viernes, 24 de junio de 2011

SCREAM QUEEN: PLACENTEROS ALARIDOS DE TERROR

CUALIDADES Y DOTES PARA SER UNA REINA DEL GRITO. La scream queen por norma general suele ser la víctima (que en casos se rebela y torna en heroína) de las películas de terror, la que se desgañita dando gritos y alarídos mientras el psicópata de turno realiza con ella las travesuras más endiabladas. Las encontramos en producciones de la A a la Z, caras o baratas, mejores o peores (decir que cuanto más cutres y bizarras mejor). Bien sea desnudas, en camisón, ligeras de ropa o enfundadas en jerseys de Cachemira las aspirantes a reinas gritonas, además de suponersele una potente capacidad de aullído, deberán estar dotadas de un físico de relieve (no es necesario saber interpretar), carne que mostrar sin pudor en escenas de ducha, cama, playa, mazmorras y donde lo exija el guión, osea, muchas veces. Innumerables las actrices, modelos y femmes fatales que a lo largo de la historia del cine nos ofrecieron momentos placenteros gracias a sus graves y bien agudos alaridos de terror... Como se dice en estos casos no están todas las que son pero... aquí va un puñado de algunas de aquellas grandiosas gargantas profundas.
  • ANTIGUAS GLORIAS GRITONAS:
FAY WRAY. "El Malvado Zaroff"(1932), "Los Crímenes del Museo"(1933), "El Doctor X" o "King Kong"(1933) son joyas del séptimo arte sin discusión alguna. Ni el mismísimo Gran Gorila pudo evitar la tentación de enamorarse de semejante hembra. La imagen de la actriz canadiense (nacionalizada estadounidense más tarde) quedaría ligada al enorme mono para la posteridad EVELYN ANKERS. (Valparaiso, Chile 1918-Maui, Hawai, 1985) Bailaba en clubs nocturnos de Gran Bretaña (allí debutó como actriz) antes de mudarse a Hollywood, donde se convierte en una de las grandes reinas del grito de la mitica Universal: El Hombre Lobo, the Ghost of Frankenstein, The Mad Ghoul, Son of Dracula, Jungle Woman, La Venganza del hombre invisible... Tras enamorar a espectadores de medio mundo se casa con el actor Richard Denning y abandona el cine a mediados de los sesenta y se marcha a vivir a una paradisíaca isla hawaiana... HELEN CHANDLER (Nueva York, EE.UU.,1906-California, 1965) Otra clásica. Formada en las tablas del teatro debuta en el cine en The joy girl (Alan Dwan, 1927), pero pasará a la historia por su papel de Mina en la crepuscular Drácula (Tod Browning, 1931), seducida por los encantamientos de Bela Lugosi. Al final, y en la vida real, los dos acabarían drogadictos y alcohólicos. En el caso de la actriz, su vida fue un contínuo ir y venir de psiquiátrico en psiquiátrico.
