jueves, 5 de junio de 2014

TUMBADISCOS: "Going Back Home"(2014), WILKO JOHNSON & ROGER DALTREY


 -El frenético guitarrista Wilko Johnson (Dr. Feelgood) sigue desafiando a la muerte. Cuando hace meses nos hicimos eco de la gravísima enfermedad diagnosticada a uno de los más grandes, fieros y electrizantes hachas de la historia del rock sonaba a despedida. Difícil no ponerse sentimental en estos casos. Entre tanto han pasado varios meses desde la fecha límite vaticinada por los médicos (el plazo vencía en octubre pasado) y Wilko parece dispuesto a disfrutar en plenitud el tiempo que le quede de vida. Pero así están las cosas. Dado los fatales pronósticos de los galenos este "Going back home" suena a testamento ceremonial, a despedida definitiva en lo más alto. Si el valiente músico ha decidido marcharse sin lágrima alguna y al pie del cañón, debemos celebrarlo. Con un fervor solo reservado a las grandes leyendas, a los luchadores indomables, a los héroes con corazón de rock'n'roll, ha decidido dar largas al Diablo y tocar tanto como su salud se lo permita. Cualquier otro bastardo en su lugar se hubiese venido abajo ante la inminencia de la muerte. Nuestro ídolo, no. Así, directo a la yugular, se despacha en poco más de media hora un repertorio rotundo en infalible: R&B áspero -escuela británica- para regalárselo a todos los tumberos, pero sobre todo, a sí mísmo.
Puesto que la deseada colaboración con Wayne Kramer -otro gallo del mismo corral- no produjo los resultados apetecidos tras las probaturas del pasado verano (su admiración por MC5 era bien conocida desde que un jovencísimo Wilko compartiera escenario en 1972 con los de Detroit), decidió meterse en el estudio con el que fuera otro de los explosivos modelos de su infancia. Hablamos claro está de Roger Daltrey, cantante terremoto de los Who. Centrándose en sus años mozos con Dr Feelgood, además de picotear en su obra en solitario, la pareja de monstruos rockeros atacan todos los temas a tumba abierta sonando poderosos, reales y efectivos. No se puede pedir más. Rock básico que mueve montañas. Cruda como el acero la voz fiera de Daltrey se pone al servicio de las canciones del guitarrista sin restarles el más mínimo protagonismo. La elección del veterano cantante no podría haber sido mejor.
Por muy oportunista que les suene este último baile de Sir Wilko Johnson es un disfrute de muerte, un disco de JUSTICIA, de elegantísima portada y emotivo título. Como si no hubiesen pasado cuarenta años desde Down by the Jetty, como si volvieran los tiempos del Marquee, como si el rugido de una telecaster frenase el avance del cáncer...


4 comentarios:

21st Century Schizoid Man dijo...

Debo de escucharlo. No hago más que leer en la gran mayoría de blogs lo buen disco que es. Tendré que comprobar si es así. Saludos, muy buena entrada, te felicito :)

Pike Bishop dijo...

Tendré en mi memoria para siempre la primera vez que vi a Wilko Johnson en directo , mas o menos en el 94 o 95 en "A casa do patín" de Santiago, debíamos ser 20 o 30 en el público como mucho , un lunes o un martes de mierda, la energía de las canciones de Dr Feelgood, su manera de tocar, su mirada de loco y movimientos compulsivos, para mi (que tuve la desgracia de no poder ver a los Ramones en Vigo unos años antes )fué el primer gran concierto de Roch n Roll de mi puta vida ... recuerdo que pagué 1500 pesetas , fu´r la ostia

gary tormento dijo...

Yo lo viví en la sala Nasa, Santiago también y por esas fechas, con los Bea brothers (o quizás algo antes en el 92 o 93), Y como sabes bien, fui a unos cuantos conciertos como tú (sorry, yo tengo 2 tikets de los Ramones)pero ver algo semejante, algo tan sublime, no se me olvidará en la puta vida: La sala a reventar, no sé cual puede ser el aforo de esa sala pero esa noche seríamos 200 'pacientes' buscando una cura de rock&roll, apelotonados y sudando como cerdos; los temas a cañón, sin pausa, un éxito tras otro, vestía a lo Johnny Cash todo de negro, apuntándonos continuamente con su 'Telemetralleta' ¡¡y esos ojos desorbitados y abiertos como platos!! (de aquella era un ignorante en materia de farlopa pero hoy te puedo asegurar que aquella noche el Wilko iba puestísimo) Qué conciertazo, joder. Inolvidable,
... pero ¿sabes lo que más recuerdo? El sudor evaporándose del cuerpo de Wilko. Este menda estaba a dos metros y veía como le goteaba agua de la manga de la camisa. Todo era bao en el ambiente, un calor sofocante. gotas de agua cayendo del techo de la sala... Dícen los que han presenciado conciertos en la Nasa, que llena, solía ser así siempre. Pero yo he ido a posteriori a bolos en esa sala y jamás presencié algo parecido a lo de aquella noche.

gary tormento dijo...

hail, hail, 21st Man!!
Gracias tío, aprecio tus piropos. Los temas del disco son reposiciones, pero menuda. Estas canciones las toque quien las toque suenan a gloria. Te diré que me gustan más las originales (soy un sentimental, lo sé)y, si me das a elegir, prefiero el estilo y la voz de Lee Brilleaux (que no se me enfade nadie) pero reconozco que Daltrey da otro brillo a los temas y los hace más clásicos (que no mejores)
Saludos Bro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...