miércoles, 5 de junio de 2013

TERROR: THE LORDS OF SALEM. La familia Zombie sacó su fusil


Obviamente no solemos sacar cine novedoso (fuera de los circuitos habituales de distribución masiva, claro está) en estas páginas tumberas. Y no por el hecho de que no exista buen cine hollywoodiense en las carteleras, que aunque escaso, lo hay, sino porque de ciertos títulos ya se encargan miles de webs, blogs, afiliados y demás informantes mucho más adeptos a tal menester. Y si la peli en cuestión está en boca de todos, mucho menos me apetece la charla. Pero hay excepciones al respecto. Y las hay, cuando un título rompe los moldes y lo revoluciona todo. Ese es el caso de la acojonante y apocalíptica THE LORDS OF SALEM. Si ya era dificil superar sus excelentes primeros trabajos (La casa de los 1.000 cadáveres, y Los Renegados del Diablo) y recomponerse de decepciones halloweenianas, Rob Zombie lo ha conseguido. Nada de franquicias. Vuelta al Rock, al cómic de Serie B, al satanismo, al sadomaso, al carnaval de carnes. La apoteosis filmica a la que asistimos (sobretodo su locura final, con remiscencias a El Resplandor y 2.001 de Kubrik), en forma de AUTENTICA película que reinventa el Terror -como auténtica máquina de perturbar sueños y pesadillas-, es lo más digno dentro del género que os podáis echar a la cara. Un antídoto contra lo antinatural del cine de terror actual (splatter, si lo preferís). Satisfacción, en una palabra. Vuelta al cine viejo de Polanski  y a las lecturas de Mr. Crowley.  Vuelta al cine nostálgico y crepuscular de los años 60-70.¡Ni una sola imagen digital en todo el film!. Las brujas de Zombie se erigen en la quintaesencia de todas las hechizeras en blanco y negro de la pantalla. ¡Menuda puesta en escena!.
 Lección número 1 (y última): El Mal devora a sus hijos, el Mal triunfa siempre. Palabra de Zombie, cultureta pop. Esta es la magia del cine. Llevarnos a lugares donde no llegaríamos de ninguna otra manera. Gracias, Rob. Mención especial para su musa, amante y actriz principal Sheri Moon Zombie. Modelo de mujer por la que sentimos verdadero amor en esta revista.


4 comentarios:

Gonzalo Ramos dijo...

Pues por mi parte estoy deseando verla. Desde luego que el estilo de Rob Zombie le viene muy bien al cine de terror, con todos esos personajes tan pasados de rosca.
Saludos.

gary tormento dijo...

Desde el nombre de guerra, a la estética, pasando por las letras e iconografía de su potente (esta palabra es esencial tanto en el rock como en el 'terror')banda que lideró, al igual que su freakismo y gustos por toda relación con el cómic y el submundo underground de la américa profunda, Mr. Zombie es un personaje único. ¿Quién hubiese predecido que este cantante sería uno de los directores de cine de terror más geniales de todos los tiempos? Yo, desde luego que no. Al principio me parecía falso, incluso renegaba de ver su cine, pero fue profundizar un poco para entender que este tío barbudo sabía lo que tenía entre manos. Un puto crak.

Pike Bishop dijo...

Gary, aunque no viene a cuento , ayer vi el documental The Shane Macgowan story sobre el que posteaste hace tiempo - de vez en cuanto recurro a tu hemeroteca - , todavía tengo la carne de gallina , ¿no es el personaje mas alucinante que ha parido la música? , el poeta desdentado, en el no hay ninguno de los artificios que siempre están al lado de nuestros músicos favoritos, no hay pose ni impostura alguna, honestidad brutal...casi me pongo a llorar al final cuando dice " yo en mi vida solo he querido ser músico profesional, y creo que lo he conseguido "... el documental tiene 1000 aristas

gary tormento dijo...

Yo en su día aluciné como tú. Fíjate que the Pogues nunca me llamaron la atención, pero el docu no va de un estilo de música (aunque los irlandeses tienen un aura especial..), ni sobre un grupo, sino sobre un ser que, como tú bien apuntas, te pone la carne de gallina... Brutal, si señor.
Un fuerte abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...