martes, 15 de abril de 2014

ESCAPARATES DE CINE. Bibliografías para no dormir: Miike, Carpenter y Tarantino

TAKASHI MIIKE. La provocación que llegó de Oriente. (Angel Sala. Calamar ediciones, 2013)

Algún día profundizaremos en la mastodóntica obra del camaleónico cineasta yakuza como se merece. Un director de referencia para los que hacemos este cochambroso ciberfanzine y para todo aquel que ame el fascinante cine nipón y su crisol de katanas, kimonos y crisantemos. Un buen comienzo será leerse del tirón (apenas 144 págs. que saben a poco pero que son de obligada lectura) el libro con en el que Ángel Sala intenta aproximarse a la obra estajanovista de Miike. Un artista que hace del mestizaje de géneros (comedia, terror, ciencia ficción, western, infantil, cine de yakuzas, de samurais...) su código para descolocar, a veces noquear, al espectador y a la crítica. Desesperado, cruel, violento, provocador, oscuro, ecléctico, inclasificable...(pónganle el prefijo 'ultra' a todos estos adjetivos si lo prefieren) el cineasta japonés ha creado escuela.

JOHN CARPENTER. Ultimátum a la Tierra (J.D. Cáceres Tapia/Manuel Ortega; Macnulti Editores. 2013)

Este señor es el máximo responsable de desatar la imaginación en mi adolescencia. Gracias a sus geniales y transcendentales películas me hizo descubrir la importancia de los clásicos (Howard Hawks, nada más y nada menos), la pasión por la narración, el valor del cine de género (B o no) y, en su conjunto, un repertorio de temas y política poética que perdurará en el subconsciente del que suscribe por siempre jamás. Tan esencial personaje y leyenda viva (no lo olviden) merecía un repaso analítico escrito en resonancia con su trabajo. El libro se torna pues imprescindible. Tan solo esperar que no se acabe aquí la cosa.

QUENTIN TARANTINO. Glorioso Bastardo. (Juan Manuel Corral. 2013)

Versión revisada y ampliada del exitoso libro Tarantino: excesos y cinefilia, un texto del coruñés J.M. Corral (con prólogo del arriba citado Angel Sala) que se complace en repasar la biografía y filmografía del director de Pulp Fiction, sumando así una referencia más a la montaña de libros que sobre la vida y obra de tan importante cineasta se puede usted comprar en la librería más cercana. De los tres libros aquí citados, un best seller. En todo caso la fama no desmerece el cariño que le profesamos al creador de Kill Bill y nos leeremos con gustazo este nuevo relato del glorioso bastardo que pasó de dependiente de videoclub a mecenas de Hollywood.

jueves, 10 de abril de 2014

Aquellos maravillosos años: MONOPATÍN, Un documental de Pedro Temboury

Conocíamos las muchas gamberradas en las que andaba metido el malagueño Pedro Temboury: sus inicios como ayudante y chico-para-todo del maestro Jess Franco; por ser el realizador del corto de culto Vida y Muerte de un colecionista de discos (1992); su debut en el cine de serie B (cabría decir serie Z) con delirantes engendros casposos como Karate A Muerte En Torremolinos (2001) y Ellos robaron la picha de Hitler (2006); su lúcida colaboración en fanzines míticos como 2000 Maníacos; un excelente gusto musical (cañero y melódico punk rocker de la cabeza a los pies)... Desde ahora habrá que añadir una nueva y gratificante faceta a su humilde currículum: la de documentalista de cine. Lo sabíamos, cualquier cosa en la que anduviese metido el molón realizador andaluz merecería la pena. Y menuda delicia de documental se ha sacado el chavalote de la manga. Canal + estrenó hace poco MONOPATÍN (2013) y nosotros se lo recomendamos a todo tumbero cuarentón (para que se emocione) y, ya de paso, a todo skater hip-hopero juvenil (para que aprenda Historia de la Calle y estudie cambiar de rollo musical) que alguna vez se haya metido una ostia subido a una estrecha tabla rodante marca Sancheski. Un ejercicio de nostalgia ochentera facturado por un ramoniano fanático del monopatín que sabe explorar de manera convincente rampas, cuestas, curvas, aceras y recovecos varios de nuestra jóven memoria -la de un país en transición- a través de este espectacular deporte callejero y libre (¡atentos a las imágenes de archivo!). Los duros inicios, el boom, los pioneros, los equipos, las firmas deportivas, santuarios, lugares y nombres propios... de todo esto y un poco más nos habla Temboury y los entrevistados protagonistas en este quinqui documental. No esperen grandes acrobacias en esta cinta, ni estamos en Los Angeles ni la dirige Michael Moore (menos mal). Como complemento espérense ustedes una banda sonora de aúpa. Pedrito, coleccionista de discos descatalogados e imposibles, nos brinda el mejor repertorio de garage-punk-rock underground nacional que podías echarte a los oídos en aquella época (y en cualquier otra): Golden Zombies, Imperial Surfers, Dr. Explosión (Let's go in 69), Fracción del Ejército Rojo, Buenas Vibraciones (Colegas del universo), Farmacia de Guardia ('Cazadora de Cuero'), Los Vegetales (Chico Sencillo; Zona Negativa), Mastretta, La Banda del Otro Lado, Cerebros Exprimidos (Exprímelo), Glutamato Ye-yé (La balada de Karen Quinlan)... y, como no podía ser de otra manera, La Banda Trapera del Río cerrando con el trallazo 'Monopatín' el sentir de toda una generación. Monigote el que no bote.


