miércoles, 11 de junio de 2014

GALERIA DE ILUSTRES ROCKEROS. ¿Existe vida más allá de la ALICE COOPER BAND?


"Mucha gente piensa que yo toqué la batería para Alice Cooper, el artista, y esa no es la verdad.
 Todos éramos miembros de una banda en la que el cantante era Vincent Furnier"
(Neil Smith)

Olvidados por la historia los antiguos camaradas de Vincent Furnier son noticia por primera vez en muchísimos años. Desde esta guarida cochambrosa queremos rescatar del abandono y el olvido más injusto a la formación original de aquella mítica banda liderada por Alice Cooper a principios de los 70. Neal Smith (bataca), Dennis Dunaway (bajista en la Alice Cooper Band), Glen Buxton y Michael Bruce (guitarristas) son los miembros fundadores de los que les hablamos. Durante el periodo 1971-1973 compusieron un puñado de discos relevantes que hoy son clásicos del rock (Killer; School's Out; Billion Dollar Babies..) por mucho que se empeñe Vicente "Mr. Nice Guy" Furnier en negar firma, valor y crédito al trabajo de estos tres señores. A excepción de Buxton (muerto en 1997) el resto de la banda original continua resistiendo, vivitos y coleando, en plena forma pese al paso de los años. Si el bueno de Alice Cooper decidiera reunir a sus viejos amigos hace mucho que hubiese recuperado el talante y la chispa perdida. Pero en vez de buscar el disco definitivo que le redima con el Rock&Roll lo único que parece preocupar a este señor es girar y girar en un "never ending tour" que resulta de lo más triste y monótono (eso, y preparar un esperado disco de versiones de Hendrix, Lennon, Morrison, Moon y algún que otro amigo de renombre fallecido hace tiempo). Allá él con sus decisiones, está en su derecho. La noticia, en todo caso, y tras haberse cumplido el cuarenta aniversario del disco y gira de Billion Dollar Babies (1973) sin atisbos de que la reunión soñada por todos los tumberos se lleve a cabo, pasa por resaltar el buen momento que atraviesan los antiguos compañeros (o al menos dos de éllos) de Mr. Furnier,que sin lugar a dudas están tocando su mejor rock en mucho tiempo.


  • NEAL SMITH. Hace meses que el veterano y genial batería de Ohio terminó de editar su segundo trabajo bajo el seudónimo de su álter ego Killsmith en territorio español, gracias a la colaboración del sello The Fish Factory. Si el primero, titulado Sexual Saviour (2008), sonaba excitantemente crudo y descerebrado, tanto que parecía haber sido grabado justo después de las sesiones de batería que compuso para el Beyond The Valley of 1984 de sus adorados Plasmatics, el más reciente Killsmith Two (2011), igual de furioso y descarnado, apuesta por un puro rock&roll de guitarras ruidosas y distorsionadas más allá de los esquemas del punk y el rock industrial plasmático que firmó en anteriores obras. Letras apocalípticas y ritmos turbadores para el nuevo milenio para demostrar que jamás debemos subestimar a un viejo perro rockero.
  • DENNIS DUNAWAY. Tampoco paró de girar y grabar en todos estos años. En los 80 formó parte de los Deadringer (con Neal Smith a la batería) y vagó entre diversos proyectos que no darían fruto alguno hasta que en 2007 Ian Hunter lo recuperó para la causa en su disco Shruken Heads. Ese mismo año lanzaría el primer trabajo en solitario de su carrera (Bones from the Yard), y al año siguiente la crítica recibiría entusiasmada el nacimiento de la superbanda Blue Coupe. El trío, que recientemente acaba de publicar un elegantísimo segundo disco ("Million Miles More, 2013), lo componen otros dos rockeros olvidados de pasado histórico: los hermanos Bouchard (Blue Oyster Cult), Andy y Joe (éste último ya fuera compañero de armas suyo en Deadringer). Bendito placer asistir al renacimiento de estos tres dinosaurios del rock y comprobar que el tesón y el talento dan sus merecidos frutos. Atentos a este grupo de abueletes.
  • MICHAEL BRUCE. De los tres killers el guitarrista es el que sigue más perdido y abandonado a su suerte. Se mudó de Arizona a México, y aunque sigue escribiendo canciones que merecen ser escuchadas su actitud da a entender que quiere desentenderse de todo y de todos. Su último disco en solitario "As Rock Rolls On" data de 1983 y pese haber lanzado algún Lp recopilando antiguas composiciones (la antología "Halo of Ice", por ejemplo) no publica nada nuevo desde hace años. El temazo "Well Hell Comes Home", incluido en el 26º álbum de Alice Cooper (Welcome 2 My Nightmare, 2011), es una de sus últimas composiciones y vislumbra a un genial músico que espera ser recuperado cuanto antes. Recemos por que llegue pronto ese día.

4 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Tengo que leer esa maldita autobiografía, tengo que leerla...

PUPILO DILATADO dijo...

Completamente de acuerdo con tu texto inicial, 'The Coop', aunque no haya sacado un disco malo desde que dejase su trilogía industrial, no me llega a llenar del todo, le hace falta una banda conjuntada y no una 'guest stars' o estrellas emergentes en busca de éxito.

Un pena lo de Michael Bruce, una puta pena porque daría muy buenos momentos todavía.

QUI dijo...

Creo que está gente firmó grandes temas en los setenta, no suficientemente valorados, y seguramente es cierto que Alice Cooper surgió como banda, pero Vincent Fournier acabo definiendo a Alice Cooper en los ochenta con el acercamiento al heavy de álbumes como "Constrictor" y "Raise Your Fist And Yell" donde ya poco quedaba del toque setentero de sus inicios, luego a finales de los ochenta le salió bien la jugada comercial de irse a la liga de mega-éxitos USA de Bon Jovi y compañia, y le salió bien con "Trash", sonaba a todas horas en las emisoras y el video del tema "Poison" era uno de los más paseados por televisión,intentó continuar este éxito con su siguiente trabajo "Hey Stoopid" con múltiples colaboraciones de grandes nombres del hard rock en aquellos momentos, no consiguió el éxito de su antecesor(aunque para mí era mucho mejor álbum musicalmente) y en los noventa Alice vuelve a la segunda fila...pero creo que ganó más dinero con estos dos trabajos que en el resto de su carrera...Sigue en la carretera, siempre acompañado de buenos músicos y no ha dejado de tocar clásicos como "School's Out" o "Billion Dollar Babies" pero suena de otra manera. La historia de Alice Cooper es otra más en la que la evolución de su música viene dirigida y tutelada por el éxito y el dinero..., pero bueno es lo que hay, me arrepentí de no haber ido a verle cuando estuvo en Compostela, aunque en aquel momento me echó un poco para atrás el aspecto teatral del espectáculo Alice Cooper, creo que ha quedado un poco desfasado...Saludos.

gary tormento dijo...

Que tal Qui, me alegro de leerte hermano. Es cierto lo que díces, nadie lo discute (y sabes que tengo todos esos discos que citas, jeje). Aquí nadie pone en duda la clase ni el oficio de Alicia. El shock-rock no sería lo mismo sin él, ni el vestuario de los góticos modernos el mismo... Sí, si ¡hasta Kiss tienen mucho que deber al bueno de Alice!. Está claro que la historia del rock guardará su nombre en letras de oro, como está claro, al menos para mí, que la mejor etapa rockera la vivió con estos tres tíos. Dicho esto, yo también me perdí su bolo en Compostela, y no me importaría ver su circense numerito en directo alguna vez antes de palmarla (él o yo). The show must go on
Espero verte más a menudo por aquí, SALUDOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...