martes, 17 de mayo de 2011

-NAZARETH: SOBREVIVIR A UN SONIDO MARGINADO

Otros de los pretendientes al trono hard-rock perdidos por el camino. Los hardrockeros escoceses todavía sobreviven en buen estado de forma después de cuarenta años de carrera. Acumulan un buen puñado de clásicos menores desperdigados por una irregular discografía, pero si por algo merecen ser celebrados es por su dignidad. El hecho de que hoy este sonido permanezca marginado, y un grupo de carrozas (que no sean los Stones) esté vetado en cualquier emisora de cierto tamaño, debería tener ciertas ventajas: hacer lo que les salga de los huevos sin necesidad de concesión alguna. Escuchen canciones de su disco Razamanaz (1973): como la que le da título, "Razamanaz" (deudora del "Speed King" de los Purple), "Broken down angel" o "Bad bad boy"; del elepé Rampant (1974): "Silver dollar forger" o "Glad when you're gone"; "Dressed to kill" de The Fool Circle (1980) ... etc, etc... y no me nieguen que son ritmos completamente disfrutables como en su día lo fueron (lo son) temas de grupos como Cream, Canned Heat, Deep Purple, Led Zeppelin, o los Stones, por citar a otros pioneros hard. NAZARETH se salieron del esquema: eran cuatro paletos escoceses bebedores de cerveza, casados todos, con hijos, con trabajo: Dan McCafferty (voz) era ingeniero, Manny Charlton (guitarra) -su verdadero nombre era Manuel (nació en La Línea de la Comcepción, Cádiz)- se había hecho técnico de radares en la Marina, Darrell Sweet (batería) era contable y Pete Agnew (bajo) arquitecto. En sus inicios concurrían musica negra, country, pop, rock&roll, hard rock, progresivo... Habían mamado discos del Sur de los EE.UU., traídos por emigrantes escoceses y esto les permitiría un eclecticismo abrumador que sin embargo no cuajaría entre el gran público británico (¡el hard-boogie "Dear John", su primer single, llegó al número 3 de las listas francesas !). Nunca alcanzarían la gloria de sus contemporáneos Aerosmith o AC/DC, pero tuvieron sus pequeños momentos de gloria. -Dan, poseedor de una voz muy personal, recibió incluso una oferta de inefable Ritchie Blackmore ofreciéndole entrar en Deep Purple cuando se mosqueó con Ian Guillan, la cual rechazó. Esto habla del compromiso y del camino que querían tomar como banda. En 1977, en plena redada punk, lanzaron Expect no Mercy (portada del desaparecido ilustrador Frank Frazetta), pero no había nada de guitarras sucias, sino todo lo contrario a los dictámenes punkis: había llegado el AOR. El disco significó un antes y un despues en su carrera. Nazareth parecían estar más cerca del "Rumours" de Fleetwood Mac que de Led Zeppelin, y es aquí donde el cuarteto deja de ser una agradable y excitante rara avis del género más fructífero de la década, para, igual que otros muchos grupos, seguir el aburrido camino de facturar canciones estándar para las masas (dicho dea de paso: el AOR, para ser un género tan denostado, ha dado canciones mayúsculas en algunos casos). El lector que todavía esté dudando de la pequeña grandeza de los alegres Natareth, debería intentarlo con alguna de sus multiples recopilaciones o con alguno de los discos arriba citados... por no decir que vayan directamente a "Snaz"(1981), uno de los grandes discos de hard rock grabados en directo de todos los tiempos. Música hecha con el placer de cuando escuchar la radio resultaba divertido y enriquecedor...

4 comentarios:

Jota Martínez Galiana dijo...

A mí es que el hard rock (sorprendentemente, porque me gustan el blues, la psicodelia y el stoner) siempre me ha dado un poco de pereza. No sé por qué, pero es así. En mi defensa, diré que soy consecuente, no es que no me guste Nazareth, es que no me gustan especialmente los Rolling ni Led Zeppelin (solo canciones puntuales).

Kinski dijo...

Siempre me ha gustado mucho la versión de Morning Dew que grabaron para el primer disco.
¿Te imaginas que un tema como Hair of the Dog pegase en la radio actual?. Enormes Nazareth.
Cambiando de tema, el Aor prdujo grandes grupos y canciones pero es demasiado cansino para mi, me gustan los primeros Boston o Journey pero tienden a la repetición y (obviamente) a lo pasteloso.
El debut de Boston... que sonido de guitarra oiga, que sonido.

gary tormento dijo...

Yo amo casi toda la música (según el momento) y cuanto más tiempo haya pasado desde la ultima vez que la escuché pues mejor (como en el caso de NaZaRETH), Me gusta ese reencuentro y los recuerdos que me traen. Eso sí, no soy de los que escuchan un solo género, me es imposible. Hay tanta buena música ahí afuera...
El AOR tambien me aburre Kinski, pero eso no quita que haya grandes canciones en él ("more than a feeling"...), es justo reconocerlo.

Jota, si te mola el stoner entónces fliparás con Nebula. Yo no paraba de escuchar Fu ManChu y Kyuss hasta que descubrí el poder de su nebulosa. Menudo combo hermano.

kaiserxoze dijo...

Jota: si te gusta el stoner, al menos sentirás algo cuando escuchas a Black Sabbath ¿no?
Otra cosa, para mí los Stones no fueron nunca una banda de hard y con respecto a el AOR a mi también me deja bastante frío: Boston y canciones sueltas de Angel, Journey...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...