viernes, 4 de abril de 2014

LECTURA CANALLA: "YO FUI JOHNNY THUNDERS" Una jaconovela de Carlos Zanon

A los rockeros gustosos de leer canalladas tóxicas noveladas por escritores marginales de la talla de Jim Carroll, Hubert Selby Jr. o Nelson Algren les suministramos una nueva dosis que les calme el mono: YO FUI JOHNNY THUNDERS (RBA Libros. Barcelona, 2014) novela negra bastarda escrita por el debutante Carlos Zanón (aunque ya ejerciera como poeta en su colección de versos titulada Rock & roll) en la cual el autor nos invita a bajar a los infiernos profundos y tortuosos de la noche barcelonesa más desconocida (aquella que nunca jamás aparecerá en las guías turísticas) de la mano de un yonki rockero protagonista, tan loser y radical como el añorado miembro de los New York Dolls al que hace referencia el magnífico título del libro. 
Mr. Frankie es Francis Aliaga, o así era como conocían a nuestro protagonista en los sonideros barcelones. El músico derrotado al que ha abandonado Diós, el Diablo y el Rock. El mismo que hace un tiempo acompañó al zombi Juanito Truenos de ciudad en ciudad en busca de un chute y un mísero bolo. Así arranca el primer capítulo de esta subterránea crónica vivida, lo demás es cuesta abajo, a tumba abierta. Ni rastro de polis ni detectives privados. El misterio es un torrente de nostalgia, angustia y derrota. Un viaje vertiginoso al horror. Una novela que nos sitúa en la cara B de la sociedad, tan infectada y contaminada como la pobre Lola, "una de esas personas para quienes parece que el mundo se pone en marcha cada mañana, para que ella lo descubra... Aquella cría se hizo yonqui en quince días, puta en un año y sanseacabó en poco más". La acción salta del presente al pasado, alternando lo coloquial y lo poético, especialmente cuando Francis habla del poder curativo del rock. Gracias al señor Zanón por parir historias tumberas como esta: Impura dinamita.

domingo, 30 de marzo de 2014

LAPIDO O LA TOZUDEZ DE LA REALIDAD

El proceso de hervir a fuego lento, curtirse en mil batallas, resistir contra viento y marea los golpes traicioneros de la mar sonora entristecida por lo convencional y lo insípido: La forja de un Artista. El orgullo de izar tu propia bandera, el honor de defenderla. La solidez con el paso del tiempo. Siempre fiel: Al rock indiscutible, a uno mismo, a sus fans... Jose Ignacio LAPIDO (1962-...), un ejemplo claro de honestidad y aguante. El granadino es un poeta modesto camuflado entre las sombras. Allí donde se difuminan los rótulos de neón llega la luz de sus composiciones. Rock and roll inmaculado que provoca quemaduras en según qué piel. Aroma a clásico por los cuatro costados. Nada cambia de un disco a otro. Son sus letras, la calidad de su punzante prosa, lo que lo sustenta todo. Textos punzantes que ganan empaque a cada nueva escucha. Lapido es un maestro alquimista que ha dado con la pócima indiscutible de la paciencia: Ésa fatalidad (o virtud, según se precie) que otorga al intérprete credibilidad y respeto y que más tarde que temprano consagra al autor en obligada referencia. No merece la pena entrar en comparaciones ni poner nombres sobre el tapete. Para nosotros, tumberos con canas y entradas, es evidente que Lapido juega en otra liga. Ni se acomoda en aguas bravas ni termales, necesita espacio. Sus canciones están a años luz de la tontería.


Treinta años de incansable carrera secundan una discografía impecable, una trayectoria musical que va para leyenda del rock nacional. Lapido es el Rock en castellano. Desde que allá por 1982 arrancara guitarreando y componiendo para los granadinos 091 (llegarían a producirles un disco el mismísimo Joe Strummer) Lapido se ha labrado una reputación intachable que suma y sigue. Ya en solitario, tras la disolución de los Cero en 1996, el guitarrista completa siete discos hasta la fecha. Un Universo lapidario en el que te verás inmerso "De Sombras y Sueños"(2010), "Música Celestial" (2002), agradables "Formas de matar el tiempo"(2013) y esa manera única y personal de entender la vida... como si te creyeras "En otro tiempo, en otro lugar"(2005). Maduras canciones como Bellas Mentiras son las que nos hacen felices. Disfrútenlas si quieren, nosotros ya lo hacemos.

viernes, 21 de marzo de 2014

POR UN PUÑADO DE DOCUMENTALES CINEMANÍACOS


REWIND THIS! (Josh Johnson, 2013)
Documento ideal para enganchar a nostálgicos del rebobinado y del pirateo "video a video", pioneros del intercambio, adictos al alquiler de 24 horas, al previo pago de una (auto)cultura cinemaníaca de la A a la Z. Menudo invento el VHS ¡Qué fiebre de formato, señores! Grandes los 80's. La industria, mercado y florecimiento de las cintas de vídeo, qué las hizo posibles, quién las mantuvo, qué quedó de todo aquello y muchas más cosas interesantes y superdivertidas en estas casi dos horas de material documental de primera. Por favor, no salpiquen. Prepárense a ser testigos de una avalancha de bodrios infumables con caratulas espectaculares, títulos de culto con efectos especiales de pacotilla, miles de explosiones a todo trapo, desatadas tramas de acción con violentos héroes asesinos como protagonistas y desnudos femeninos a tutiplén. El sofá les espera.


MICHAEL H. Profesión: Director (Yves Montmayeur, 2013)
Un documental de altos vuelos para un cineasta de altura. Los entendidos en la materia, los primeros de la clase, los dandys de la butaca, los críticos sesudos, los feligreses de la transgresión, los donantes de médula celuloide, militantes cinéfilos y demás amos de la razón ya tienen lo que andaban buscando. El film pretende desentrañar los enigmas y analizar la motivaciones que turban la mente y el arte de tan premiado autor, pero no es tarea fácil (aunque lo intenten en Cannes). No hace falta ir al psicólogo, vaya usted directo al manicomio y atajará. El flamante director de "El Séptimo Continente", "El Vídeo de Benny" o "Funny Games"(1997) se confiesa a su manera, eso sí, pero no es presa fácil, no se deja insultar, tiene otras preocupaciones: Seguir con su cine existencial, obsceno y transgresor sin dar más explicaciones. 



