lunes, 22 de julio de 2013

VENID A LAS CLOACAS. LA HISTORIA DE LA BANDA TRAPERA DEL RÍO

Desde la ciudad satélite de Cornellá (Barna.), antes de la democracia y mucho antes de vendernos la crisis o de que aparecieran los festivales de verano. Antes de alaskas, pollos fritos y carruseles de movida alguna. Incluso antes de que Eskorbuto se creyesen 'ratas en Vizcaya' y censurasen a Las Vulpes por 'zorras'. Antes del boom post-Maiden y la eclosión final del rock'n'roll en este país. Mucho antes de todo ese rollo que nos quieren hacer creer del 'rock del sábado noche' y su aceptación en la radio y la televisión... la Banda Trapera ya existía.

El grupo nació de la basura y la nada más absoluta, para proponer, seguramente sin darse cuenta, el rock más auténtico, gamberro, subversivo y peligroso que jamás se haya escupido en el ámbito de nuestras fronteras. Cinco 'curriquis' de barrio que traficaban con heroína (como suena) y en sus ratos libres se divertían tocando rock duro y visceral sin etiqueta alguna, nada complaciente con el oyente medio, y a los que rapidamente se les criminilizaría por éllo. Increible que saliese una banda así en nuestra España de los 70. Para los que duden de sus méritos y logros: eran todos unos músicos geniales (la voz tal vez fuese su punto más débil, pero esto habría que discutirlo) y su puesta en escena una puta salvajada, recomiendo enfurecidamente el documental VENID A LAS CLOACAS... (2012) para que ellos mismos os expliquen la magnitud de la Trapera. Tan histórica banda y, tan históricos acontecimientos, son narrados y filmados a todo trapo en este fastuoso documento por el escritor y periodista musical Jaime Gonzalo, una voz sabia y noble, revuelta activa y cronista gonzo al que tanto queremos en esta casa. Semejante firma autorizada salda de una vez por todas la vieja cuenta pendiente de recordar y reconocer a estos kamikaces sónicos jodidamente esenciables y irrepetibles, haciéndoles justicia con esta peli (y antes un libro). Los maltratados fans de la banda -y todos los desgraciados que desconozcan de su existencia- ya podemos estar contentos: tenemos lo que anhelábamos. Trapera forever!!!!!!!




1 comentario:

Andy Yim dijo...

La Banda Trapera del Río son nuestros Sex Pistola y nuestros Stooges igual que los
Burning son nuestros Rolling Stones y nuestros New York Dolls .

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...