martes, 24 de febrero de 2009

-MARTY FELDMAN, LA CRIATURA CON EXTRAÑOS OJOS EN LA CARA.

Con esa jeta no podría ser otra cosa que actor, y de comedia. No basta con ser feo, hay que tener gracia y Feldman no solo vive de su rostro de lémur. Sus parodias a los monstruos clásicos de la Universal, El Jovencito Frankenstein (Mel Brooks, 1974), tanto las desmadradas películas que dirigió, El Habito no hace al Monje(80) y Mi bello Legionario (77), dan buena fe de ello.
Marty Feldman nació un lejano 1933 en Londres. Sus primeros trabajos fueron para la televisión inglesa durante los 60 y los 70 en típicas comedias de situación, Marty(68), saliendo en algunos sketchs del Show de los Monthy Python, y al frente de un programa de radio de la BBC. También aparecio en la TV americana, Dean Martin Show, o en the Muppet Show (Los Teleñecos), aventurandose a rodar en Italia comedias de sexo, Sex With a Smile (76), de esas que desgraciadamente ya nadie rueda.
La muerte le llegó en su habitación de hotel en México DF. Un ataque al corazón mientras rodaba en el 82, la que seria su obra póstuma Yellowbeard (Los Desmadrados piratas de Barba Amarilla, 1983). Una triste perdida tomada con ironía, como a él le hubiese gustado, por DC. Cómics que le dedicó una historieta "I Killed Marty Feldman" rindiendo homenaje a este genio del humor cafre y paralimpico.
Tanto de la mano de Mel Brooks que le lanzaría al "estrellato" en la citada El Jovencito Frankenstein y La Ultima Locura (76), o a las ordenes de compañeros suyos como el cachondo de Gene Wilder que le dirigió en El Hermano mas listo de Sherlock Holmes (75), Feldman siempre supo rodearse de colgados de aupa, reyes de la parodia alocada como Richard Pryor y Andy Kaufman (el de Man on the Moon) en su "El Habito no hace al monje"(aquí Marty era el hermano Ambrosio que salía del convento a ver mundo), o dirigiendo a la bellísima Ann-Margret (ver entradas ants.) y al todoterreno Peter Ustinov en el fracaso estrepitoso que seria "Mi bello Legionario"(The last remake, 1977), parodia del clásico film (y un peliculón) del 66, Beau Geste, en donde en todos ellos el gran Marty Feldman siempre supo estar a la altura... del ridiculo mas estrepitoso. ¡¡Todo un monstruo!!

4 comentarios:

Fuser dijo...

Él fue el primero, el Kike San Francisco británico, pero mejor. Excelente caricaturizando personajes, y tremendamente expresivo.

Una suerte haberlo visto en alguna película (sobre todo las de "terror")...


Saludos!

garytormento@hotmail.com dijo...

¡¡Qué darían muchos monjes benedictinos por un careto como ese!!
Otro "guapo" de aupa es Jack Elam (ese que sale con la mosca al principio de "Hasta que llegó su hora"), porque el Jaimito italiano no cuenta...ja,jaja

Fuser dijo...

Jaja, cierto. Podrías hacer un "Especial Caretos del Cine", tendría éxito. Podrías incluir a éstos, y también a otros con cara de psicópata como James Cagney (para mí un actorazo), o más recientemente Steve Buscemi... menudo elenco.

xddd

Homo Insanus dijo...

Igor, Igor forever! A mí es que me remite de tirón a El jovencito Frankestein y a las risas más sinceras que me he podido echar viendo una comedia. Porque una cosa es sonreir y otra carcajear, y lo segundo sólo lo logran personajes y actores como Marty Feldman.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...