I AM DIVINE (Jeffrey Schwarz, 2013)
El film escarba en la memoria del tristemente fallecido actor y cantante Harris Glenn Milstead (1945-1988), personaje conocido en todos los tugurios de carretera y escenarios drag del cine independiente y underground estadounidense por el sobrenombre artístico de Divine. Provocador nato saltaría a la fama del mal gusto de la mano de otro genial pecador llamado John Waters. Y es que nunca antes una cagada de perro nos supo tan bien. Azares del destino la diva conocería al que sería su gran amigo y, muy pronto el realizador que pondría patas arriba su carrera, en los suburbios de Baltimore, condado al que llegó con 12 años procedente de Towson, Maryland.  La química colaboración entre ambos les llevaría al estrellato gracias a títulos que hoy consideramos de culto como Pink Flamingos, Polyester, Hairspray y demás cosechas marca de la casa. Solo un ataque cardíaco a la edad de 42 años terminó con tan armónica relación. Docu de diez.


JODOROWSKY'S DUNE (Frank Pavich, 2013).
Hace cuatro décadas en un planeta muy muy lisérgico un grupo de visionarios y psicomagos idearon un plan para apoderarse de toda la galaxia con la simple arma de lo absurdo y lo genial. Entre todos estos febriles artistas (Moebius, Arrabal, H.R. Giger,...) que revolucionaron los universos conocidos del cómic, el teatro, el cine, la escritura o la pintura figuraba a la cabeza el marciano Alejandro Jodorowsky, el más embaucador de toda aquella soñadora tripulación. Un proyecto ambicioso y colosal preparaba el chileno y su pandilla: la adaptación a la gran pantalla de la novela de ciencia ficción de Frank Hervert, DUNE . Lo que pasó después lo saben todos ustedes. La que pretendía ser 'la mejor película de sci-fi de la historia' jamás llegó a filmarse y en su lugar tuvimos que conformarnos con la sosa peli de Lynch. Ya iba siendo hora de que los neuróticos admiradores del multifacético artista chileno disfrutásemos de un documental definitivo sobre tan mitológico fracaso.

domingo, 16 de marzo de 2014

MONDO LIRONDO: CURIOSIDADES AC/DC


NI PELÍCULA, NI DOCUMENTAL ANUNCIADO, NI LECHES... A FALTA DE MATERIAL FILMICO EN CONDICIONES NOS VEMOS EN LA GUISA DE SACIAR NUESTRO FAMÉLICO ESTÓMAGO DE ALTO VOLTAJE CANALLA CON UNA SERIE DE CURIOSIDADES SOBRE LA MAGNA BANDA QUE LIDERÓ HASTA SU ETÍLICA MUERTE EL AÑORADÍSIMO BON SCOTT. 
ESPERANDO QUE FLOREZCAN ALGÚN DIA DE ESTOS SIMILARES 'ESTRELLAS DEL ROCK' COMO LAS DE ANTAÑO (POR SOÑAR QUE NO QUEDE), HEMOS DECIDIDO RECORDAR ALGUNAS  ANÉCDOTAS DE NUESTRO GRUPO FAVORITO.

Recortes de familia:

  • El nombre para la banda lo sugiere la hermana de Angus y Malcolm, Margaret, que utiliza una máquina de coser con las palabras AC/DC escritas en la parte trasera. Tras barajar otros nombres finalmente acabarían por adoptar las famosas siglas que les harían mundialmente reconocidos. Lo que los hermanos Young desconocían es que la comunidad gay utilizaba esa misma expresión como referencia al sexo.  
  • Otra vez sería su hermanita mayor la que acertase al proponerles vestimenta para la banda. Tocarían con ropa de escolares por la sencilla razón de que eran unos críos en edad escolar. Y sin rechistar. Adivinad quién les confeccionó dichos trajes!!!
  • Siguiendo con el entorno familiar de los Young (emigrantes ingleses en Melbourne con el padre en paro y ocho bocas que alimentar) decir que tenían bien a quien parecerse. El éxito que alcanzó su hermano mayor George con los Easy Beats (Friday on my mind), les servió de fuente de inspiración en la aventura musical que estaban a punto de emprender. Años más tarde contratarían a George como productor de la banda. 

Se ofrece vocalista en adopción:

  • Bon Scott se unió al grupo en 1974 directamente desde prisión. Se había pasado un año entero en chirona por agredir a un policía. Si alguna vez se preguntaron por los tres dientes que le faltaban al diablillo canijo, ahí lo tienen... La imagen de pendenciero autentico, preparado para aplastar cráneos y patear culos era cierta. La ironía viene cuando el pobre de Bon, cansado de parecer siempre un tipo desaliñado que no cuida su imagen (y así era en verdad), sorprende a todos al presentarse en los estudios de grabación londinenses en los que preparaban el nuevo disco "Black in Black" ¡con la dentadura arreglada!. Ni decir que palmaría semanas después.
  •  Los fantasmas de la esperpéntica y, conocida por todos, muerte alcohólica del famoso cantante rock-star rondarían años más tarde a otro miembro de la banda. Veinte años ininterrumpidos de parranda con la botella casi acaban con la carrera del lugarteniente Malcolm. En 1988, al borde de reventar el hígado, ingresa voluntariamente en una clínica de desintoxicación y su puesto de bajista lo ocupa temporalmente otro miembro de la familia Young: su sobrino Steven.  
  • Si no era poco lo de lidiar con la etiqueta de "seguidores de Satanás" y derivados problemas con la censura, los ejecutivos discográficos y los denominados 'defensores de la moralidad' que arrastraban desde que explosionó el atómico "Highway to Hell"... encima surgirían una serie de catastróficas desdichas que pondrían al grupo australiano bajo el yugo inquisidor de la opinión pública. Repasemos...
Mudarse a Amérika tiene estas cosas

