martes, 30 de diciembre de 2008

-(IN)CULT MOVIES: LA ESCALERA DE JACOB.

Un Moribundo en Nueva York.
Es una película que trata de aclarar cosas. Las cosas que le pasan a su protagonista Jacob Singer(Tim Robbins), un joven al que vemos al inicio de la película caer herido en la jungla vietnamita, que tal vez vea pasar su vida, sus miedos y pesadillas, o lo que pudo ser su vida y esos temores, por delante de sus ojos o por el interior de su mente mientras es conducido al hospital. Al final poco queda claro. A él lo vemos morir en la camilla, pero ¿todo éso ocurrió de verdad?... o ¿es fruto de su imaginación?... ¿Qué sabemos de la conspiración? ¿y del resto de su batallón?...
Thriller, Terror, Misticismo, Fantasmas, Misterio, Bélico... LA ESCALERA DE JACOB (Jacob's Ladder. 1990. Adrian Lyne), es una brillante, rara, filosófica y angustiosa película que más que sujetarse al guión de Joel Rubin (el mismito cursi de "Ghost") está tratada como un viaje psicodélico -o espiritual si nos ceñimos al metafórico título que al igual que en el Infierno de Dante representa esa espiral que desciende hasta los infiernos- un viaje incómodo y grotesco y por descontado terrorífico.
La verdad es que no me esperaba una péli así de buena del videoclipero director de "Atracción Fatal" y "Nueve Semanas y media". El inglés sorprendió con esta historia (con lo difícil que es mezclar géneros) cinematograficamente oscura en la que juega con la realidad de su personaje principal magníficamente interpretado por un Robbins en estado de gracia (por esa época rodó "El juego de Hollywood", "Ciudadano Bob Robers", "El Gran Salto","Erik el Vikingo","Cadena Perpetua"...) donde apenas podemos esperar algo o confiar en nada y en la que todo es inesperado. Recuerdo ir al estreno con dos amigos y pasarnos todo el viaje de vuelta (20km.) discutiendo y desmembrando la película sin llegar a entendernos del todo, cuando parecía que coincidían nuestros puntos de vista algún detalle inadvertido de uno tiraba al traste la teoría del otro (si bien distinta eso mismo nos ocurrió por ejemplo con "El Corazón del Ángel"). Eso amigos es la mejor defensa que puede tener una película. Diferentes lecturas y muchas más preguntas que respuestas.

3 comentarios:

Fuser dijo...

Hay películas -esta que mencionas no la llegué a ver, pero está ya en mi lista personal- que hacen que merezca la pena pagar mil de las antiguas pesetas por dos horas de butaca. Las que te hacen pasar días maquinando qué es metáfora y qué es explícito, qué quiso decir el director con aquel encuadre, o el guionista con ese diálogo. No recuerdo la última que vi de éstas...

Saludos!

kaiserxoze dijo...

oscura y psicodélica a partes iguales, es un film que hay que visionar en su momento adecuado porque te puede dejar de vuelta y media. La escena de la fiesta en la que ve como una criatura infernal se folla a su mujer es de las que no se olvidan facilmente. El puto Vietnam de nuevo...el horror.

Homo Insanus dijo...

Ueps! la tengo original en vhs y dvd, es una de pelis fetiche y de lo mejorcito (en mi opinión) que ha hecho Adrian Lyne.

Sí, contiene grandes momentos, como el que comentas, Kaiser.Ay, esa Elizabeth Peña y sus tetitas pequeñas, XDD.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...