miércoles, 13 de abril de 2011

-BREAKING AWAY (EL RELEVO): FRACASADOS vs UNIVERSITARIOS

Seguimos analizando títulos de referencia tumbera dentro de nuestro arqueológico apartado destinado al género de "Cine y Aulas". Films adolescentes de culto como BREAKING AWAY (Peter Yates, 1979) que, aunque no salga un solo pupitre en toda la péli y tan solo se transite por los aledaños de la Universidad, funciona perfectamente dentro del cine de género estudiantil más que en el apartado de cine deportivo o en ese otro subgenero -llamémosle "films vacacionales"- del estilo de "Las Incorregibles Albóndigas "(MeatBalls, 1979) o "El Club de los Chalados"(Caddyshack, 1980), como pueda parecer en primera instancia. Dicho esto estámos ante un título de referencia, una película notable. Muy por encima del groso número de films de similar trazo destinados al público teenager que invadirían salas, multicines, autocines y videoclubs durante la década siguiente. Una película sorprendente en muchos aspectos. En primer lugar funciona como una divertida comedia de dicho género, pues tiene todos los ingredientes típicos de esta clase de películas: Están los "fracasados"(alumnos de último curso que no irán a la universidad, a los que les espera un futuro no demasiado prometedor dado como están dictadas las normas de nuestra sociedad), están los ricos, guapos y capacitados universitarios pijos (que solo entienden de prosperidad, lujos y apariencias); está el deporte sí, pero un estilo deportivo, el ciclismo, menos fílmico (y "patriota") que el tradicional rugby americano, beisbol o baloncesto, deportes a los que nos tienen tan acostumbrados en estos casos (antológico todo el guión del padre, que impotente, vé como su hijo se "italianiza" de mala manera, ¡hasta cree que puede ser gay cuando le descubre depilandose las piernas!); está además el primer amor de por medio, las ríñas, las travesuras, los enfrentamientos sociales... y todo lo que estamos acostumbrados a encontrarnos en productos de similares características. Pero lo que la hace distinta del resto está en la apuesta de su gran director, el tristemente recien fallecido Peter Yates, de querer rodar un film comprometido con la reflexión y, el valor existencial de sus personajes. Podría decirse que "EL RELEVO" (como así se maltituló en español) inspiraría films de culto posteriores como "El Club de los 5", sirviéndose del ciclismo como una mera escusa para narrarnos y mostrarnos otras cosas demasiado importantes como para tomárselas a coña. Hablo de trabajo, inseguridad, esperanza, inquietudes, familia, amistad, futuro incierto, infelizidad... sin perder de vista el amor por la naturaleza (puede sonar cursi, pero creo que cada vez entendemos menos la importancia de esta última) y el entrañable y sanísimo humor -a la vieja usanza- para redondear la faena. Si crées no haber visto el film, tal vez llegue a pasarte como a un servidor. Tras la triste desaparición del gran Peter Yates me zambullí en un repaso a toda su filmografía. Volví a deleitarme denuevo con las estupendas , "El Gran Robo", "Abismo", "Un diamante al rojo vivo"... mientras descubría que el autor de "Bullit" tenía otras muchas joyas de las que sentirse orgulloso: "La Casa de Carroll Street", "El Confidente", "El Ojo Mentiroso" o esta "Breaking Away" son un buen ejemplo. Creía estar seguro de no haber visto ninguna de estas cuatro películas pero nada más ver la primera escena de "El Relevo" recordé de inmediato que yo había visto aquella película hacía 20 años largos. Letargada en mi precaria memoria, esperando su momento, estaba la imagen de la enorme cantera abandonada. Una piscina natural paradisíaca, a la que acuden los cuatro muchachos protagonistas durante sus vacaciones de verano. Podría haberme olvidado del título del film (como así ocurrió) pero ¿quién podría olvidarse de un lugar tan maravilloso como aquel? Es una de esas imágenes imborrables que identifican un film por sí solas. Decir que disfruté mucho más este segundo visionado. Siempre me preguntaré qué habra sido de aquellos cuatro, cómo les irá la vida y qué habrá sido de sus sueños y esperanzas. Nada que no nos preguntáramos alguna vez sobre nosotros mismos. LLámenme nostálgico. Para mí ha sido como reencontrarse con un viejo amigo al que creías perdido. Un regreso a la escuela. Ahora sé que puedo poner título a aquel recuerdo. BREAKING AWAY se llamaba... Compruében ustedes si merece la pena. (Comentar que la péli no costó un dolar y acabó siendo un éxito, Ah!, y Denis Quaid está enorme en como fracasado mayor, en un papel que dictaminaría el rumbo a seguir en su carrera; "Carros de Fuego" lo ratificaría)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...