martes, 2 de junio de 2009

-MARAVILLAS ANIMADAS DE AYER Y DE HOY

-No es mi intención repasar todas las series de animación que inundaron mis años de mocoso, algo que sería un ejercicio de nostalgia, y un reto, más allá de mis ganas y capacidad (sobre todo en cuanto a mi memória). De lo que no tengo ninguna duda es que alguno de vosotros recordaréis con cariño caricaturas como SuperRatón, La hormiga Atómica, Autos Locos, Tom y Jerry, Piolín, Don Gato, Los Picapiedra, Bugs Bunny, La Pantera Rosa... y el montón de Clásicos de toda la vida. Seguro que tampoco os olvidáis de series hechas en el viejo continente: unos recordaréis a "La Abeja Maya", "Naranjito", "Érase una vez el Hombre", "Vikie el Vikingo", "Ruí el pequeño Cid"...; otros las que nos llegaron del lejano oriente "Ulises 31", "Marco", "Heydi", "El Bosque de Tayak", "MazingerZ", "Comando G" ... y como digo, un sin fin de dibujos más que tendréis arrinconados en vuestros corazoncitos de Peter Pan. Por eso me he ido directamente a una serie de personajes animados que a mi entender son los menos renombrados y parecen haber desaparecido del ente televisivo hoy día tan saturado. Es momento de recordar algunos de esos héroes de corazón tierno, torpones entrañables y valientes criaturillas. HONG KONG PHOOEY (akí Hong Kon Fui). Las tardes de aquellos lejanos viernes no serían lo mismo sin ver las desventuras del inimitable perro limpiador de comisarías de policía Penry Pooch, fachada que escondía su doble personalidad de torpe héroe experto en disfraces y golpes de kung Fu. Con la imprescindible ayuda de su compañero gato y su Phooeymovil transformable. Por increíble que parezca la serie tan solo duró una temporada. Otra de las genialidades a resaltar de estas series, que siempre me atrajo, fueron las canciones y melodías de cada una, la de Hong Kon Fui...para enmarcar. -A veces el acordarme de un personaje hace que inmediatamente me venga a la memoria otro que solía precederle en emisión o viceversa, como es el caso de EL LAGARTO JUANCHO que creo recordar se emitía junto con LEONCIO Y TRISTÓN en algún hueco del día. La cantidad de series y el ir y venir de éstas en la programación hacía que encontrarte con el, por ejemplo, ¡Oh cielos, que horror! de Tristón, fuese toda una sorpresa (ayudaba el que solo hubiese dos canales de TV). El que animales salvajes en teoría malos y fieros por naturaleza como nuestros amigos el caimán, león o hiena fuesen bondadosos y tiernos en estos dibujos lograron, por estúpido que pueda parecer, que el temor que me causaban realmente de pequeño, desapareciese con solo fijar mis ojos atentamente hacia el televisor, abiertos como platos. Y había que estar atentos como dije, no fuera a ser que perdieras aquella misma tarde al loco encantador de MAGUILA GORILA, aquel primate que adoraba las bananas y vivía en el escaparate de una tienda de animales esperando a que alguien le quisiese comprar sin importar tal y como fuese (mentiría si dijese que no soñé con comprarlo yo mismo), y te enterases por boca de algún compañero al día siguiente en clase. Otro que recuerdo con cariño y memoria borrosa era PEPEPÓTAMO vestido con su traje de explorador en compañía de su mono surcando el cielo en su globo-barco. Seguro que tú también.

4 comentarios:

Fuser dijo...

Qué recuerdos me acabas de traer, colega!

Hong Kong Fui era tremendo, Tom y Jerry, mis favoritos sin ninguna duda, sobre todo la época antigua, aún hoy si los pesco en el canal Boomerang me veo unos cuantos "cartoons" de una sentada. Marco me interesaría más verlo ahora de lo que me interesó entonces... y David el Gnomo y los Trolls??? buenísimo. Luego llegó el boom del anime, y la tv se inundó de Dr. Slump y Dragon Ball, este último una de mis pasiones infantiles... tampoco estaban mal los Caballeros del Zodiaco, pero "ya nada era lo mismo".

Grandes ratos frente al televisor -poco tiempo, eso sí, no como los maratones de dibujos que ponen ahora-, con el bocata de nocilla, y el balón Spalding esperando en la esquina...

Saludos!!


PD: Hablando de Kung Fu, te enteraste ya de que palmó el gran David Carradine???

gary lee dijo...

De éso se trata, de desempolvar los recuerdos. ¿te acuerdas de una familia de osos sureños que decían "..sí Ama",o "..no Pá"?, no recuerdo su nombre y estaba genial.

