de entender el sci-fi.

Probaré esta que mencionas, a ver qué más saben hacer los hombres de las estepas...

gary tormento dijo...

Si te gustó la original Solaris te encantará "Stalker" del propio Tarkovsky, otra forma -como bien dices- de entender la ciencia ficción. Otra cosa, si te gustó "Promesas del Este" y aquella escena de la pelea de la máfia rusa en los baños turcos... así de brutal es Brat

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...