  • LAS QUE SE HAN DESNUDADO MÁS QUE GRITADO:
Aquí hay que hacer un alto en el camino. Hay para dar y tomar. Cualquier película de género alquilada (donde reinaba el vetusto VHS) o disfrutada en la pantalla de un cine en la década de los 80 tendría altas posibilidades de esconder una scream queen en su interior. Imagínense las infinitas filas de gargantas y el eco de sus gritos... Puesto que ya tenemos un apartado dedicado a las chicas hammer (otras pechugonas gritonas de cuidado) y sería casi imposible nombrar a tanta reina siliconada suelta por ahí, nos centraremos en un trio de actrices que estarían en cualquier quiniela para sentarse en el trono como Reina Mayor del Grito. Como hemos dicho eran los tiempos dorados del direct to video y estas fieras que a continuación repasamos estaban entre las más solicitadas de la Serie Z norteamericana: -LINNEA QUIGLEY (Davenport, Iowa, EE.UU, 1958) Gracias a su facilidad para despojar de ropa un cuerpazo que convierte en lucrativo negocio, la (pseudo)actriz Linnea Quigley se ha labrado una reputación en la serie Z proporcional a los ceros de su cuenta bancaria (posee todo un merchandising con su imagen; -esto solo puede pasar en USA-). Para abceder al desmesurado catálogo de poses y berrídos de esta mujer conviene rastrear las estanterías más recónditas y polvorientas de los videoclubs de barrio más cochambrosos hasta encontrar enmohecidos títulos como "Noche de paz, noche de muerte"(I yII), "El regreso de los muertos vivientes", "Night of the Demons (88), Greepozoids (sic!), Death Mask (98), "Angeles y Demonios 3"... y demás gamberradas. Aunque más fácil les seá verla, aunque brevemente, en Pesadilla en Elm Street, concretamente en las partes IV y V, o mejor aún, en la inocente "Sangre Fresca" del eminente John Landis, un director cachondo, -sinpático- que sabe mucho de gritos y alaridos de terror. MICHELLE BAUER (Montobello, California, EE.UU, 1958) Esta muñeca deslumbró desde las páginas de la revista Penthouse, además de flirtear con el porno en sus ratos libres -con escenas de sexo simulado, o eso dicen- bajo el pseudónimo de Pia Snow, antes de ser desnudada, esta vez, de cabo a rabo por los reyes punteros del cine basura (directores como Fred Olen Ray o David DeCoteau); despelotándose también para el peor Jesús Franco ("Lust for Frankenstein"). Otra faceta suya menos conocida es servir como doble en las escenas más tórridas de importantes estrellas de Hollywood, caso de Kim Basinger. Disfrútenla en Hellroller (92), Red Lips (95), La Venganza de los muñecos, y demás psicotrópicos productos. MONIQUE GABRIELLE (Kansas City, Missouri, EE.UU.,1962) Otra gritona llorona que sacó provecho a su exuberante cuerpo y sirvió de aderezo erótico para los subproductos norteamericanos de consumo casero. La rubia tetazas (aunque a veces aparece de pelirroja o morena) puede considerarse la musa del edwoodiano Jim Wynorski (un director surgido de la factoría Corman) que contrata sus servicios para títulos lisérgicos como "El regreso de la cosa del Pantano" o "976-EVIL 2: the astral factor". Pero como Hollywood solo ofrece migajas a damas de su calibre, y dado que las chicas de hoy se comportan correctamente en la pantalla y gritan por supuesto mucho menos con lo cual escaséa el curre, no dudó en apuntarse -como otras scream queen modernas- al porno light (al peor porno light, diría yo) con Bad Girls H (1982). Hoy tal vez haga gritar de gusto a sus fans desde alguna página web de su propiedad... BECKY LE BEAU es otro ejemplo de lo bajo que ha llegado a caer el oficio de scream queen. Y como no estamos para recordar más femme fatales caídas en desgracia No queda más remedio que pasar a homenagear a mi favorita indiscutible en esto de los gritos...
  • MI REINA DEL GRITO
JAMIE LEE CURTIS (Los Angeles, California, 1958)- De casta le viene al galgo. La guapísima Jamie Lee heredó los gritos de su madre, la también actriz Janet Leigh (foto 1) de eso no hay duda y, para el que suscribe, es la reina por derecho própio de todas las scream queens. Atípica, puede ser, pero marcó escuela (sino que se lo digan a Veve Campbell de la saga Scream), desde que caracterizada como Laurie Strode fuese acosada por el psicópata de Myers en la Halloween carpenteriana. El Tren del terror, La Niebla, Roadgames... y otras deliciosas películas demostraron lo gran actriz que era (con una viz cómica de lo más impresionante.. ¡¡y menudo cuerpazo!!). Con semejante bagaje no dejo de entender lo desaprovechada que tiene/tuvo Hollywood a esta fenomenal mujer/actriz. Otro claro ejemplo de injusticia artistica que pagamos nosotros, los enamorados fans.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...