  • En 1985 un joven asesino en serie californiano llamado Ramirez admite haber llevado a cabo sus crimenes bajo la influencia del tema "Night Prowler". Parece ser que el pirado chaval se internaba por las ventanas de las casas de sus víctimas en la noche tal como rezaba de forma parecida la letra de la canción. La prensa encontró un filón en estas conexiones rockero-criminales y no tardarían en aparecer las censuras (a la sublime portada del "maldito" Highway to Hell, por ejemplo), los rumores de satanismo, los supuestos suicidios de fans...  Estas absurdas y calculadas acusaciones, toda esta campaña anti-rock, todos estos ataques, eran publicitados, vertidos y promovidos por el PMRC de Tipper Gore y similares grupos de cretinos 'defensores de la moral' ( devotos cristianos y votantes de Reagan) que intentarían por todos los medios zozobrar la línea de flotación del Rock'N'Roll.. dicho sea de paso, sin conseguirlo.
  •  Una de las más sonadas tonadillas imaginarias de la prensa sensacionalista y bufona en cuanto al tema de la adoración al Diablo en los foros del rock, y en particular, sobre nuestra banda favorita, giraba en torno al verdadero significado oculto tras las siglas del nombre de la banda. Unos apostaban que las iniciales de "AC/DC" correspondían al mensaje satánico "After Christ/Devil's Come", y otros al de "Anti Christ/Devil's Children"... Imaginación no les faltaba, eso seguro. (Nota: Si desean una explicación más convincente al misterio de las siglas vuelvan a leerse el primer párrafo).
  • En 1991 los AC/DC se unen a la lista negra de bandas que han sufrido la desgraciada muerte de alguno de sus seguidores mientras descargaba en directo (Rolling Stones, The Who...). La tragedia tuvo lugar en Salt Lake City, durante la gira de Razors Edge. 13.000 fans congregados y tres almas al infierno. ¿Serían capaces de terminar aquel concierto?. The show must go on!, baby....
  • Para rematar este cotilleo lirondo un dato que creemos es definitivo (e irrepetible) ¿Conocen actualmente alguna banda de rock capaz de reunir ¡un millón! (sí, han leído bien), mil millares de asistentes en un solo concierto? No, claro que no. Pero ahí están AC/DC para romper barreras. En 1991 una millonada de rusos brindaron con vodka y se apelotonaron en una antigua base aérea soviética a las afueras de Moscú para disfrutar como cosacos del mayor show de su historia.


miércoles, 12 de marzo de 2014

MACARRAS DEL GHETTO: ICEBERG SLIM

Ninguna Gran Depresión, ningún Capone de Chicago, ningún reformatorio o universidad, ningún racista de mierda, ningún potente narcótico, ningún policía violador, ninguna celda de aislamiento, ningún padre figurante, ninguna mujer fatal, ninguna esquina traicionera, ninguna lógica, y, menos aún, ningún sentimiento... impedirían a Robert Lee Maupin (1918-1992) convertirse en un negro de provecho, en ICEBERG SLIM: leyenda de su gente, Diós proxeneta de los bajos fondos.
Para entender el verdadero alcance del mito (un personaje caldo de película, tiempo al tiempo) hay que retroceder a la Amérika de 1967, fecha de lanzamiento de su primera y mejor novela PIMP, THE STORY OF MY LIFE. El relato deslumbraría a propios y extraños: Lo novedoso del tema; la franqueza de lo narrado/vivido; un glosario rico en jerga callejera (que requeriría de ¡un diccionario al final de las páginas del libro!); el decorado genético; el ímpetu vertiginoso que imprimiría cada párrafo de su controvertida historia; la sorprendente calidad de su prosa (luego estudiada y analizada por muchos catedráticos); ... Ni que decir tiene que esta novela negra (y no es un juego de palabras) no solo se convirtió en un best-seller que arrasó las librerías y kioskos del ghetto afro animando y enganchando a millones de lectores de color sino que influiría sobremanera en generaciones posteriores de escritores, directores y actores de cine (Bill Duke, toda la blaxploitation...), músicos (conocidos raperos como Ice-T, Ice-Cube, Snoop Dogg...)...y gentes de toda una comunidad que ven y sienten como suyos el sufrimiento, superación y la controversia del triunfo -y de la vida- emulando a negros de leyenda como Robert Beck. Esa era su firma como escritor y voceras de todo un pueblo. La editorial de serie Z Holloway House (de dueños blancos) prosiguió entintando posteriores novelas de bolsillo luego adaptadas al cine: Trick Baby, Mama Black Widow, Death Wish... hasta que al chulo escritor le venció la diabetes.


Si desean proseguir lo más lejos posible de los barrios blancos -y se sienten capaces- de juzgar las desventuras y correrías de tal macarra de ébano irrepetible y rasputiano no duden en visionar el minucioso y brillante documental sobre su persona emitido por Canal + y titulado ICEBERG SLIM: PORTRAIT OF A PIMP (Jorge Hinojosa, 2012). Una historia tan jodidamente cool y subjetiva que pondrá patas arriba a toda la colonia de tumberos pardillos, tangados, chili pimps, dandys, fulanas, buscavidas, chaperos y demás ratas de esta fanática cloaca tumbera.


jueves, 6 de marzo de 2014

DISCO REDONDO: EUGENE HIDEAWAY BRIDGES (Roots & Vines)


¡Asombroso blues rebosante de soul! ¡Pedazo de disco, Eugene! Y sí, el timbre e intensidad vocal que alcanza este grandullón de Nueva Orleans nos recuerda al maestro Sam Cooke, y, vaya si es tan capaz de emocionarnos con su voz como lo hacía el genial soulman. ¡Bendito calco! Más allá de similitudes y parecidos razonables hay que reconocer que el disfrute de canciones como "Hold On", "Under muy Roof" o "Nelly Bell" son palabras mayores. Temas que solo podrían haber sido grabados por una clase de músicos muy especiales, no por un clon cualquiera. Sus siete nominaciones a los Grammy poco importan, importan nuestros sentimientos. Y por ese camino te llevan los surcos de Roots&Vines. A lugares en los que parece que ya has estado y de los que no te cansas nunca, al placebo de la buena música.

