miércoles, 19 de agosto de 2009

-MACARRAS: "HOUND DOG" TAYLOR

Borracho, pendenciero, bullero, "sabueso" empedernido siempre husmeando aquí y allá en busca de algún conejillo, estas son las señas de identidad del macarra Theodore Roosevelt "Hound Dog" Taylor (llamado así por el famoso presidente). Con su banda los Houserockers conseguiría crear un sonido crudo dentro del blues como los Ramones harían con el rock. El rastrero sonido lo originaba un cacharro de guitarra japonesa de 50 dólares marca Kingston a la que Hound Dog arrancaba notas metálicas, punzantes, estridentes y distorsionadas, marca de la casa. Todo ese mejunje -Dog dominaba como nadie la técnica del slide guitar- daba como resultado un blues súcio, lleno de sudor, desnudo de adornos o florituras, directamente al grano...como los Ramones vamos. Un blues oxidado que descargaba en directo desde la silla en la que tocaba sentado debido a los fuertes dolores de tenía en un pie, siempre con un vaso de whisky Canadian Club a su lado y un cigarrillo Pell Mell en los lábios. Sólo editó dos álbumes en vida, el primero con 56 años. Murió con 60 años. Un tercero en directo se publicaría póstumamente al año siguiente.
CRIADO EN EL DELTA EN UNA MISERABLE CABAÑA DE MADERA
El "frikie" de Taylor (¡¡Sí, el tío nació con 12 dedos!!, una noche borracho se cortaría el que le sobraba de la mano derecha, dejando el extra de la izquierda) nació en pleno Delta del Mississippi un 12 de abril de 1915. En su adolescencia empezó tocando el piano para dar el salto a las seis cuerdas (¡¡el número mágico!!) al cumplir veintiún años. Fruto de su pasión por el sexo opuesto, tuvo que salir por patas de su tierra natal por problemas ¡¡con el Ku Klux Klan!! (se estaba tirando una mujer blanca !!) yendo a parar a Chicago para no volver nunca más. Después de un tiempo, tirado por ahí, decide convertirse un un bluesman, corría el año 1957. Los primeros diez años de su carrera pasarían sin pena ni gloria, pero a raiz de 1969 le llegaría el reconocimiento.
Este negrata miserable y genial falleció en el hospital, un cáncer de pulmón se lo comía por dentro. Unos meses antes Taylor había disparado a bocajarro a su íntimo amigo Brewer Phillips también músico, afortunadamente no lo mató, pero éste le denunció y Hound Dog fue acusado de intento de asesinato, pero el juicio nunca llegaría a celebrarse, eso sí, antes de morir, Dog consiguió el perdón de su amigo.
Álbumes: Hound Dog Taylor And The Houserockers (1971) / Natural Boogie (1973) / Beware of The Dog (1976)

3 comentarios:

Garypregunta dijo...

A tumba abierta:
No puedo creer que estos días tenga más visitas qué en los cási dos años de vida del blog (Grácias a tódos!!!), y nadie se pare un minuto a escribir cualquier comentario...
De verdad que no sabe uno a qué atenerse ¿Estará mal el contador?, ¿Habrá alguien ahí fuera?...¿Será ésta una nueva forma comunicación?...
Yo creía que era el tío más vago del universo, y me complace saber que no estoy sólo, pero un poco de crítica (¿porqué no?)no le viene mal a nadie.
¿Nadie se atreve?... ¿¡¡Algún voluntario!!?...

Isaac Castro dijo...

muy buen blog! el gran hound dog taylor u

gary tormento dijo...

Grácias tío, por colegas lectores como tú es por lo que hago este panfleto. Grandísimo bluesman. El texto es de hace tres años y para mí ha sido un placer comprovar que no me he equivocado en el enfoque del blog. No hay que actualizar nada, aquí uno se pierde en el tiempo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...