sábado, 6 de agosto de 2011

PEQUEÑO CATÁLOGO PORTÁTIL DEL MEJOR FANTÁSTICO ITALIANO

SEIS MUJERES PARA EL ASESINO (SEI DONNE PER L'ASSASSINO. Mario Bava, 1964). Seguimos citando más títulos emblemáticos del cine de horror italiano. El que fuera el octavo film del llorado Bava, no sólo es uno de las obras más notables de la filmografía del autor de Diabolik, sino de toda la historia del cine fantástico italiano. Plagiado hasta la saciedad, sobre todo por el polémico Dario Argento, Seis Mujeres Para El Asesino posee una de las tramas más pesadillescas, con asesino, más aterradoras y a la vez más sencillas, que uno recuerda. La atmósfera en la que nos sumerge Bava es de una irrealidad casi indescriptible (decorados malsanos, clima opresivo...). La forma de cada nuevo asesinato y su metodología (el garfio de una vieja armadura, el contacto de un metal al rojo vivo..), y los escenarios en los que acontecen (un salón de alta costura, una tienda de antigüedades...), funcionan como lo mejor del film además de reforzar una historia ya de por sí sofisticada. Estrenada un año después de Las 3 caras del miedo, y un año antes de sentar cátedra en la sci-fi más gótica con Terror en el Espacio, Mario Bava deja claro que a mediados de los 60 pasaba por un gran momento creativo. ¿Violencia?, la justa y de la buena (eso quiere decir nada gratuita). ¿Mujeres?, a tutti pleni y bravísimas (Ariana Gorini, Lea L'ander, Mary Arden...). No se la pierdan. EL DIOS DE LA MUERTE ASESINA OTRA VEZ (L'ETRUSCO UCCIDE ANCORA. Armando Crispino, 1971). I.: Samantha Edgar, Nadja Tiller y Alex Cord. - Profanaciones de tumbas, arqueólogos de pacotilla, ritos etruscos y oleada de crímenes. El alpino Armando Crispino, autor de otro giallo de culto como es ¡Tensión! (Macchie solari, 1975), tan extraña como a la vez recomendable película, realiza con El Diós de la muerte... un film de misterio, derivado de la mecánica del nuevo giallo impulsado por Argento, alcanzando en su momento cierto éxito artistico y comercial. Pisamos terrenos nada conformistas y el cine de género italiano sabe proporcionarnos las dósis de terror, morbo y extrañeza que le hace tan singular. Películas personales e innovadoras. Como muestra un botón. Decir que gracias a las mutilaciones de la censura no aparece un solo desnudo en el film, eso sí, tiene todos los tópicos del género con final inesperado claro esta. No alcanza un nivel desmesurado, pero se disfruta con gusto. LA MONTAÑA DEL DIOS CANÍBAL (LA MONTAGNA DEL DIO CANNIBALE. Sergio Martino, 1978). - El realizador romano Sergio Martino (1938) está consagrado como el ejemplo de director todoterreno, capaz de torear cualquier género. Aquí se desenvuelve con soltura en una cinta de aventuras de horror con tintes gore. El film tiene momentos de gran crudeza visual, no escatima en violencia (esta vez sí gratuita), está rodado con cierta holgura de medios (pese a lo que cabría de esperar) y resalta el protagonismo de una pareja extranjera de cierto renombre: la maciza y guapetona Ursula Andress, y el segundón de lujo Stacy Keach ("Fat City" y "Los Nuevos Centuriones" son sus grandes papeles para el cine, pero es más conocido por su papel del detective Mike Hammer). La historia gira en torno a la búsqueda que emprende el personaje de Ursula para encontrar a su esposo, desaparecido en pleno corazón de la jungla de Nueva Guinea. Abundantes momentos de sexo (placentero) y escenas de desnudos (por un tubo) para un film que deja un buen sabor de boca.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...