viernes, 28 de febrero de 2014

THE SEVEN-UPS (LOS IMPLACABLES, PATRULLA ESPECIAL. 1973)

El thriller USA de los 70 se caracterizaba por plantear la problemática individual y colectiva del crimen en un contexto contemporáneo por medio de un lenguaje visual de descarnado realismo y mitificación espectacular. Títulos, hoy míticos, como Bullitt, El Confidente, French Connection, Asalto a la comisaría del distrito 13, Los nuevos centuriones, A la caza, San Francisco ciudad desnuda... exhibían de manera crítica la ambigüedad moral y la fatalidad derivadas de las injusticias y corrupciones del Sistema. La violencia, la claustrofobia, la contrariedad, la paranoia o el nihilsmo estaban a la orden del día en esos fascinantes thrillers de Peter Yates, William Friedkin, Stuart Rosemberg o, como es el caso, de Philip D'Antoni. 
El género evolucionaría, claro está, pero serían las miradas de estos observadores y su obsesión por cierto aire realista, ese "estar allí sin estar realmente", lo que sentaría las formas del thriller moderno. Un legado que está hoy más a la vista que nunca.
THE SEVEN-UPS (Philip D'Antoni. 1972) pertenece a esa colección de títulos hollywodienses de la época que tanto nos alucinan en ATumbaAbierta. La cinta la dirigió el neoyorquino Philip D'Antoni. (este sería su primer y único film) el otrora exitoso productor de Bullitt (Peter Yates, 1968) y Contra el Imperio de la Droga (The French Connection; William Friedkin, 1971). Que lanzando Los Implacables... se aprovecha astutamente del tirón comercial de los últimos títulos citados, nadie lo pone en duda. Pero eso no quita que este señor filme su película con una clara "voluntad de estilo", coherencia temática y estilística (el tipo de cine que a él le gustaba producir) pariendo al final una 'trilogía' de rasgos y planteamientos con denominación de origen fascinante y equilibrada. Entre manos tenemos un "thriller en directo": El hábitat en el que se mueven policías y delincuentes, exteriores e interiores reales, combinación de elementos reales con ficticios, escenas planificadas y otras con cierto aire de improvisación (al igual que los diálogos), intervenciones de actores no profesionales ...Añádanle las calles de Nueva York a la atmósfera seca del film, la presencia de un actor en gracia como Roy Scheider (lo que la acerca al cine de John Cassavetes por momentos), una estética de documental, la influencia del free cinema británico y la Nouvelle Vague francesa del momento, a  y tendrán ustedes otra muestra más de buen cine setentero made in Usa..

viernes, 21 de febrero de 2014

W. S. BURROUGHS. En el centenario del poeta maldito

El pasado 5 de febrero se cumplían 100 años del nacimiento en San Luis (Misuri) de este artista de culto. Como bien sentenció el respetado crítico musical  Diego A. Manrique en su columna del  diario El País "Burroughs fue, a su manera, un Elvis posmoderno: una mente hirviente, un monstruo imposible de imitar." Poco más que añadir. Solo asentir. Heroinómano, homicida, homosexual y bohemio, William S. Burroughs continúa estando de actualidad. Del interior de novelas surrealistas y desestabilizadoras que dieron forma a la particular farmacología literaria del 'Pistolero de Kansas' (Yonqui, Nova express, El almuerzo desnudo o Los chicos salvajes), que jamás fueron best sellers pero que se mantienen a día de hoy en catálogo impregnadas del aroma maldito de su autor, surgirían todo un glosario de términos, métodos, nombres, tópicos, decibelios, conexiones, iconos y visiones apocalípticas que inspirarían a distintas generaciones de artistas y diversos movimientos culturales del siglo XX. Lanzó a la carretera a la beat generation (Kerouac y él compartieron apartamento en 1945, de hecho escriben juntos Y los hipopótamos se cocieron en sus tanques). De sus paranoicos escritos saldrían los nombres de bandas como Soft Machine, Steely Dan, Clem Snide...; ideas para personajes como el Ziggy Stardust de Bowie; sentaría las bases del cyberpunk; deslumbraría a visionarios como J.G. Ballard; aleccionaría a punk-rockers neoyorquinos (dejando profunda huella en Patti Smith); pupularizó los cut ups (esos aleatorios recorta y pega de textos y, eventualmente, sonidos), se atrevió a grabar discos en el género spoken word .... El panteón de ilustres estrellas del rock que quisieron en un momento dado conocerle, colaborar con él o simplemente inspirarse en su trabajo es tan amplio como su colección de armas: Paul McCartney, Jimmy Page, Ian Curtis, Tom Waits, Ministry, REM, Kurt Cobain (de su relación con este último hablaremos más adelante)... La cola para visitarle en su casita de Lawrence doblaba la manzana. El mito no pasaba inadvertido (su distintivo look de trajeado y respetable hombre de negocios no ayudaba a ello). No tardaría el cine underground en sucumbir a sus textos y personalidad maldita. En plena era grunge interpreta al personaje, apodado El Cura, en la mitica película de Gus van Sant Drugstore Cowboy (1989), a cuyo encuentro acude el yonki Matt Dillon, el protagonista del film, en busca de una respuesta sobre su destino. Todo cinéfilo conoce la adaptación cinematográfica de El Almuerzo desnudo llevada a cabo por el maestro Cronemberg. Obra de cabecera ..y, un ensayo biográfico de las obsesiones del escritor bajo los efectos de sustancias narcóticas y remordimientos del pasado. Nada como un descenso eterno a los infiernos -a tumba abierta- con el pretexto de sobrevivir reconvertido en drogata intelectual que detecta invisibles sistemas de control gubernamental, virus de poder y conspiraciones sociales... camino de la redención.


