martes, 6 de marzo de 2012

MIRADAS DE ORIENTE: THE YELLOW SEA, Cine de género con crítica social

Apabullante, escalofriante, despiadada... Na Hong-jin, director surcoreano del que ya habíamos hablado con motivo de la tremebunda The Chaser (Chugyeogja, 2008), ha demostrado que los discursos (y recursos) del buen cine, pueden llegar de cualquier rincón. En este caso no hay diferencia entre ésta y una película occidental de Christopher Nolan (El Caballero Oscuro) o Michael Mann (Collateral), por citar algunas influencias 'de estilo' que se pueden apreciar en el film. El cine de Na ha demostrado que es de talla mundial. Eso sí, pese a su vocación comercial, The Yellow Sea ha de verse concentrado; digámos que para espectadores plenamente dedicados. Nada de ofrecer respuestas fáciles al público; que sean ellos mismos quienes saquen sus própias conclusiones. Mirar, observar y deducir; así de sencillo. La epopeya vengativa de su marginado personaje central, un chosunjok (ciudadanos chinos de orígen coreano dispersos por la región noroeste de China) al que la paupérrima situación, tanto de él como de su étnia, le impulsa a rebelarse contra aquéllos que han intentado convertirle en carne de cañón, es el vehículo perfecto para desplegar, no solo un estupendo thriller de género, sino una vívida crítica social de como el sistema capitalista engulle y regurgita sin la más mínima contemplación (con permiso de los gobiernos) a los más desamparados. El discurso no podía resultar de lo más impactante: Trama hitchcockiana con falso culpable y puzle rompecabezas, imágenes noir, puesta en escena muy natural, creativo guión, set pieces espectaculares, secuencias enteras sencillamente basadas en la mirada de sus personajes, acción detallada, horror y brutalidad, instintos primarios de supervivencia..., todo para convertir este tremendo juguete oriental en un retrato nihilista que nadie en su sano juício debería perderse. Perra vida.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...