martes, 24 de agosto de 2010

DESTINO: ALCATRAZ

El legendario islote ya existía como lugar de presidio y aislamiento en el siglo 19. Los índios nativos de la Bahía de San Francisco siempre creyeron que aquel era un lugar maldito. El faro y el fuerte que lo coronan fueron construidos durante la guerra de Secesión americana. La pequeña isla ya albergaba pués a presos confederados antes de convertirse en la famosa Isla del Diablo de la que tanto nos contaron desde el cine y las películas. También llamada La Roca, esta siniestra isla de apenas 9 hectáreas se convertiría en la primera cárcel de Máxima Seguridad de los EE.UU. A partir de 1934, año de su inauguración, esta cárcel federal estaría reservada a los presos más violentos y peligrosos de América. Podría decirse que Alcatraz era el último recurso. Si sus inquilinos (Capone fue uno de tantos) tenían fama de duros y peligrosos los agentes que les custodiaban eran asimismo los más duros del país; y cabría suponer que igual de peligrosos. Los prisioneros, afinados entre cuatro paredes de un metro y médio por 2'75, apenas tenían contacto los unos con los otros. El Alcaide era el amo y señor del castillo, el que lo decidía todo, si morías o vivías. Sin su consentimiento ni siquiera podían los familiares adceder -por ley- a visitar a sus presos una vez al més. Y al reo que se pasase de listo le estaría esperando la suitte más húmeda y mohosa del balneario: la Celda de aislamiento en el Bloque D. Temído "agujero" del que pocos regresaban cuerdos... si és que lograban salir.
Todo ese aire de máxima seguridad del que hizo gala Alcatraz durante años se vendría al garete cuando en 1963 tres presos lograron protagonizar la fuga más espectacular ocurrida en la isla. Fran Morris, Clarence Anglin y su hermano John Anglin (que de estar supuestamente vivos rondarían los 80 años) fueron los encargados de tal hazaña. No se sabe si perecieron en sus frías aguas o qué sucedió tras la fuga, pero su huída precipitaría poco después el cierre definitivo de Alcatraz como prisión. Se estima que a lo largo de sus 30 años de historia 64 hombres murieron tras las rejas y muros de cemento tratando de escapar, suicidados, torturados o enloquecidos (todavía hoy perduran las historias de fantasmas y apariciones). Huvo a su vez otros intentos anteriores de fugas o evasión (hasta 23); los informes oficiales hablan de 6 presos abatidos, 2 ahogados... Tal vez haya a su alrededor un secretismo y misterio acrecentado por las historias made in Hollywood que han convertido Alcatraz en un mito o leyenda urbana. Echémos un repaso a algunas de las películas -que primero me vienen a la mente- que un servidor a podido ver sobre tan conocida isla:
- FUGA DE ALCATRAZ. Don Siegel, 1979. El reencuentro entre Siegel y Eastwood tras varios años separados. Basada en los supuestos hechos reales sobre la sorprendente huída de Morris y los hermanos Anglin. El maestro Siegel reconstruye los preparativos y posterior fuga de lo que parecía una fortaleza contruída para evitar cualquier intento de evasión.
- EL HOMBRE DE ALCATRAZ. John Frankenheimer, 1962. La mejor historia, para mi gusto, de todas las pélis sobre tan cinematográfica isla-prisión. Otra historia basada en hechos reales. Como un hombre (sublime Burt Lancaster) se redime de dos asesinatos y una condena a cadena perpétua, adoptando un gorrión que capturó en su celda y convirtiéndose a partir de entonces en el mayor especialista mundial sobre ornitología. Aquí no hay fugas ni conato alguno de evasión. Solo vida y muerte entre rejas. Completan el gran reparto Edmond O'Brien, Karl Malden y el "kojak" Telly Savalas.
- A QUEMARROPA. John Boorman, 1967. Alcatraz más siniestra y ruinosa que nunca. Si bien la historia tan solo tiene a Alcatraz como punto de partida y final de tan loable film, la isla juega un papel primordial para entender los personajes y el aire claustrofóbico que el director de "Deliverance" tan bien sabía imprimir a sus películas.
- Luego estarían "LA ROCA"(1996), un bodrio de acción típico de su momento y al servicio de la estrella de turno (en este caso Sean Conery y Nicolas Cage)... y algún título más que vosotros haréis bien en recordarme. Para finalizar decir que la aceptable "Sutter Island" de Scorsese en algunos momentos me trajo a la memoria la isla maldita de Alcatraz. Aquella a cuales viejos proverbios indios aconsejaban no acercarse.
Hoy es un lugar y destino turístico que recibe miles de visitantes al año. De tan siniestro peñón, se han escrito libros y filmado decenas de películas y documentales. A nadie escapa que lugares preventivos como ése seguirán atrayéndonos misteriosamente. Y es que alcatrazes y guantánamos los hubo, los hay, y los habrá siempre.

7 comentarios:

Fuser dijo...

La verdad que el islote tiene tela. Lo que Alcatraz vino a demostrar fue que no hay prisiones inexpugnables, y por muy mal tratados que estén los presos, eso no los disuade de seguir cometiendo crímenes y delitos. Desde luego, Alcatraz no estaba fabricada para colaborar con la vía de la reinserción social, al igual que otras muchas prisiones de máxima seguridad que existen en el mundo.