¿Un gurú entre el cáos? ¿La solución final a la locura?.. La voz del escritor que quiso jugar a Guillermo Tell con la madre de su hijo y erró el tiro, cumple cien años. Aprovechando señalada festividad coinciden en el mercado literario, un ensayo -Nada es verdad, todo está permitido (Alpha Decay), de Servando Rocha-, que recrea la visita que el músico Kurt Cobain le hizo en persona a su ídolo 'beat' en 1993 pocos meses antes de que se suicidara. Fue Courtney Love quien dio a conecer las fotos de los dos artistas juntos y se conocen algunos aspectos de dicho encuentro por los escritos que Cobain tenía en su diario. Entre lo más curioso del relato resaltar el disco de blues de Leadbelly que le regaló el cantante y guitarrista de Nirvana a su anfitrión (un año atrás grabó un tema titulado Le llaman El Cura, en clara referencia a la figura del escritor)... y, que pese a extraños, durante esta 'reunión de yonkis' nadie bebió, fumó o se drogó.
Si este libro no les parece lo suficientemente atractivo, tal vez les interese este otro lanzamiento: 'QUEER' (Anagrama). Novela mecanografiada en 1952, pero que no vio la luz hasta 1985. Amarga, descarnada, irónica, desangelada y politoxicómana desintegración de la literatura de su tiempo. Una vez más la canción de la desilusión. La edición definitiva recoge un prólogo de Oliver Harris (estudioso del autor) y encuaderna un diccionario de palabras clave, autorretratos diríamos, que nos ayudan a entender parte del universo Burroughs: Ayahuasca, bares, Orfeo, heroína, México, bala, gay, Billie Holiday, Tánger, Charles Henry Ford, cartas, gato...
Esperemos que estos dos libros sirvan al menos para recuperar parte y esencia del hombre que hemos perdido. Pocos días antes de morir, en 1997, William S. Burroughs escribió una ultima entrada en su diario. Aseguran que murió sereno y tranquilo. Leyendo el bello texto, pronunciando esas mismas palabras... me reconozco a mí mismo ¿De verdad puede ser todo tan contradictorio?.... Permítanme que les reproduzca una última muesca del talento de un pistolero maldito:
(Con todo...Felíz cumpleaños tío William)

"No hay nada. No hay sabiduría final ni experiencia reveladora; ninguna jodida cosa. No hay Santo Grial. No hay Satori definitivo ni solución final. Solo conflicto. La única cosa que puede resolver este conficto es el amor. Amor puro. Lo que siento ahora y sentí siempre por mis gatos. ¿Amor? ¿Qué es eso? El calmante más natural para el dolor que existe. Amor"
(William S. Burroughs)

sábado, 15 de febrero de 2014

PAPELES CANALLAS: GUITAR ARMY. ROCK Y REVOLUCIÓN CON LOS MC5 Y "THE WHITE PANTHER PARTY"


EL PODER DE UN PORRO
John Sinclair escribió en los años 70 este clásico de la contracultura americana que hace poco vio la luz en una primera edición en castellano cortesía de nuestros amigos de Muster. El sello madrileño especializado en recuperar sonidos underground y lanzar toda clase de artefactos rocanroleros añade así un título más a su joven sección de libros sacros. Tinta canalla de enjundia estrictamente tumbera que se muestra indispensable en toda estantería rock-literaria que se precie (De Gira con los Ramones; Tenemos la Bomba de Neutrones...; son algunos de esos otros títulos a los que hacemos mención y que ya hemos recomendado en estas páginas). Puestos a charlar de Guitar Army... es preciso hablar del personaje que lo parió, John Sinclair, uno de los más singulares y alocados mánagers de la historia del rock (con permiso de Kim Fowley). Un porreta reaccionario, activista político, músico, poeta, periodista, fundador del partido White Phanter Party y mítico mánager de la superbanda MC5 al que encarcelaron en Julio de 1969 y condenaron a 10 años de carcel por posesión de ¡¡dos porros!! de marihuana. Dos años y medio después, gracias al clamor de protesta popular (y cultural) que se generó alrededor de esa injusticia -secundado por figuras mediáticas como John Lennon y Yoko Ono que lucharon por 'la causa' componiendole una canción-, acabarían por soltarlo. Pero antes de ese hecho ocurrieron muchas otras historias, cosas que Sinclair se encarga de repasar, recomponer e ilustrar. El tiempo que pasó entre rejas fue el momento para hacerlo.
Sinclair manejó las riendas de nuestros queridos MC5 como si de un Ché o Malcolm X se tratara. Bajo su tutela los de Detroit se convertirían en "Guerrilleros de la escena rockanrolera del medio-oeste" y serían la diana perfecta para que grupos de americanos blancos y fascistas les señalaran como "un peligro para la sociedad", "un elemento perjudicial para el bienestar del país", "una amenaza para el orden y la seguridad de las instituciones"... y otras lindezas publicitarias por el estilo. Ese era el pan y la lucha de aquellos días. Artículos, ensayos, documentos, periódicos y diversos postulados anti-sistema dan buena fe de la peligrosa(para el Estado) ideología y corrección política del autor. El texto tiene más de cuarenta años y sorprende por su actualidad en materia de política, entre otros muchos aspectos. Un excelso listado nos sumerge en el establishment de la época, el rock, las drogas, el sexo libre, la música negra, los Panteras Negras, el Che, Mao, Frantz Fanon, Vietnam, Timothy Leary, el anti-imperialismo, el LSD, las utopías revolucionarias, guitarras enérgicas y macarrada dialéctica urbana. Una lectura apasionante aderezada con mas de 100 fotografías, citas, ilustraciones y carteles impagables... La joya incluye además un CD con música afín -MC5, Up!, The Rationals, Wayne Kramer...- y las voces de Allen Ginsberg, Bobby Seale y el propio Sinclair como regalo.
A propósito, a diferencia de otras muchas leyendas revolucionarias de aquella época y nombres própios de esta historia (Lennon, Malcolm X, Che, Fred "Sonic" Smith, Huey Newton...) nuestro activista escritor llegó a viejo para contarlo. Hoy disfruta de su merecida jubilación viviendo entre Estados Unidos y Holanda, con tiempo libre para tocar música y componer poemas... además de regentar un programa radiofónico en Amsterdam. Salud hermano.

