viernes, 26 de diciembre de 2008

-EL BAUL DE LOS RECUERDOS.( Aquellas maravillosas series )

Sin olvidarnos del tema musical (La Edad de Oro, Musical Express, La Bola de Cristal, Aplauso... que aparcaremos para otra ocasión), de los dibujos animados (SuperRatón, La Hormíga Atómica, Correcaminos...), o de programas de entretenimiento (sobretodo El Hombre y La Tierra), retrocedamos a los tiempos de la carta de ajuste, los rombos de advertencia (que de mantenerse hoy, los tendrían hasta Barrio Sesamo), el cierre de madrugada y a esa época en la que bastaban dos canales de televisión para constatar que la calidad no se mide por la cantidad, además de recordarnos lo rápido que pasa el tiempo y lo mucho que han cambiado las cosas....No se trata ahora de contrastar épocas, y menos de hablaros de vulgaridad, precariedad o prevalicación de la tv actual, de un médio a mi entender tan desaprovechado. Se trata a de recordar tan sólo algunas de las series que marcaron el camino a seguir, y sobretodo mi infancia y adolescencia... refrescar un poco la memoria de nuestra -aunque no lo parezca- jóven televisión. Mencionarlos todos sería un ejercicio que llevaría tiempo y paciencia (cosas de las que no dispongo), así que me detendré en aquellos que causaron en mí mayor admiración y con el paso del tiempo... respeto y nostálgia.
Canal Abundancia. Peques y Traviesos
Descubrimos a "Los Munster" (antes había sido a "La Pandilla") gracias a Lolo Rico y su Bola de Cristal. Eran de esos programas cortos (apenas media hora, sin interrupciones) enfocados a los más jóvenes, éstos llegaban tardíos del otro lado del atlántico al igual que Barrio Sésamo -el único e irrepetible programa educativo y divulgativo de por aquel entonces-, como tantos otros (Teleñecos, Frawell Rock..). Pero los europeos también ofrecieron lo suyo: del norte lleno de frío apareció la primera niña punkie que pateaba los traseros de la autoridad, Pipi Calzaslargas... Pipi Lastrum, Pipilota para los niños soy... De centroeuropa llegó Orzowei de la selva con lanza y leotardos, y una serie emocionante que me tenía enganchado y que hoy vagamente recuerdo: Dentro del Laberinto (Foto izda.). Inglaterra no solo surtía de buena música al mundo por aquel entonces. En lo que a comédia se refería (antes de los americanos y sus comedias de situación tipo Cheers, Con Ocho Basta...o al mismo tiempo que mis preferidas las supergeniales Los Héroes de Hogan y M.A.S.H,) eran los británicos los que nos mataban a la risa con El Superagente 86, Los Roper, (algo más tarde "los Jóvenes", "La Pandilla basura", "La Víbora Negra"...pues de Monty Python's Flying Circus yo no disfruté hasta hace poco) o el salído de Benny Hill y su show mujeriego y machísta que recuerdo veía con mi viejo -cosa que por el contrario que nunca más volvió a darse- sin olvidarnos de otras míticas series (móla más la palabra "seriales") como la ciencia ficción kitsch de ESPACIO 1999, o la psicodélica "EL Prisionero" ¡¡imposible escapar a la esfera blanca!!... que tanto nos hacían disfrutar.
Series: acción, aventuras, Detectives... y dramas
A media tarde, perturbando la siesta de mi viejo, cerraba las contras de la ventana del comedor (no tenía persianas) y me sumergía en el mundo de los sueños... nada como EL GRAN HÉROE AMERICANO para pasar un buen rato. Podía cazar un tigre de Bengala cual Sandokán, ser un pasajero que huye de la Tierra en la nave de combate Galáctica (Bug Rogers también molaba), vivir en la "Casa de la Pradera", conducir a Kit el Coche Fantástico, tomarme unas "Vacaciones en el Mar", formar parte de un "Equipo A", tanto como temer a la maquiavélica Angela Channing en su villa de Falcon Crest...reíros, reíros... pero así como ahora tragamos (o tragan..) cualquier contenido que emitan en nuestro televisor nosotros tragábamos sin distinción todo lo que el medio televisivo nos ofrecía. Tengo visto por la mirilla de la puerta las series que los mayores no dejaban vernos( "Raíces" con el esclavo Kunta Kinte, el cura de "El Pájaro Espino", la melodramática paria "Cañas y Barro", "Hombre Rico, Hombre Pobre", ...) . En clase solían comentar los episódios de la noche anterior de "Los hombres de Harrelson", "Starsky & Hutch", "Baretta", "Colombo", "Kojak", "Shogum", "Los Angeles de Charlie" (¿porqué rayos querría yo ser Charlie si apenas se le ve de espaldas?) series que recuerdo se veían y vivían con auténtica devoción -particularmente las veces que tenía posibilidad, pues generalmente a las diez de la noche nos íbamos a la cama- , y no entendía como los padres de mis compañeros dejaban que las viesen si tenían dos rombos (en misa el cura solía precaver a sus fieles de éso mismo) y que yo muchas veces no podía rememorar ni comentar en clase. Cosa aparte fue, la que recuerdo como todo un boom mediático allá por 1985, la serie de invasores por excelencia "V" con la tremenda morenaza Diana como mayor reclamo ¡¡cómo me ponía la lagarta!!...
Canción triste de Hill Street. "Tengan cuidado ahí afuera..."
Termino esta breve hemeroteca TV, con la fantástica serie "seria" norteamericana CANCIÓN TRISTE DE HILL STREET. Desde su preciosa sintonía del comienzo, al elenco de tipos raros, maleantes, prostitutas, chivatos, pólis íntegtros y corruptos (personas sin más) y abogadas elegantes y atractivas (Foto izda. actriz protagonista de "Hotel", otra serie menor que también tragué). Personajes bien retratados (el que fumaba en pipa, el cobarde compañero del loco que se disfrazaba...) y una serie sin duda alguna pionéra de todas las buenas y malas series actuales -de las que pronto hablaré (me refiero a las buenas)- y que dejaron profunda huella en mi memória y créo que en todo aquel que tuvo el placer de visionarla.
Continuarémos....

