miércoles, 20 de julio de 2011

MONIQUE VAN DE VEN... DELICIA HOLANDESA

La holandesa errante es una mujer atómica en toda regla. Hoy casi nadie se acuerda de la impresionante e irresistible actriz que saltara a la fama tras aquel exitoso y premiado film erótico de Paul Verhoeven, DELICIAS TURCAS (Turks Fruit, 1973); el director de Los Señores del Acero también la requirió para otra película suya: Keetje Tippel (1975), un drama de época con Monique explotando todo su poder sexual en pantalla (no en vano el argumento adapta las memorias de una prostituta del siglo XIX). Ambos films, que gozaron de cierto prestigio crítico en su momento, por ratos tan escandalosos como aburridos, encierran sus mayores aciertos (dejemos a un lado la calidad fotográfica... que la tiene) en la presencia y el protagonismo de la siempre excitante y magnética Monique Van de Ven. Sin salir de su país rueda indiscriminadamente y a todo trapo films de toda índole, pero sería en 1986 cuando volviese a sonar su nombre gracias al drama bélico El Asalto (De Aanslag, Fons Rademakers), una cinta muy considerable que pasó desapercibida entre nosotros pese a obtener el Oscar al mejor film extranjero. Al año siguiente participa en el thriller de acción AMSTERDAMNED, MISTERIO EN LOS CANALES, del director holandés Dick Maas (El Ascensor; The Lift, 1983). Un film servido con descaro, e imaginación (un asesino operando desde los canales de Amsterdam), apoyado en varios géneros (sin escrúpulo alguno), y que a la postre resulta divertido siempre y cuando sepa interpretarse debidamente. Y aquí le perdí la pista a la potente Monique. Parece ser que al final consiguió entrar en el Hollywood más B (Píntalo de Negro; Paint it Black, de Tim Hunter 1992) y seguir trabajando en devaluadas producciones fantaterroríficas holandesas de cine (La Secta del Mal, 1992) o TV., para con la entrada del nuevo siglo terminar dirigiendo sus propias películas (Zomerhitter, 2008). Incluso el paso del tiempo parece no haber hecho mella en la bella actriz. Nosotros queremos recordarla como lo que fue y como lo que todavía es. Una delícia -holandesa- de mujer, un bombazo de hembra. Actrices como Van Monique (acentúese mucho, y eroticamente, la "i") serán siempre bienvenidas en esta casa.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Prdazo de mujer ! a esta holandesa la conocí en Mallorca donde era la azafata
del ex boxeador ex campeón del mundo
de los pesos pesados Muhammad Alí que por
entonces era mago y hacia juegos de magia
en un casino ,ademas Monique Van de Ven
era la amante de este icono del deporte
llamado Muhammad Alí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...