domingo, 9 de febrero de 2014

SEMANA NEGRA. En el adiós de Hoffman y Schell


(1967 - 2014)

¿Qué conciencia tendrá el 'camello' que asesina estrellas? ¿Vuelve la heroína a las calles o nunca se fue? ¿Qué tiene Nueva York que atrae a tanto yonki con talento? ¿Qué diablos pasa por la mente de un 'monstruo'?...¿Qué tendrá esta droga que a todo el mundo le mola?... Tengo mil preguntas y lamentos más pero me faltan ánimos.... Todavía estoy en shock... La sorprendente muerte de Philip Seymour Hoffman en una noticia desoladora para todo ser humano al que le guste el cine y el teatro, la voz y la vida. En pantalla fue un ejemplo para el oficio. No necesitaba mucho más, solo cinco minutos para hacer suyo cualquier personaje que le echaran. Nos tenía conquistados. Lo sabemos, el cine pierde a un grande y gana un rostro para la eternidad. Lo que pudo ser ya es historia. De entre todos sus numerosos y trancendentes trabajos en multitud de enormes películas nos quedamos personalmente con ese Lester Bangs pasado de rosca de Casi Famosos (no tanto por interpretar al famoso crítico musical tan respetado en esta casa, sino... por ser la primera vez que entró en nuestras vidas) o los que llevó a cabo bajo la dirección de Thomas Anderson (como ese pequeño papel en Boogie Nights) y, sobretodo, haciendo de drogata en el thriller no-póstumo del profesor Lumet  Antes que el diablo sepa que has muerto. 


(1930 - 2014)

Maximilian Schell también puso rumbo a lo desconocido. Su adiós sería más lamentado si no hubiese palmado al tiempo que Seymur Hoffman, mucho más joven y mucha más noticia que el austriaco. Los dos tienen un Oscar, parece ser, y aunque creemos que en talento le gana el americano (al menos a los puntos) es de justos reconocerle y honrarle como se merece. Como uno de los nuestros. En la mente de todo peckinpahniano está su papel de capitán Stransky en Cross of Iron (1977). Descanse en paz. 

lunes, 3 de febrero de 2014

SUCH HAWKS, SUCH HOUNDS. Antiguo Testamento para los fieles del Stoner Rock

¿Te suenan de algo bandas como Saint Vitus, THE OBSESSED, Spirit Caravan, The Hidden Hand, High on Fire, Fatso Jetson, PENTAGRAM...? ¿Estabas al corriente de la influencia del músico Scott 'Wino' Weinrich(Foto) en el universo hard-rock?... Pues, prepárate para un curso acelerado de proto-stoner propulsado por la gente y las bandas pioneras a las que hace referencia este mayúsculo documental sobre la música pesada underground estadounidense.
¡Hijos de Black Sabath, Mountain y Free!.. Tenéis que saber que antes del Trash Metal, el Punk Metal, el Death Metal y el Doom, antes del boom Metallica, Slayer, Biohazard y demás famosillos duros de pelar, antes del advenimiento de Kyuss y Soudgarden, de Nébula, Fu-Manchú y demás martilladores de renombre ... brotó largo tiempo atrás en el desierto californiano un germen, un hongo machacante e hipnótico que obró el milagro stoner. En el inhóspito Valle de la Muerte nació un sonido desconocido y desmelenado nunca antes silbado por el viento. Riffs erosionados y áridos como el Sol que enrojece las entrañas de la tierra. Son los llantos de los fantasmas los que atruenan, los lamentos de los espíritus guerreros de piel dorada que moran en la cumbre de la Montaña. Honran a sus antepasados y fraguan su propio estilo. En el camino serán comida para coyotes, pasto de los buitres... Es siempre la misma historia, sí. Pero por esta vez la leyenda de estos Cruzados estará algo más documentada gracias a productos tan sanos y nutritivos como el vídeo SUCH HAWKS, SUCH HOUNDS(2008), el cual recomendamos desde estas páginas tanto a fanáticos de la Hermandad Stoner como a curiosos de la Historia Oculta del Rock (A su entera disposición en yotuve).