7 comentarios:

fuser_punk dijo...

Qué razón tienes Gary al decir que la Tv de hoy día está tan desaprovechada. Jamás se tuvo tanta oferta de canales y basura a partes iguales. Poca Tv veo hoy día, de hecho, mi conexión a internet paga las consecuencias de la carencia de buen cine o buenas series que llevarse a la retina.

gary tormento dijo...

Saludos Fuser. Es verdad, qué buen invento esto de la red, si hay alguna serie buena o programa de cualquier país del mundo ya ni esperas a que llegue aquí (si llega, caso de Carnivale) simplemente vas y te la bajas sin tener que esperar cada semana, pudiendo verla toda del tirón ¡y sin la odiosa publicidad!... Pronto haré una lista de mis series preferidas más allá de Los Soprano. Estáte atento.

Fuser dijo...

Jeje, muy cierto, quién le iba a decir a "John Connor" que iba a protagonizar una serie de culto!
Por otra parte, el mundo de las series creo que está aún -si cabe- más maltratado por la vena comercial que el cine. Auténticas obras maestras se ven olvidadas en estanterías y oscuros almacenes al poco de despegar. Tal es el caso, no sé si la conocerás, de "Vientos de Agua", una serie del gran cineasta argentino Campanella... y como ésta, infinidad más.

Un saludo!

gary tormento dijo...

No tenía ni idea que el hijo de Sara Connor fuese protagonista de una serie (ni me extraña) ¿De verdad es una serie de culto? uhhmmm...La serie argentina que citas tampoco me suena pero si va de la inmigracion y de los años 30 como me informé, puede que esté bien. Eso necesitamos, temas novedosos y arriesgados (aunque se corra el riesgo inevitable de que salgan clones y mediocridades aprovechando los booms comerciales). Lo que díces de la comercialidad es muy cierto, "perdidos", "Heroes", "Prison Break"..¡son un engaño! ¿Calidad? Ninguna. Series para adolescentes, que cambian los guiones según el interés del público, tratando al final de cada temporada de rizar el rizo enmarañando el guión cada vez más, repitiendonos en cada episodio lo que sucedió en el anterior.. temporadas y temporadas acabando por perder todo atractivo (si es que lo tienen), sin un final claro (para mí una buena serie por mal que me sepa tiene que tener un final, cuantos menos capítulos mejor)...Bueno ya sábes..

Fuser dijo...

Concuerdo contigo, esas series que ahora "triunfan" en TV -lo pongo entrecomillado, porque triunfan "de aquella manera..."- se acercan peligrosamente al culebrón amarillo más que a una serie decente. Pero es comprensible si lo analizas desde el punto de vista de a qué público, como bien dices, van dirigidas. Por otra parte, es cierto que unos pocos capítulos bien estructurados son ley en los cánones que rigen una buena serie. "Vientos de Agua" incluso acierta en esto, al contar con tan sólo 13 episodios, enmarcados en una única temporada: chapeau!
Feliz 2009 ;)

Homo Insanus dijo...

La carta de ajuste es la gran olvidada de la televisión actual. Qué paz sería volver a verla de madrugada, en vez de los timos de teléfonos y sorteos.

Yo a veces me quedaba un rato oyendo la música (sobre el año 87, 88 les dio por acompañar de música la carta de ajuste, o de RNE).

Saludos.

gary tormento dijo...

Lo mismo pienso. La programacion de madrugada apesta, horas y horas desaprovechadas. Todavía siguen pensando que los telespectadores de esa franja horaria son escoria o que deben ser subnormales o yo que se..lo dicho una pena

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...