De las pelis que mencionas me quedo con la de Siegel y Eastwood, como no podría ser de otro modo. A mi juicio, los tres prófugos tuvieron que sobrevivir. Los cuerpos ahogados siempre se encuentran, tarde o temprano. Y la verdad, a las autoridades tampoco les interesó demasiado encontrarlos...

Saludos!

gArY dijo...

Empecé a ver "Prison Break" precisamente porque adoro las cintas de evasión (la serie debió acabar esa 1ª temp. por mi parte dejé de verla en cuanto se fugaron). Ya fuesen huídas de cárceles; campos de exterminio nazis, japoneses o vietnamitas (¡grande Chuck Norris!); de terribles islas tipo Papillon; hasta si fuesen huídas del "planeta de los símios" ... me da igual el género, siempre ha sido uno de mis temas predilectos. Hay toda una galería de presos y escapadas cinematográficas (y reales) inolvidables. Si no fuese tan vago sería un buen tema para una entrada, pero solo de pensar en la cantidad de peliculones a lo "conde de Montecristo" que se rodaron se me quitan las ganas

Sé lo mucho que te (nos) gusta Eastwood, pero hay que reconocer que "Fuga de Alcatraz" tal vez séa la más floja de todas las colaboraciones con el grandísimo Siegel. Aún así la peli entretiene y es superior a muchas superproducciones de hoy día, pero habría sido redonda de haber profundizado un poco más en los personajes. Pues está muy bien todo el plan de fuga y éso... pero me hubiese gustado saber qué fué lo que llevó a aquellos hombres a prisión, y cuales eran los motivos de su fuga.

Respeto a la famosa fuga real de aquellos tres, pienso que una escapada de tales características necesita ayuda externa. Vale que tengas un buen plan de fuga pero sabemos que tanto o más importante es lo que viene después: desaparecer sin dejar rastro

kaiserxoze dijo...

Homicidio en primer grado estaba bastante bien, con un gran(como siempre)Gary Oldman reinando por todo lo alto en el film.
Yo no soy fan como vosotros del amigo Eastwood, me parece que no hay color, la peli de Frankenheimer es una clásico absoluto y el papel de Lancaster es de los que marcan época.

kaiserxoze dijo...

Quería decir que no soy tan fan como vosotros de Clint. Me gustan muchas de las cosas que ha hecho, pero no me vuelve loco.

gArY dijo...

Estoy completamente de acuerdo. La péli de Frankenheimer (un director infravalorado digno de estudio, no hace poco revisioné "Domingo Negro" y me dejó alucinado; estoy repasando su extensa filmografía y una de las cosas que propiciaron el post Alcatraz viene por la péli de marras),-quizá un poco larga demás-, bien puede ser considerada como una obra maestra.

gArY dijo...

Lo mejor de Don Clint es que ha tenido suerte (¿donde habría estado si Leone no lo eligiese para sus spaguettis?), como director ha aprendido el oficio de dos grandes maestros (el italiano y Don Siegel),y como actor sus papeles siempre han dado éxitos. Su rostro de tipo duro (sobretodo de Harry Flanagan)sin duda creó escuela y decenas de imitadores (Charles Bronson...)y con el tiempo ha mejorado como los buenos vinos. No es un gran actor, dirigiendo es mucho mejor ("Bird","Cazador Blanco, Corazón Negro", "El Aventurero de Medianoche", "Sin Perdón" , "Un mundo perfecto" y "Million Dollar Baby" son para mí, en estos momentos, sus mejores trabajos como tal)pero a diferencia de otras estrellas de Hollywood -y ahí és donde radica su grandeza- ha sabído elegir muy bien sus papeles y ha podido hacer siempre lo que le ha dado la gana.
Su forma de entender el cine es lo más parecido a como lo sentían los viejos directores americanos. En una época en la que todo Diós quiere cambiar, él simplemente se aferra a las viejas tradiciones y a una manera de entender el cine y de contar historias, que mucho me temo morirá con él. Por lo menos en lo que a cine comercial de calidad se refiere.
Otra cosa que hace que tenga mi admiración és, a diferencia de otros actores y directores de su generación, que Clint no ha terminado sus días protagonizando ni rodando series en ese cementerio de elefantes y viejas glorias que es la televisión (James Caan, Donald Sutherland,James Wood...entre los muchos actores, o Carpenter, Walter Hill y un largo etc, de directores que acabaron en dicho médio como lo hicieron hasta los más grandes como Hitchcock...) Vamos, suerte sí, pero bien merecida.

Saludos

Fuser dijo...

Pues de no haberlo descubierto el gran Leone, Clint seguiría su carrera en aquella serie "Rawhide" (aquí creo que se llamó "Látigo"), que por otra parte, fue la que le hizo millonario, y capaz de montar su productora -casi- independiente, la conocida, y temida, Malpaso Productions. Esta compañía, englobada dentro del universo Warner, se dice que tiene incluso más poder e influencia que la gigantesca productora.

Temible Eastwood...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...