jueves, 23 de julio de 2015

OBITUARIOS RESESOS: De duelo por un puñado de los nuestros


SERGIO SOLLIMA (1921-2015).
¡Cuchillo se vaaaa!...Adiós al último de los grandes Sergios que le quedaba al cine romano. Partió Leone, tras él Corbucci y el derradero en marchar ha sido Sergio Sollima. El euro-western pierde a uno de sus lugartenientes, un pilar de la resistencia marxista apreciado por unos pocos camaradas atrincherados en el frente de batalla. Perdió la guerra perdió el cine de barrio.


PERCY SLEDGE (1940-2015)
El de Alabama será recordado por su hit "When a man loves a woman"... Si son de los que piensan que ésta es su mejor canción están confundidos. Escuchen "It tears me up" y entenderán, si no estaban convencidos ya, de que el mundo ha perdido a un artista como la copa de un pino.


JACK ELY (1943-2015)
"Yo no soy de los Stones ni de los Beatles... soy de "Louie, Louie". A este Kingsmen guitarrista le debemos el riff, el estribillo... la vida. Para bien o para mal esta canción del de Portland nos marcaría para siempre. La Bíblia y amén.


OMAR SHARIF (1932-2015)
Se sacudió el polvo del desierto antes de tirar el turbante y fundir hasta el bigote en los casinos lujuriosos de occidente. Eso sí, como un caballero. Por eso es leyenda árabe del antiguo cine, sibarita y galante, azote en pantalla de turcos y  bolcheviques, conquistador de estepas, princesas y casinos.



LAURA ANTONELLI (1941-2015)
Malograda y olvidada actriz italiana que pasó de ser todo un mito del cine erótico de los años sesenta y setenta a juguete roto de telenovela. Esta divina criatura tostada al sol mediterráneo fue Malicia (1973) en otro tiempo; caviar del bueno. De cuando el cine de despelote autorial europeo rompía con la pana, marcaba tendencias y humedecía las sábanas. Su vida fue un drama de película, un guión en el que no faltan Jean Paul Belmondo, la diversión, el tráfico de drogas, reclusiones psiquiátricas y finalmente una horrible muerte en la más absoluta y soledad. Así las pagan en este circo.



JAVIER KRAHE (1944-2015)
En pie de guerra, así fallece el último sioux de la canción protesta. Anti-trovador, anarquista, sátiro, mordaz, irónico, iconoclasta, noctámbulo, insobornable, provocador, sencillo, burlón..., y.... genial historiador de la guilipollez humana (en especial la ibérica). Krahe fue nuestro Lenny Bruce cañí (censurado, perseguido, enjuiciado...), lo más parecido a un Georges Brassens en lengua castellana, mágico en aforos reducidos, de tú a tú, de café en café, de bar en bar (solo en los que dejaban fumar, claro). Versos y rimas de veracidad pasmosa -sin ánimo de lucro- son deglutidos de manera singular, rebosantes de energía vital como solo los curtidos "perdedores" de su calaña atinan a discurrir. Por todo ello mamó mucha mierda. Si quiso y no pudo, o si pudo y no quiso, nos da igual. Siempre "a su bola". Darme un Krahe, o un Ferlosío, y quédense ustedes con todos los Autes y Sabinas de su municipio. Hasta pronto, camarada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...