miércoles, 12 de marzo de 2014

MACARRAS DEL GHETTO: ICEBERG SLIM

Ninguna Gran Depresión, ningún Capone de Chicago, ningún reformatorio o universidad, ningún racista de mierda, ningún potente narcótico, ningún policía violador, ninguna celda de aislamiento, ningún padre figurante, ninguna mujer fatal, ninguna esquina traicionera, ninguna lógica, y, menos aún, ningún sentimiento... impedirían a Robert Lee Maupin (1918-1992) convertirse en un negro de provecho, en ICEBERG SLIM: leyenda de su gente, Diós proxeneta de los bajos fondos.
Para entender el verdadero alcance del mito (un personaje caldo de película, tiempo al tiempo) hay que retroceder a la Amérika de 1967, fecha de lanzamiento de su primera y mejor novela PIMP, THE STORY OF MY LIFE. El relato deslumbraría a propios y extraños: Lo novedoso del tema; la franqueza de lo narrado/vivido; un glosario rico en jerga callejera (que requeriría de ¡un diccionario al final de las páginas del libro!); el decorado genético; el ímpetu vertiginoso que imprimiría cada párrafo de su controvertida historia; la sorprendente calidad de su prosa (luego estudiada y analizada por muchos catedráticos); ... Ni que decir tiene que esta novela negra (y no es un juego de palabras) no solo se convirtió en un best-seller que arrasó las librerías y kioskos del ghetto afro animando y enganchando a millones de lectores de color sino que influiría sobremanera en generaciones posteriores de escritores, directores y actores de cine (Bill Duke, toda la blaxploitation...), músicos (conocidos raperos como Ice-T, Ice-Cube, Snoop Dogg...)...y gentes de toda una comunidad que ven y sienten como suyos el sufrimiento, superación y la controversia del triunfo -y de la vida- emulando a negros de leyenda como Robert Beck. Esa era su firma como escritor y voceras de todo un pueblo. La editorial de serie Z Holloway House (de dueños blancos) prosiguió entintando posteriores novelas de bolsillo luego adaptadas al cine: Trick Baby, Mama Black Widow, Death Wish... hasta que al chulo escritor le venció la diabetes.


Si desean proseguir lo más lejos posible de los barrios blancos -y se sienten capaces- de juzgar las desventuras y correrías de tal macarra de ébano irrepetible y rasputiano no duden en visionar el minucioso y brillante documental sobre su persona emitido por Canal + y titulado ICEBERG SLIM: PORTRAIT OF A PIMP (Jorge Hinojosa, 2012). Una historia tan jodidamente cool y subjetiva que pondrá patas arriba a toda la colonia de tumberos pardillos, tangados, chili pimps, dandys, fulanas, buscavidas, chaperos y demás ratas de esta fanática cloaca tumbera.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...