miércoles, 22 de enero de 2014

ESPAÑOLES POR EL MUNDO: ALEJANDRO NÁGERA, VIVIDOR DE PROFESIÓN

Siguiendo con el rastro de singulares españolitos sueltos por el mundo... nos hemos topado con el hippie/juppie Alejandro Vallejo-Nágera (1929-1993). Menudo personaje este señor de Burgos, oigan.  Nuestro paisano lograría con sus quijotescas andanzas y bizarras patoaventuras vivir lo que todo hijo de Rasputín: una vida sin dar golpe, a cuerpo de Rey, surcando mares y océanos presto a soportar bacanales desmedidas de sexo y drogas gratis. En estos casos la fortaleza física y la salud (no necesariamente mental)del individuo han de ser considerables para disfrutarlo. Uno ha de gastar muchas calorías si espera convertirse en rajá (con harén propio), misionero, peregrino, explorador, psiquiatra de la jungla y playboy marbellí..., por no mencionar la de epidemias a evitar como inquilino en cárceles de medio globo (la más longeva 6 meses en Kabul, Pakistan).
Unos podrán decir que de 'hippie' tenía Alejandro lo que éllos de monja, o sea, nada. Que bien era un déspota y un manipulador con un ego descomunal... Que antes de ser un gurú profeta despelotado y desvergonzado, o como él mismo se bautizó, un romantico vividor, fue un aristócrata hijo de militar que dilapidó toda su fortuna en fiestas en Ibiza y Marbella. Añadirán al discurso crítico su pasado como legionario y el recuerdo de un desfile de niñez en el que el mismísimo general Franco le otorgó un eclesial saludo. Así llegarán a la conclusión de que el diabólico Alejandro 'Crusoe' Vallejo Nágera puso pies en polvorosa -hacia tierras de Oriente- una vez arruinado y en estado de 'busca y captura'... Si bien habría que apuntar que esta práctica huidiza estaba muy extendida en aquellos años del flower power en los que flipados occidentales adictos a la vagancia (y expulsados de las Baleares) aterrizaban sus posaderas en un islote de la India, Indonesia o el Japón, al igual que hiciesen en el pasado piratas del viejo mundo tan respetados como San Francisco Javier y otras buenas gentes de Dios. Vamos, que a nosotros todo este jaleo nos trae sin cuidado... Mejor no juzguemos a nadie. Tan solo añadir que digan lo que digan aplaudiremos siempre la valentía suicida de 'colgados' como Nágera y todos aquellos 'locos geniales' que se pasan las leyes de la vida por el forro... allá donde estén. Como suele decirse.. que les quiten lo bailao...
 "La Cueva de Alí Babá" echó el cierre, "La Oveja Negra" también (así bautizó su crápula dueño a dos de las tabernas que regentó en los remotos mares del Sur), las indígenas de Karanguten le echan de menos y el aguardiente de palmera ya no es lo que era (por no hablar de la calidad de las drogas). El burgalés se merece una película documental tanto como Nick Nolte se mereció protagonizar una ficticia historia, muy parecida, en aquel extraño film bélico titulado Adiós al Rey (1988). Con cierto aire al mencionado personaje del film de Milius, Alejandro reinó a su manera perdido entre frondosas vegetaciones psicotrópicas, aguas cálidas y amigos indios de radiante dentadura blanca, sin gastar nunca un dolar, amando, robando y bebiendo de la caridad de la tribu. Y eso, amigos míos, ya no está solo al alcance de las estrellas del cine... Y todo gracias a Nágera




viernes, 17 de enero de 2014

MUJERES ATÓMICAS... CHRISTINA LINDBERG


Toca placer... Momento este para recordar, y reivindicar, a la desbocada y despampanante playmate sueca Christina Lindberg. La bomba atómica de este mes es una de esas actrices con carita de niña buena, una angelical lolita con cuerpo de guarrona voluptuosa, ligera de ropa y sobrada de metralla. Tal dualidad excita sobremanera el subconsciente masculino, para que negarlo, y en especial el de todos los amantes tumberos del cine sexploitation de los salvajes años 70, periodo en el que adquirió fama nuestra mortal reina del sexo -y violencia Betamax- made en aquellos gloriosos años de puterio y gamberrismo cinéfago.


Nacida bajo el signo de Sagitario en mitad del siglo pasado, y gracias a los atributos anteriormente apuntados, decide ganarse el sustento mostrando su desnudez a muy temprana edad en revistas para adultos (Penthouse, Playboy...). Algún lumbreras del negocio del celuloide pensó en darle la alternativa a la Lindberg después de que la niña fuera vista por más de 250.000 calenturientos compatriotas luciendo encantos en las exitosas páginas de la revista Rottmanad (1970). Comienza entonces la fulgurante carrera de actriz protagonizando MAID IN SWEDEN (1971), producción americana rodada en suelo escandinavo con plantilla de actores nativos, donde la tan recurrida historia del despertar sexual de una inocente joven (vestuario incluido: coletas y uniforme escolar) sale a relucir con todo esplendor y detalle: voyerismo, masturbaciones, violaciones... No tardaría en rodar más escenas rebosantes de erotismo en su siguiente film: EXPONERAD (1971), en él la presentan como una joven cansada del tonto de su novio y que fantasea con ser forzada por el hombre que la chantajea mediante unas fotos en las que aparece desnuda.
 Esta arrolladora explosión en el panorama del cine sueco y europeo propicia que diversos cineastas internacionales quieran contar con sus servicios. Así rueda en alemania occidental con el infame maestro Joseph W. Arno ("Every Afternoon" y ""Young  Playthings", ambas de 1972) y se codea a pecho descubierto con otras féminas de relumbrón del momento como Ingrid Steeger o Ulrike Butz. Pero sería en el lejano país del Sol Naciente donde la Lindberg demuestre todo su ardor y  furia de mujer, amén de unos desnudos sangrientos de aupa. Las extravagantes SEX AND FURY (Furyo anego den: inoshika ocho, 1973), en la que la vemos azotar impávidamente a otra estrella del cine exploitation, Reiko Ike-  y JOURNEY TO JAPAN (Pruno no joo: nippon sex ryoko, 1973) son los títulos más salvajes de aquellas incursiones de la actriz en el genero Pinku-eiga. Lugares idóneos y guiones majaretas para que nuestra venerada sueca tarantiana despliegue todos sus atributados átomos encadenando papeles de ninfómana descocada (Tonarsflickas Dagbok, 1973), vengadora violada (THRILLER, EN GRYUN FILM, 1974)... o lo que se echara al cuerpo.
Después de rodar alguno de los más desmedidos y degradantes films de culto que se conozcan Christina se despidió con todo su talento y potencial intactos. Sus fieles seguidores todavía hoy le rinden culto en su página de Facebook. Casada con el dueño de una conocida revista de aviación sueca se hizo cargo de la editorial de la misma tras la muerte de su marido. En la actualidad vive retirada del mundicio en Estocolmo, cuidando de sus gatos siameses y dejándose ver en contados eventos conmemorativos. Para más señas rebobinen por favor sus viejas peliculas betamax y deleitense con las escenas que la Lindberg nos brindó... Son gratis.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...