lunes, 9 de noviembre de 2009

- NO ES DIVERTIDO CUANDO SABES QUE VAS A MORIR JOVEN.

STIV BATORS, de estar vivo, cumpliría el pasado 22 de Octubre 60 tacos. A los que desconozcan la importancia del "chico muerto" dentro del rock&roll, decirles que no poseía una gran voz (según muchos eruditos) pero encima de un escenario pocos podían hacerle sombra. Digamos que seria el hijo bastardo de Iggy Pop. El alumno aventajado de la Iguana, según la leyenda fue Stiv quien le pasó aquel bote de mantequilla de cacahuete durante un bolo de los Stooges antes de que Iggy caminase sobre la muchedumbre, decidiría ser estrella del rock precisamente tras ver un show de los de Detroit. Y bien que lo conseguiría...
Con su primera banda los Dead Boys, sentaron cátedra dentro del punk-rock neoyorquino. Fueron muchas noches las que incendiarían el mítico CBGB al lado de los Ramones o los Heartbreakers, pero el concierto que quedaría en la mente de unos pocos privilegiados y que todavía hoy es recordado como uno de los momentos clave en la historia de tan emblemático garito fue el que dieron con los británicos The Damned (en aquel bolo conocería a Brian James, con el que años despues formaria The Lords of New Church). Dos estupendos discos fueron el legado de los de Cleveland "Young, Loud and Snotty" (Sire Records, 1977) y "We have come for your Children"(Sire, 1978), con surcos tan maravillosos como It ain't fun, Sonic Reducer, I don't wanna be a catholic boy... Música celestial.
Tras la separación de los Dead quiso probar fortuna en solitario, y dar un giro a su imagen de chico malo y punkarra (así como probar otros registros). Eligió Los Ángeles como morada para sacar un disco titulado "Disconnected" (78) una joya del punk-pop (eran los años del incipiente power pop) escuchar sino la preciosa The last year en la que rinde homenage a Sid Vicius.
En 1981 decide trasladarse a Inglaterra, donde tan bien lo acogieran cuando estuvo de gira con los Dead Boys. Con Dave Treguna (Sham 69) forma los Wanderers y fabrican uno de esos grandes discos olvidados del rock&roll. Acto seguido junto con los citados Brian James(guitarra) y Dave Treguna (bajo), secundado a la bateria por Nick Turner (Barracudas), funda The Lords Of A New Church. El grupo alcanzaria cierta fama gracias a temazos como "Russian Roulette" (y el punk siniestro tendria un nuevo abanderado) pero serian sus apocalipticos shows los que harian que miles de seguidores abarrotaran sus directos. Stiv era un puto animal en vivo. Solia darlo todo encima de las tablas. En muchas ocasiones acababa en la enfermeria, autolesionado. En una ocasion estuvo un minuto con el corazon parado, tuvieron que reanimarle tras haberse ahorcado con el cable del micro, en un ejercicio que habia realizado cientos de veces con anterioridad...hasta esa noche. Tras tres Lps, Stiv disolveria a toda la banda ¡¡en directo!! ante la sorpresa del resto del grupo, tras enterarse de que habian puesto un anuncio a sus espaldas buscando un nuevo cantante. (Ellos no sabian que Bators lo habia leido).
Un dia, mientras encendia un cigarrillo en la acera, un coche lo atropello. Cansado de esperar al doctor en el hospital, decidio irse a su casa. Nunca se levantaria. En ciernes dejo un proyecto inacabado: su colaboracion con Dee Dee y Johnny Thunders en un supergrupo "Las Putas de Babylonia" (THE WHORES OF BABYLON). 40 años contaba. Dios le tenga en su gloria.

3 comentarios:

Fuser dijo...

Lástima de ese proyecto, porque menuda mezcla podría salir de ese trío...

Saludos!

gary tormento dijo...

el tema "poison Heart" que versioneaban los Ramones en el mondoBizarro, ya era de Las Putas...(compuesto por Dee Dee y Dani Rey)
Una autentica pasada.
En su disco en solitario tambien hay joyas como "A million miles away", "Evil boy" o la maravillosa "the last year"

Fuser dijo...

Esa fue la primera canción de los Ramones que conocí... me impactó.

Buscaré algo más sobre ese disco... nos vemos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...