martes, 20 de marzo de 2012

EL REGRESO DE LA HAMMER FILMS: "LA MUJER DE NEGRO"

Vuelve a la pantalla grande una vieja conocida, la productora Hammer Films, tan añorada por los cinemaníacos más nostálgicos. Regresa discretamente, en manos de un lucrativo grupo empresarial (adquiridos en 2007 por el holandés John Mol, para más señas). Para recuperar prestigio han intentado encontrar su sitio sin recurrir a la explotación directa de su legado. Dificil competir con la leyenda. La nueva Hammer Films ocupa hoy un segundo plano en cuanto a notoriedad cinematográfica. Byond the Rave (2008), Wake Wood (2011), The Resident (2011) o el interesante remake americano de Déjame Entrar, han sido hasta la fecha los largometrajes estrenados por la resucitada productora británica; tentativas más o menos desafortunadas. Pero ha sido su quinto film, versión de la célebre novela de Susan Hill LA MUJER DE NEGRO (The Woman in Black, 2012), dirigida elegantemente por uno de los realizadores del 'nuevo cine británico fantástico' que más nos gusta, James Watkins (recuerden su salvaje survival Eden Lake), con la que han conseguido llamar nuestra atención. Y como no, ni decir que los amantes a los relatos góticos de fantasmas 'made in Hammer' estamos más que satisfechos con esta apuesta. Vuelta al relato clásico. Una ghost story que aglutina vengativas figuras espectrales, siniestras maldiciones, elementos sobrenaturales y demás demodés de su condición. Una perversa sinfonía de terror. Todo envuelto en el suculento marco de una mansión victoriana y, en las supersticiones (fundadas) de una pequeña comunidad rural. Regreso al decorado de candelabros y cuadros cubiertos de telarañas, a los camposantos de lápidas siniestras, a las sombras turbadoras, al "hombre del saco"..., al placer por el placer, al Mal por el Mal. En resumen, una película inteligente.... Un buen relato de terror.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...