Un momento de cambio en mi manera de ver los dibujos fue con Dragon Ball...y el boon que causó, pero yo lo vi más como un punto de inflexión más bien negativo, pero es mi opinión, no sé como lo ves tú.

ESCRIBO HASTA AQUÍ SIN HABER LEÍDO TU POSDATA ¡¡Y ME ACABAS DE DEJAR HECHO POLVO!!.. ¿DE VERAS A MUERTO "Bill?. Joder!!!, le tenía un cariño especial. En los 80 había sido uno de mis favoritos, no se porqué, tal vez por que me gusten los actores digamos "de pocas palabras", silenciosos. Una de sus grandes interpretaciones y menos conocidas fue en la peli de Scorsese "El Tren de Bertha". VA DESDE AQUÍ MI MÁS SINCERO HOMENAJE, ¡¡PEQUEÑO SALTAMONTES!!

Fuser dijo...

Jaja! Los Osos Montañeses!!! Toma un regalo: http://www.youtube.com/watch?v=5Kap9xGaI7M

Esta noche antes de dormirme estuve repasando recuerdos "animados", y me acordé del también genial "Scooby Doo", del "Gallo Claudio", o del "Pájaro Loco". Qué variedad había antes, por favor!

Lo de Dragon Ball, bueno, a mi me pilló con unos 7 u 8 años, y me enganchó totalmente. Pero la calidad técnica de la serie dejaba mucho que desear comparándolo con multitud de antiguos "cartoons". Tenía como alicientes lo carismático de sus personajes, su originalidad y la complejidad de su argumento, eso sí, hasta que su creador, Akira Toriyama, abandonó la serie, a partir de ahí fue todo un pésimo culebrón. Respecto al punto de inflexión que comentas, es cierto, de alguna manera Dragon Ball abrió la veda del dibujo animado de consumo comercial, en vez de puro pasatiempo. Ahí fue cuando empezaron a surgir "productos" para arrasar en marketing, con sus camisetas, sus figuritas, sus colecciones de VHS, sus chapas, en los cereales... derivando en los actuales Pokémon, Digimon, y un aséptico etcétera.

Nada que ver con el "Coyote y el Correcaminos", el "Inspector Gadget", o "Don Gato".

Lo de Carradine, una muerte de cine. Ahorcado en su armario de Bangkok. El motivo? los forenses lo dirán... seguramente un arrebato depresivo en un anciano que ya no podía desempeñar su papel de ágil monje tibetano o maestro de las artes marciales. En el fondo seguramente seguía siendo un "hippie", como en su juventud, y evitó de esta manera morir postrado en una cama. Una pena.



PD: Perdón, el "Inspector Gadget" me acuerdo que hubo una época que salía impreso en las galletas TostaRica de Cuétara... pero joder, es que por esas galletas pasó media Humanidad!!!

gary tormento dijo...

A mí Songoku me pilló con 18 tacos, y llegué a odiarlo (crecí con Mazinger y lloré con Marco), Hace años vi unos cuantos capítulos y la verdad es que hoy hay cosas mucho peores, me refiero a la violencia sin sentido y la falta de respeto e inteligencia que muestran hacia los más pequeños la mayoría de dibujos actuales. Cosas que no tenían por ejemplo "Bugs Bunny", "TELEÑECOS", el lobo "Lupi di loop", la mofeta "Pepe le Pew" y todas esas maravillas de las que hablamos por las que no pasa el tiempo. ¡Qué calidad para entretener y enseñarnos tenían! (hay exceptiones claro, una de ellas serían "los Simpson"..antíquos).

Sobre la muerte de Carradine estoy escuchando la hostia de burradas y suposiciones: que si drogas, suicídio, locura, fallos masturbatórios... Es lo único que parece importar, el morbo. ¡¡Personalmente me importa una mierda lo que sucedió en aquella habitación de hotel!! Lo que devería importar es que murió y ya está, eso es lo trágico lo demás es mierda, ¡¡que respeten su vida privada!! . Tenía 72 años y en vez de vivir de rentas y llevar una vida como haría cualquier persona corriente de su edad, pues estaba en el culo del mundo haciendo lo que más le gustaba (si lo piensas su viejo tambíen murió a pocos días de acabar su rodaje lejos de su hogar, también en la habitación de un hotel en Milan) Yo me quedo con éso, y hoy voy a revisar "Bound for Glory", que es el mejor homenaje que podemos hacerle.

Je,Je.. De Tosta Rica me acuerdo de Teresa Rabal, que si te fijas los dos nombres propios tienen las mismas iniciales...¿Coincidencia?

Nos vemos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...